Archivo de la etiqueta: #saludFinanciera

Criptomonedas, ¿esta vez sí?


Anuncios

La inversión en criptomonedas parece que ha llegado para quedarse. El impresionante rally protagonizado en el último año por la más conocida, el bitcoin —multiplicando por 10 la cotización que tenía 12 meses antes— ha llevado a muchos a preguntarse si esta vez es la definitiva.

Invertir en criptomonedas no es sencillo y conlleva ciertos riesgos, pero cada vez hay más personas interesadas en el tema, entre ellas Elon Musk, el fundador de Tesla y una de las personas más ricas del mundo, que provocó grandes variaciones en la cotización del bitcoin con sus tuits sobre la criptomoneda y con el anuncio de que Tesla había invertido 1.500 millones de dólares en ella.

Cotización Bitcoin en euros. Fuente: Yahoo Finanzas.

Aunque es un mundo todavía desconocido para el gran público y para el inversor medio, hoy en día hasta los bancos centrales hablan ya de este tipo de monedas virtuales y podemos ver acuerdos como el alcanzado por Allfunds Blockchain y ConsenSys (que es la empresa de software de Ethereum, la principal alternativa a Bitcoin) para fomentar el uso de la tecnología blockchain en las actividades de distribución de fondos de inversión y otro tipo de industrias reguladas.

Cotización Ethereum en dólares . Fuente: Yahoo Finanzas.

Además de Bitcoin y Ethereum —o Ether— otras alternativas destacadas entre las más de 7.000 criptomonedas existentes son Ripple, Litecoin, Neo o Dogecoin, una moneda digital cuyo valor también ha subido mucho, siendo citada también por Elon Musk en otro tuit.

A continuación, repasaremos qué son las criptomonedas, cuál ha sido su evolución y qué riesgos comporta la inversión en criptomonedas.

Como nacieron las criptomonedas

Ya en 1983, un criptógrafo llamado David Chaum, doctor en informática por la Universidad de Berkeley (California) ideó un sistema criptográfico llamado eCash, y en 1994 pondría en marcha DigiCash, la primera moneda digital de la historia.

Sin embargo, en esa época el comercio electrónico e internet no tenían nada que ver con el auge que han alcanzado hoy en día, por lo que unos años después, la empresa quebró.

En 2008, bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto (la identidad real se desconoce, no se sabe si es una persona o un grupo de personas), se publicó un artículo en una lista de correo dedicada a la criptografía, describiendo un sistema P2P de dinero digital. Y en 2009 se lanzó el software Bitcoin, creando la red y las primeras monedas con ese nombre.En honor a su creador, cada bitcoin se compone de 100 millones de satoshis, que serían la unidad de cuenta mínima (algo así como los céntimos).

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Blockchain y minería

Para llevar el registro de las transacciones o intercambios monetarios en bitcoins, se utiliza una base de datos distribuida, que almacena la información en bloques dispersos y encadenados, formando una estructura de «cadena de bloques» (blockchain).

Los bitcoins se crean por un proceso llamado «minería» a un ritmo establecido de antemano, predecible y decreciente. Esto provoca que los «mineros» compitan entre sí para producirlos. ¿Qué se necesita para fabricar bitcoins? Ordenadores, especialmente con una buena tarjeta gráfica, ya que hace falta una gran capacidad de procesamiento para calcular códigos.Esto ha llevado a la creación espacios dedicados a la minería de bitcoins, donde miles de ordenadores trabajan sin descanso, especialmente en países donde la electricidad es barata, ya que el consumo de energía es elevado. Por ejemplo, el matemático alemán Marco Streng montó una de miles de ordenadores en Islandia, donde además de energía barata, el clima es frío, consiguiendo que las computadoras no se sobrecalienten.

¿Cuál es el valor de un bitcoin?

En un principio, el bitcoin no valía nada, pero podía llegar a tener valor en la medida en que se aceptase como medio de pago. En mayo de 2010 un usuario de un foro pagó 10.000 bitcoins a otro por dos pizzas familiares. Lo que en aquel momento eran 41 dólares, en marzo de 2021 serían unos 170.000; como curiosidad, cada 22 de mayo se celebra el Bitcoin Pizza Day en conmemoración de este hecho.

