Archivo de la etiqueta: #trump

Trump vs Biden: 5 gráficos que muestran las contradicciones de la primera economía del mundo


Anuncios

Es el país más rico del mundo. Su economía, que representa casi un cuarto de la producción global de bienes y servicios, genera la exorbitante suma de US$21,4 billones al año.

Y aunque la economía china ha crecido a toda velocidad durante las últimas décadas y se acerca cada vez más a la estadounidense, aún está en segundo lugar en relación al tamaño del Producto Interno Bruto (PIB).

En el ranking de la riqueza per cápita, Estados Unidos mantiene el primer lugar dentro del G7, el club compuesto por siete de las economías más poderosas del mundo, donde además participan Alemania, Canadá, Francia, Reino Unido, Italia y Japón.

Y dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, formada por 37 países, Estados Unidos ocupa el quinto lugar en la lista de naciones con mayor riqueza por habitante, solo superado por Luxemburgo, Irlanda, Suiza y Noruega.

Esa enorme riqueza no siempre se traduce en una mejor calidad de vida para su población y esa es, precisamente, una de las grandes contradicciones de esta potencia.

Aunque es el país con la mayor cantidad de multimillonarios del mundo, tiene un nivel de pobreza que afecta al 10,5% de la población, según la última cifra oficial de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Y si bien los ingresos de las personas han crecido en las últimas cuatro décadas, también lo ha hecho la brecha entre los más ricos y los más pobres.

La desigualdad de ingresos ha aumentado más en Estados Unidos que en ningún otro país desarrollado desde 1980″, señala el último Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

A continuación presentamos 5 gráficos que muestran el bajo desempeño de EE. UU. en relación a otros miembros de la OCDE.

1. Baja expectativa de vida

Ubicado entre Estonia y República Checa, Estados Unidos ocupa el lugar 28 en el índice de expectativa de vida al nacer, con un promedio de 78,7 años.

Esperanza de vida

La expectativa de vida es uno de los indicadores más utilizados a nivel internacional para evaluar las condiciones de salud de un país, pero también refleja el estado de su economía.

“Una mejor medición del éxito de un país que el Producto Interno Bruto es la esperanza de vida saludable”, le dice a BBC Mundo Andrew Scott, profesor de Economía de la universidad británica London School of Economics y cofundador de The Longevity Forum.

“Es importante disminuir la brecha de expectativa de vida entre ricos y pobres”, que en Estados Unidos es de alrededor de 15 años, apunta.

Una de las causas más importantes de este fenómeno es el aumento en las muertes por sobredosis en el consumo de drogas, explica Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Universidad Virginia Commonwealth, en diálogo con BBC Mundo.

También influyen otros factores como el suicidio y las muertes relacionadas con el consumo de alcohol, hipertensión, diabetes y obesidad.

“Las muertes han aumentado principalmente en las zonas donde la gente ha perdido sus trabajos”, dice Woolf, que destaca que la pobreza es el factor que más contribuye a que los estadounidenses vivan menos que las personas en otros países desarrollados.

2. Alta mortalidad infantil

El país más rico del mundo ocupa el quinto lugar entre las naciones con mayor mortalidad infantil de la OCDE.

Este índice se calcula como el número de muertes de bebés menores de 1 año por cada 1.000 bebés que nacen vivos.

Mortalidad infantil

La mortalidad infantil en EE. UU. ha disminuido en los últimos 25 años, señala Tiffany Colarusso, líder del Equipo de Salud Infantil de la División de Salud Reproductiva de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés.

Pese a que es una buena noticia, en los estados donde el nivel socioeconómico es más bajo y las madres tienen peores condiciones de salud, el problema se mantiene.

“Hay significativas disparidades raciales”, explica Colarusso en diálogo con BBC Mundo.

De hecho, la mortalidad infantil es casi el doble en bebés negros que en bebés blancos.

Nancy Swigonski, profesora del Departamento de Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, considera que la tasa de mortalidad infantil sigue siendo demasiado alta.

Por eso, apunta, “es clave enfocarse en las determinantes sociales de la salud para disminuir la mortalidad infantil”.