En 2018, una persona compró un piso en Tarragona valorado en 550.000 euros por 40 bitcoins, que había recibido por herencia años antes. Cuando los heredó, apenas valían 3.000 euros, pero en marzo de 2021 su valor rondaría los 2 millones.

Las altísimas cotas alcanzadas por el bitcoin y otras monedas digitales han provocado que muchos se planteen cuál es su valor real. Depende de que se acepten como medio de pago y, si lo consideramos como inversión, de lo que los compradores estén dispuestos a pagar por él.

El número de bitcoins es finito, ya que así se definió en su creación —quizás porque si algo es escaso es más probable que tenga valor—, de modo que el límite máximo son 21 millones de monedas. Actualmente hay unos 19 millones, aproximadamente el 90%, pero cada vez el minado es más lento y dificultoso, por lo que se calcula que entre 2030 y 2040 se llegaría al 99%, pero el 100% se alcanzaría alrededor del 2140 (si los «mineros» siguen teniendo incentivos para crearlos).

¿Pueden las criptomonedas ser un valor refugio como el oro?

En los últimos tiempos se ha comparado a algunas criptomonedas como el bitcoin con el oro en su papel de refugio para los inversores en tiempos revueltos. El propio rally alcista del metal precioso en 2020 propicia esta comparación, y la escasez de ambos activos también va en la misma línea.

Cuando hay expectativas de que la inflación va a subir, el oro se convierte en refugio porque en su valor no influye que haya más o menos dinero fiduciario en circulación, o que este valga más o menos; lo mismo sucede en el caso de las criptomonedas, y más si consideramos que hay un límite máximo de ellas, como explicábamos anteriormente para el bitcoin.

Extraer oro es dificultoso y caro, y el transporte y la custodia del metal precioso también lo es. Esto proporcionaría una ventaja al bitcoin como refugio para la inversión, ya que no hay que transportarlo ni guardarlo y se puede transferir inmediatamente a cualquier parte del mundo.

Por otra parte, el oro sí que tiene un valor por sí mismo, ya que se utiliza no solo en joyería, sino también en la fabricación de diversos productos electrónicos (ordenadores, móviles, etcétera), en medicina o incluso en la industria aeronáutica, por sus cualidades de excelente conductividad y maleabilidad.

En cambio, las criptomonedas solo tienen ese valor en función de que sean aceptadas como medio de pago; por ello, la inversión en ellas tiene un alto riesgo añadido, ya que si no tienen esa función, no valen nada.

Anuncios

¿Cómo invertir en bitcoins?

Esta es una diferencia de los bitcoins con otros tipos de inversión, al menos, de momento. No los vas a poder comprar y vender en tu bróker habitual, como si fuesen acciones, para adquirir bitcoins tendrás que darte de alta en una plataforma de trading de bitcoins o exchange, que no se va a responsabilizar en caso de robo o hackeo. Algunas entidades bancarias están comenzando ya a plantear servicios de compraventa y custodia de bitcoins.

Para acceder a la cartera (wallet) y operar con los bitcoins tendremos una clave privada. Si nos olvidamos de la clave de acceso, podemos quedarnos sin nada. Un famoso caso al respecto es el del programador Stephan Thomas, con 7.002 bitcoins, más de 300 millones de euros al cambio actual, que ha perdido la contraseña y ha agotado 8 de los 10 intentos de los que dispone.

Estos datos solo tienen una finalidad informativa y no deben interpretarse como una recomendación de compra o venta. La información facilitada proviene de fuentes públicas.

Singular Bank no se hace responsable: (i) de cualquier pérdida derivada de la utilización directa o indirecta de la información contenida en esta comunicación, (ii) ni del uso que se haga de dicha información. Las decisiones que cada inversor adopte, tanto de inversión como de nivel de delegación y asesoramiento, son su responsabilidad.

Antes de efectuar cualquier contratación, es recomendable informarse legal, regulatoria y fiscalmente sobre las consecuencias de una inversión.

Rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras.

Ninguna parte de este documento puede ser copiada o duplicada de cualquier forma o medio o redistribuida sin el previo consentimiento por escrito de Singular Bank.

Fuente: El blog de SelfBank by Singular Bank.

¿Debo comprar joyas como ahorro e inversión?


Anuncios

En momentos de crisis, las joyas suelen verse como una inversión contra la volatilidad económica, o como un instrumento que se puede vender en caso de necesitar liquidez. Xavier Serbia te explica qué debes tener en cuenta antes de lanzarte a ese mercado.

https://cnnespanol.cnn.com/video/comprar-joyas-como-inversion-ahorro-compra-venta-consejos-dime-xavier-serbia-pkg-cnn-dinero/

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

¿Debo consolidar mis deudas con un préstamo?


Anuncios

Las crisis económicas, o los gastos sin control, pueden hacer que nos ahoguemos en un mar de deudas. Consolidarlas en un solo pago mensual puede ser tentador. Sin embargo, esta no siempre es la mejor opción. Xavier Serbia te explica por qué y te recomienda 3 acciones para llevar adelante antes de usar un préstamo de consolidación. 

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

https://cnnespanol.cnn.com/video/consolidar-deudas-con-prestamo-pago-mensual-consejos-dime-xavier-serbia-pkg-cnn-dinero/

EVALUACIÓN financiera para todo el 2021


Esta pandemia nos ha quitado mucho dinero y es necesario realizar una evaluación financiera para todo el año 2021.

Para realizarte una evaluación financiera, totalmente gratis, clickea el boton verde.

TRES NÚMEROS QUE SON ESENCIALES PARA TU RIQUEZA


Anuncios

¡Hola!

Soy Mark, nuevamente.

Bienvenido a esta sexta entrega de nuestro entrenamiento hacia la libertad financiera.

Mañana cerraremos el entrenamiento con una presentación exclusiva de mi plan de cuatro pasos para que comiences a construir riqueza de manera constante, sostenida y segura.

Desde cero, es decir, sin tener que poner en riesgo ni un centavo.

Y sin importar tu situación actual.

Apenas termine la presentación de mañana, podrás poner en práctica este plan.

Y en un mes ya es probable que veas las primeras diferencias en tu cuenta bancaria.

Pero hoy tengo que hablarte de algo no menos importante en tu camino a la libertad financiera.

Los 3 números mágicos…

Cuando estás casado, hay tres números que te tienes que saber de memoria: la fecha de cumpleaños de tu pareja (18 de octubre, en mi caso), la fecha de aniversario de casados (19 de abril, en mi caso) y cuántos minutos tarda en enojarse (12, en casi todos los casos).

Para manejar una empresa o emprendimiento, por más pequeño que sea, también hay tres números que tienes que saber: el flujo de efectivo neto, el costo de adquirir un nuevo cliente y el valor de tu cliente.

El flujo de efectivo es el ingreso por ventas, el costo de un cliente puede ser lo que gastas en publicidad para atraerlo y el valor del cliente es el dinero que él gastará en lo que tengas para ofrecerle.

Cuando planificas tus finanzas personales también hay tres números que creo que son fundamentales. En este caso, los tres números que tienes que saber son los siguientes:

1- El ritmo al que se gasta el dinero (RGD, por sus siglas en inglés)
2- La cantidad de dinero que tienes que tener en tu fondo para empezar de vuelta o renacer financieramente.
3- La cantidad de dinero que tienes que ahorrar para retirarte tranquilamente sin tener que trabajar.
Si no conoces estos números, será difícil que planifiques tu retiro y casi imposible que te sientas bien acerca del estado de tus finanzas.

Aun así, la mayoría de las personas lucha toda su vida por alcanzar la independencia financiera sin tener ni la más mínima idea de estos números. Como resultado, nunca encuentran la paz mental financiera.

Y esto se aplica tanto para las personas con ingresos muy altos como para aquellas que cuentan con poco dinero cada mes.

En el camino a la libertad financiera y a la riqueza, no es tan importante la cantidad de dinero que se tenga sino cómo se maneja ese dinero.

Por eso, estar en la búsqueda de riqueza sin saber estos números es como manejar en una ciudad buscando un restaurante específico sin tener idea de la dirección: en algún momento se te acabará el combustible.