En cuanto a las mediciones que hace cada país para determinar este índice, es importante decir que no todos los países registran como “nacidos vivos” a los bebés muy prematuros con bajas posibilidades de vivir, algo que influye en los cálculos a nivel estadístico, señala la OCDE.

3. Alta desigualdad de ingresos

Después de Chile, México y Turquía, Estados Unidos es el cuarto país con el mayor nivel de desigualdad de ingresos, según los datos publicados por la OCDE, utilizando un Índice de GINI elaborado por el propio organismo (que difiere del GINI oficial de cada país).

Bajo este indicador, el 0 es la completa igualdad entre los distintos sectores de la sociedad y el 1 corresponde a la máxima desigualdad.

Desigualdad de ingresos

La OCDE elabora su propio GINI con el fin de hacerlo comparable a nivel internacional.

Más allá de cómo se mide, los datos oficiales de la Oficina del Censo de EE. UU. arrojaron que la desigualdad de ingresos llegó a su máximo nivel en más de 50 años en 2018.

“La desigualdad ha empeorado progresivamente”, dice Brielle Bryan, profesora de Sociología de la Universidad de Rice, Texas, en diálogo con BBC Mundo.

Esto se explica, agrega la académica, porque el ingreso de los que están en la cima de la pirámide se disparó gracias a políticas como los recortes de impuestos a las personas más ricas y el estancamiento del salario mínimo a nivel federal.

Mark López, investigador del centro de estudios Pew, plantea que el alza de la desigualdad también se debe a factores estructurales de largo plazo como la globalización, el declive de los sindicatos, la educación y los cambios tecnológicos.

En el lado de los economistas más conservadores suele primar el argumento de que las personas pobres están en esa posición porque no han aprovechado las oportunidades que provee el sistema y no han hecho lo suficiente para prosperar.

Otra arista del debate tiene relación con la desigualdad de la riqueza (que es distinta a la desigualdad de ingresos porque incluye todos los bienes que posee una persona).

En ese sentido, datos de la Reserva Federal de EE. UU. arrojan que la fortuna de las 50 personas más ricas del país es equivalente a la de los 165 millones más pobres.

4. Alta pobreza relativa de ingresos

Estados Unidos es un país con muchos recursos económicos pero, paradójicamente, ocupa el primer lugar en el índice de pobreza relativa de ingresos que utiliza la OCDE.

Esta medición -que es distinta a la que usa cada gobierno para determinar el porcentaje de pobres en su país, o la que usan otros organismos como el Banco Mundial- considera pobres a las personas que viven con menos de la mitad del ingreso medio de su país.

Pobreza

Siguiendo esa definición, la pobreza relativa de ingresos de EE. UU. se dispara a un 17,8%, mientras que el promedio de la OCDE es de 11,7%.

“El nivel tan alto de pobreza relativa de Estados Unidos está influido por la gran desigualdad que existe en el país”, le dice a BBC Mundo Michael Forster, economista de la División de Políticas Sociales de la OCDE.

La otra cara de la moneda es que, con la metodología que usa la Oficina del Censo de Estados Unidos, la tasa de pobreza en el país fue de 10,5% en 2019, la más baja de las últimas décadas.

Un récord positivo, sin lugar a dudas, pero que no cambia el hecho de que la riqueza sigue altamente concentrada.

5. Deficientes resultados en educación

En uno de los indicadores más utilizados a nivel internacional para comparar el rendimiento escolar entre países, la Prueba PISA de Matemáticas, EE. UU. no resulta bien parado.

Ocupa el séptimo lugar entre los países con peores resultados.

PISA

Nathan Driskell, director asociado de Análisis de Políticas y Desarrollo del Centro Nacional de Educación y Economía (NCEE, por sus siglas en inglés), le dice a BBC Mundo que en algunos casos el desempeño de los estudiantes llega a ubicarse dos y hasta tres años por detrás de sus pares.

“Muchos países que invierten menos en educación que EE. UU. nos superan”.

Eso se debe, señala Driskell, a que el país “no tiene un sistema de educación efectivo”, donde las distintas partes funcionen de manera coordinada.