Por más dinero que tengas, debes conocer estos números si quieres estar realmente tranquilo.

Te voy a mostrar cómo dibujar el camino directo hacia la riqueza, y hacia el retiro tranquilo, con estos tres números.

PRIMER NÚMERO MÁGICO
EL RITMO AL QUE SE GASTA EL DINERO (RGD)
Esta es la cantidad de dinero que necesitas cada año para disfrutar del estilo de vida que quieres.

Es fácil de determinar. Simplemente hay que calcular cuánto estás gastando actualmente cada mes, luego en base a eso calculas cuánto es el total para un año.

Anuncios


También tienes que sumarle a este número los costos anuales de todas las cosas adicionales que quieres tener que no tienes ahora: un viaje por año, por ejemplo (si tienes todo lo que quieres, bien por ti).

Cuando hagas las cuentas, agrupa los gastos en cinco categorías: gastos de la casa (incluidos el mantenimiento y los impuestos), gastos esenciales básicos (incluidos la comida, la vestimenta, la obra social, etc.), educación (si corresponde), entretenimiento (incluidos viajes) y caridad (si corresponde).

No adivines cuánto estás gastando. Adivinar, en mi experiencia, es sinónimo de infravalorar enormemente. Usa tus costos reales del año pasado o del último mes. Una hora o dos con tu registro de transacciones del homebanking te puede ayudar a reconstruir tus gastos.

Vas a ver que te vas a iluminar. Una vez, cuando recalculé mi RGD, me sorprendí al darme cuenta de la plata que estaba gastando en cigarrillos. También me di cuenta de que alteraba mi calidad de vida. Reduje mi consumo a un cigarrillo por día, así que doblemente positivo.

Tu RGD es un número decisivo. Sin él, no puedes hacer ningún otro cálculo para planificar tus finanzas. Tu RGD te dice cuánto dinero necesitas ganar y cuánto dinero puedes ahorrar e invertir.

El RGD de las personas suele variar mucho de acuerdo a la etapa de la vida en la que se encuentre.

La primera etapa suele ser la soltería, los primeros años de vivir solo.

Eso se termina cuando tienes un hijo. La segunda va desde que nace tu primer hijo hasta cuando éste se va y empieza la facultad. Ahí comienzan los gastos de facultad (si se los pagas).

La tercera etapa empieza cuando nadie más depende de ti y sigue hasta la muerte.

Para la mayoría de las personas, la primera etapa tiene la RGD más baja. Eres joven y casi no tienes cargas. Si eres sabio, puedes limitar tus gastos a necesidades básicas y divertirte lo más barato posible (sin ser un miserable).

La segunda etapa, en general, es la que tiene la RGD más alta. Tienes una casa más grande que mantener, más gastos básicos y de entretenimiento y los gastos de la educación de tus hijos. Es posible que también tengas que ayudar a tus padres.

La tercera etapa, tus años como jubilado, tiene una RGD de por lo menos el doble que la de la primera etapa, pero bastante más baja que la de la segunda. Piénsalo, los gastos para un adulto mayor que quiera disfrutar de la vida son altos. Y lo más grave es que en general los ingresos disminuyen bastante para esta etapa. Para disfrutarla tienes que llegar con los ingresos que desees.

SEGUNDO NÚMERO MÁGICO
TU FONDO DE RENACIMIENTO FINANCIERO O SOA
El SOA (por las siglas en inglés de start-over-again) representa la cantidad de dinero que necesitarías si, por alguna razón, te quedas sin ingresos.

Estos días de pandemia y crisis son la clara muestra de que por más seguros que parecieran nuestros ingresos, en algún momento pueden desaparecer.

Piensa en la cantidad de personas que dejaron de percibir ingresos porque no pudieron seguir trabajando en estos días…

Empleados de empresas que cerraron, dueños de comercios, trabajadores autónomos, etc.

Tu número de renacimiento financiero básicamente es el resultado de multiplicar tus gastos RGD mensuales por el número de meses que necesitarías para volver a empezar, más cualquier dinero que necesites para empezar un nuevo emprendimiento (si fueras un empresario o profesional autónomo).

La mayoría de los planificadores financieros recomiendan establecer un “fondo de emergencia” para cubrir gastos durante tres a seis meses. Odio esa idea porque es arbitraria. ¿Por qué seis meses? ¿Y si necesito entre 12 y 18 meses para volver a empezar? Tú tienes que determinar tu número en base a lo que calculas que necesitas para volver a empezar con la mayor tranquilidad posible.

La otra razón por la cual odio esta idea del fondo de emergencia es que casi todo puede ser considerado una emergencia: una cuenta inesperada del dentista, la rotura del eje del auto, un dinero que no pensaste que cobrarías y no te pagaron. Estas no son verdaderas emergencias, sino emergencias para las cuales todos tenemos que estar preparados.

Mi recomendación es que agregues entre un 5% y un 10% a tu RGD anual y lo mantengas en una cuenta separada destinada a gastos que tienes que estar preparado para tener en relativamente poco tiempo (en menos de diez años)

Este es dinero que no puedes perder, por ende, debería ser colocado sólo en inversiones muy seguras como efectivo, monedas de oro, bonos seguros con buena calificación y buenos inmuebles para alquilar (mañana también tendremos un apartado dedicado a inversiones).

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/



TERCER NÚMERO MÁGICO
TU FONDO JUBILATORIO
No es una novedad que el sistema previsional de la mayoría de los países del mundo está quebrado.

En Latinoamérica las cosas no son distintas.

Bastaría que mires cuánto cobra un jubilado en tu país y seguramente verás a lo que me refiero.

Si dependes de la jubilación que te pagará el gobierno, estarás condenado a vivir muy mal, a depender de tu familia o a seguir trabajando hasta la muerte.

El fondo jubilatorio es la cantidad de dinero que necesitas tener para jubilarte con tranquilidad, y se calcula siguiendo cinco pasos fáciles.

Paso 1: Escribe cuánto dinero tienes ahora ahorrado para jubilarte. Este monto debería incluir no sólo tus activos líquidos (tales como el efectivo, las acciones y los bonos), sino también los no líquidos (tales como una propiedad inmobiliaria, algún auto) que planeas vender luego de jubilarte. Puede que no tengas nada en este fondo. Mi consejo es que comiences a tenerlo.

Paso 2: Escribe cuántos años te quedan para llegar a la edad de jubilarte. Si tienes 35 años y quieres jubilarte a los 65, el número es 30. Si tienes 55 y quieres jubilarte a los 65, el número es 10. Hay que ser realistas. Si tu fondo jubilatorio es pequeño ahora, va a ser difícil jubilarte dentro de poco y tener un buen pasar.

Paso 3: El próximo paso es calcular el ritmo al que se gastará tu dinero durante tu jubilación (RGDJ, por sus siglas en inglés), o sea el monto de dinero que necesitarás cada año para tener el estilo de vida que quieres durante tu jubilación.

Una buena forma de hacer esto es comenzar con tu RGD actual y agregarle cualquier “extra” que te gustaría disfrutar. (nuevamente, hay que ser realistas).

Digamos que, por ejemplo, tu RGD actual es de USD 80.000 por año. Para hacer que tu jubilación sea más divertida, vas a querer tener un auto extra, uno deportivo, y unirte a un club de golf. Esto te va a costar unos USD 10.000 más por año. Súmale USD 10.000 a los USD 80.000 y obtendrás USD 90.000. Esto lo digo en base a mi situación, entiendo que la tuya puede ser muy distinta. Pero la idea es clara: qué gastos tienes actualmente, más los que te gustaría tener en el futuro. Las cuentas en dólares ayudan para evitar las distorsiones de la inflación y las diferentes monedas de cada país.

Ahora, réstale a los USD 90.000 todos los gastos que tienes ahora que no vas a tener cuando te jubiles. Estos gastos, en general, son los gastos en que se incurren cuando tienes una familia con hijos. Si esos gastos actualmente ascienden a USD 15.000, le restarás ese monto a los USD 90.000 y tendrás tu RGDJ de USD 75.000 por año.

¿Se entiende?