El problema es que “los programas altamente efectivos llegan a muy pocos estudiantes”.

En definitiva, agrega el experto, hay escuelas que destacan por su excelencia, pero no representan a la gran mayoría del país.

Miyako Ikeda, analista senior de la Dirección de Educación y Competencias de la OCDE, explica que tal como ocurre en varios países, “los estudiantes con desventajas socioeconómicas en Estados Unidos obtienen un desempeño inferior”.

Específicamente en matemáticas, “el 16% de esa variación en el desempeño se puede explicar por las diferencias en el estatus socioeconómico”, agrega.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Un futuro incierto

Aunque en las últimas décadas ha aumentado la desigualdad, persisten las tensiones raciales y muchas personas protestan por el alto costo de la salud y la educación, Estados Unidos es un país que a lo largo de su historia se ha destacado por ofrecer oportunidades laborales.

Los niveles de desempleo se han mantenido bajos, llegando en 2019 a solo el 3,7%, un indicador que lo deja en una excelente posición respecto a otros países.

Y pese a que los niveles de protección laboral son inferiores a los que existen en varios países de la OCDE, la idea de conseguir un empleo o montar un negocio para prosperar económicamente gracias al trabajo -que es la base del “sueño americano”– sigue atrayendo a miles y miles de personas que no tienen esas mismas oportunidades en otras partes del mundo.

Sin embargo, la concentración de la riqueza sigue siendo la gran contradicción del país más rico del mundo.

Habrá que ver cómo la pandemia de coronavirus afectará los indicadores de Estados Unidos en relación a otros países y cómo se escribirá un nuevo capítulo de su historia a partir de los resultados de las próximas elecciones presidenciales.

Fuente: BBC Mundo

Golpe para Trump: la OMC declara que los aranceles de Estados Unidos a China violan las normas comerciales


Anuncios

La Organización Mundial del Comercio declaró que los aranceles estadounidenses a los productos chinos violan las reglas internacionales, lo que socava la guerra comercial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra Pekín, que ha significado la imposición de aranceles por parte de Washington a más de 550,000 millones de exportaciones chinas.

Este martes, un panel de tres expertos en comercio declaró que Estados Unidos violó las reglas internacionales cuando impuso aranceles a los productos chinos en 2018.

Si bien el fallo refuerza las afirmaciones de Pekín de que la guerra comercial de Trump eludió las reglas de la OMC, Washington puede vetar la decisión presentando una apelación dentro de los próximos 60 días. Esto se debe a que la Administración Trump ya ha paralizado al órgano de apelación de la OMC, una táctica que ha vuelto ineficaz al principal árbitro comercial del mundo.

La disputa se centra en el uso por parte de la Administración Trump de una ley comercial estadounidense de la década de 1970 para lanzar unilateralmente su conflicto comercial contra China en 2018.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

China alegó que los aranceles violaban la disposición de trato de la nación más favorecida de la OMC porque las medidas no proporcionaron el mismo trato arancelario que Estados Unidos otorga a las importaciones de todos los demás miembros de la organización comercial. China también alegó que los aranceles violaron una norma clave de solución de diferencias que exige que los países primero busquen el recurso del órgano de solución de diferencias de la OMC antes de imponer aranceles de represalia contra otro país.

Los aranceles estadounidenses contra China fueron autorizados en virtud del artículo 301 de la Ley de Comercio de 1974, que faculta al presidente para imponer aranceles y otras restricciones a la importación cada vez que un país extranjero imponga prácticas comerciales desleales que afecten el comercio estadounidense. El Gobierno de Trump ha afirmado que los aranceles estadounidenses eran necesarios para enfrentar las violaciones generalizadas a los derechos de propiedad intelectual y las políticas de transferencia forzada de tecnología por parte de China.

Aunque el uso de la Sección 301 no tiene precedentes, la disposición quedó inhabilitada en la década de 1990 después de que Estados Unidos acordara seguir primero el proceso de solución de diferencias de la OMC antes de desencadenar cualquier medida comercial de represalia de acuerdo con la Sección 301.