Paso 4: Réstale a tu RGDJ cualquier ingreso que estás seguro de que obtendrás durante tu jubilación.

Por ejemplo, si estás seguro de que vas a cobrar jubilación del gobierno, averigua cuál será el ingreso anual proyectado que obtengas y réstaselo a tu RGDJ. Puedes hacer lo mismo con la pensión que esperas tener. Además, si piensas trabajar medio tiempo cuando te jubiles, puedes restarle eso también. Si tú o tu familia tienen una propiedad que piensan alquilar, resta también ese ingreso futuro.

Anuncios


Si seguimos con los USD 75.000 de RGDJ, podrías deducir USD 20.000 anuales que puedes esperar obtener de la jubilación y otros USD 5.000 que puedes obtener trabajando en un club de golf dos veces a la semana. Todo eso reduce tu RGDJ de USD 75.000 a USD 50.000.

Lo que buscas en tu fondo jubilatorio es la cantidad de dinero que va a generar tu RGDJ neto luego de los impuestos. Ese número va a depender del retorno sobre la inversión (ROI) que esperas obtener para las inversiones que debes tener en ese entonces, el cual, a su vez, dependerá del tipo de inversiones que uses.

Estos números están basados en las situaciones más comunes aquí en Estados Unidos, pero puedes trasladarlos a la realidad de tu país y tu situación particular y vas a ver que funcionan de todos modos.

Si se te hace difícil hacer los cálculos, te pido que al menos hagas el primero de todos: cuánto necesitas para vivir por año.

Encarar tu camino hacia la libertad financiera será mucho más fácil con ese número en mente.

Mañana, finalmente, te presentaré Mi plan definitivo de generación de riqueza desde cero.

Por nada del mundo te pierdas nuestro último encuentro.

Creo, sinceramente, que es el más importante de todos.

Porque te llevarás herramientas concretas para comenzar a incrementar tus ingresos… lo fundamental en este momento.

Mañana vas a ver cómo todo lo que vimos hasta ahora cobra sentido para encaminarte sin pausa hacia la libertad financiera.

Cuatro pasos que pueden hacer una diferencia muy grande para ti y tu familia.

Me alegra mucho que hayas llegado hasta aquí.

Estoy seguro de que te veré mañana para enseñarte lo que yo mismo hice, y lo que hacen mis lectores en más de diez países, para ser cada día un poco más rico.

Un gran abrazo,

Mark

MI MENSAJE PARA UNA PERSONA DE ALREDEDOR DE 40 AÑOS SIN DINERO


Anuncios

Hola, aquí Mark desde Delray Beach, Florida.

Espero que estés disfrutando del contenido que estamos compartiendo contigo.

Junto al equipo de Inversor Global estamos armando los detalles finales de lo que queda del entrenamiento.

Créeme que es la mejor parte, porque es allí donde verás cómo puedes comenzar a generar diferentes fuentes de ingresos que te ayuden a alcanzar la libertad financiera lo antes posible.

Hoy te escribo para contarte un caso con el que quizás tú y muchas personas en Latinoamérica se sientan identificadas.

Un lector estadounidense del Palm Beach Letter, un newsletter que solía escribir, se contactó una vez para contarme que, si bien había “aprendido mucho”, sentía que no podía aplicar la mayoría de los consejos porque tenía 47 años y un patrimonio neto de tan sólo USD 25.000.

Puede que tú tengas menos o que tengas más, pero esa cifra en Estados Unidos es muy baja para una persona de 47 años.

Así que a mi lector no le interesaban las estrategias a largo plazo. “¿Cómo me voy a beneficiar con el interés compuesto sobre mis ahorros?”, decía. “No quiero llegar al millón de dólares cuando tenga 70. Lo quiero ahora”.

También decía que muchas de las estrategias que le recomendamos son sólo para los ricos:

¿Qué es lo que tiene que hacer una persona promedio? No puede fundar seis empresas en Nicaragua como tú. Hablo de una persona como yo, que gana USD 27 la hora y no tiene horas extras, además tiene deudas.