Fuente: Economiahoy.mx

Las claves del programa de Trump para “reconstruir” la economía de EE.UU.


Anuncios

Cuando la economía de Estados Unidos está en mínimos históricos, el presidente Donald Trump buscará la reelección con un plan que tiene tres ejes principales: estimular el empleo nacional, mantener la reforma fiscal y aumentar el gasto en infraestructura.

En caso de ser reelegido, Trump, quien será proclamado candidato presidencial en la Convención Nacional republicana de esta semana, deberá gestionar la recuperación económica de EE.UU. después de una pandemia global que ha llevado al desempleo a niveles no vistos desde la Gran Depresión, una gran crisis financiera mundial que se prolongó durante la década de 1930, en los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Para ello, el virtual candidato republicano a la Presidencia pretende potenciar la industria y los productos ‘hechos en EE.UU.’ y continuar con una política proteccionista, lejos de los grandes acuerdos comerciales y la diplomacia que ha dominado la esfera estadounidense.

Estas son las claves del programa económico de Trump:

Recuperar terreno perdido en empleos

La economía de EE.UU. creó unos 6,6 millones de empleos durante los primeros tres años de la Presidencia de Trump, un dato en línea con la situación económica del país hasta la llegada de la pandemia del coronavirus, que ha destruido gran parte de esos puestos de trabajo.

‘El presidente está ayudando a los trabajadores estadounidenses mediante la expansión de los programas de aprendizaje, la reforma de los programas de capacitación laboral y uniendo a empresas y educadores para garantizar una instrucción en el aula de alta calidad y capacitación en el trabajo’, dice la Casa Blanca respecto al manejo de los empleos por parte de Trump.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

La idea del gobernante para recuperar ese terreno perdido pasa por estimular la creación de empleo mediante una gran inversión pública en infraestructura, una medida valorada en unos dos billones de dólares y con apoyo bipartidista en el Congreso.

Para proteger el empleo nacional, Trump ha tomado también varias medidas migratorias que han afectado a trabajadores extranjeros, como revocar el derecho a trabajar a los cónyuges de los titulares de visados H-1B, o congelar la emisión de nuevas tarjetas de residencia (conocidas como ‘green card’) durante mayo y junio de 2020.

Estas medidas abren la puerta a posibles futuras acciones que potencien el trabajo entre los estadounidenses, en detrimento de los foráneos que residen en el país.Alargar la reforma fiscal

En la propuesta de presupuesto de febrero de este año, el Gobierno de Trump avanzó que se extenderá la reforma fiscal sobre rentas individuales incluida en la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos, que expirará en 2025.

Esta legislación implica, entre otros aspectos, la rebaja del impuesto que pagan las empresas del 35 por ciento al 21 por ciento, y en menor medida para los trabajadores.

El recorte de impuestos supone agregar en los próximos diez años unos 1,5 billones de dólares a la deuda pública, que actualmente ya supera los 20 billones de dólares, según datos de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO), algo que el mandatario consideró en su momento que se equilibrará con el impulso generado en la economía.

Sus previsiones de crecimiento se han visto muy afectadas por el coronavirus y las últimas estimaciones de la Reserva Federal (Fed) dibujan un oscuro panorama, con una contracción económica del 6,5 % para este año y una tasa de desempleo que rozará el 10 %.Poco interés en el comercio internacional

Bajo el lema de ‘Estados Unidos primero’, Trump ha dado la espalda a gran parte de sus socios comerciales externos durante su mandato.

La guerra comercial con China, de hecho, ha sido pieza central de la política comercial de Trump, en la que ha demostrado que sancionará a aquellos países con los que Estados Unidos tiene un alto déficit comercial o la Administración crea que están tratando ‘injustamente’ a las empresas estadounidenses en el extranjero.

En febrero, el déficit comercial del país cayó más de un 12 % debido a una fuerte disminución de las importaciones de bienes provenientes de China y de la Unión Europea, un indicador que también puede ser visto de manera negativa porque Estados Unidos ha sido siempre un país más importador que exportador.

Esa es, precisamente, una característica del país que Trump desearía cambiar si vence en las elecciones de noviembre.

Fuente: EFE.