Desde que comenzamos a publicar el Palm Beach Letter recibimos muchas cartas como esa. Esto me indicaba lo siguiente: primero, que estábamos ofendiendo a algunas personas al decir la verdad. Segundo, hay muchos lectores que tienen pocos recursos financieros y están preocupados por el futuro.

Si tú tienes pensamientos o sentimientos parecidos, este mensaje te va a ser útil.

Estás en la mediana edad. Tu patrimonio neto es escaso. Tus ingresos apenas cubren tus gastos, y esos gastos aumentan cada vez más. Una nueva crisis acecha. Los economistas predicen que va a empeorar. ¿Qué podemos hacer?

Anuncios

¿DEBERÍAS DARTE POR VENCIDO?

¿Deberías abandonar tu sueño de vivir algún día la vida cómoda en el retiro? ¿Deberías aceptar que tu situación económica empeore cada vez más en el futuro? ¿Deberías amargarte e insultar al gobierno por ponerte en esa situación? ¿O deberías asumir la responsabilidad y producir cambios?

La última pregunta era retórica, claro, pero algunas veces me pregunto si la gente realmente entiende las opciones que tiene a mano. Hay cosas de nuestra vida que no podemos controlar, pero lo que sí controlamos es cómo respondemos ante ellas.

Creo, mejor dicho, estoy seguro, de que cualquiera que tenga un nivel de inteligencia normal y una actitud positiva puede alcanzar la independencia financiera en siete años o menos si está dispuesto a trabajar para ello. Sin embargo, también entiendo a la gente que está en la mitad de su vida y llega a fin de mes con lo justo. Parecería que la única opción para alcanzar el éxito financiero es ganando la lotería (ya sea una verdadera lotería o su equivalente en el mercado de valores).

Y, también, cuando escuchas a un tipo rico de Estados Unidos que te dice que puedes convertir USD 25.000 en un millón invirtiendo en acciones, te frustras…

Y cuando habla de lo que él y sus amigos ricos están haciendo, comprando inmuebles para alquilar y fundando empresas en el exterior, es posible que sientas que sus consejos no te sirven.

Si te sientes así, estás equivocado. No tienes que renunciar a tu sueño de alcanzar la libertad financiera. Siempre tienes la posibilidad de cambiar tu vida financiera, pero te va a llevar tiempo y tienes que ser paciente; vas a tener que cambiar tu forma de pensar y sentir acerca de la riqueza. Vas a tener que cambiar completamente tu relación con el dinero. Para hacer estos cambios, tienes que hacer cuatro cosas.

LAS ÚNICAS CUATRO COSAS QUE TIENES QUE HACER

Primero, aceptar el hecho de que tú eres el único responsable de tu situación actual. Antes de reaccionar a la defensiva, lee esta oración una vez más. Nunca dije que eras la causa de tu situación. Dije que eres el responsable.

Causas hay muchas, el lugar de donde vienes, la situación del país, hasta la suerte…

Pero el responsable en este momento eres tú.

Al asumir la responsabilidad de tu situación actual, también asumes la responsabilidad de tu futuro. Sólo tú puedes cambiar tu suerte, nadie más. Cuanto antes aceptes esta realidad, antes dejarás de sentirte enojado y culpable y comenzarás a sentirte poderoso financieramente. Si no lo haces, no podrás avanzar ni un solo centímetro.

Segundo, ponte objetivos realistas. No sabes la cantidad de gente que todavía no es rica y se burla de incrementos pequeños de unos pocos dólares o retornos de 8% o 12% que pueden obtener otras personas con inversiones de bajo riesgo o sus negocios incipientes.  

Mucha gente que todavía no es rica quiere acciones que dupliquen y tripliquen su dinero invertido de la noche a la mañana, ya que sólo de esa forma podrán volverse ricos (según ellos).

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

El camino más largo se inicia con un primer paso. 

Recuerdo que una vez hice una presentación para un pequeño grupo de inversores sobre una inversión que me gustaba, la cual tenía un retorno del 30% anual. Un tipo me interrumpió y me dijo que estaba perdiendo el tiempo. “Salvo que me ofrezcas un retorno de diez dólares por cada dólar que invierta, no estoy interesado”, me dijo. Algunas personas lo aplaudieron.

Cuando escucho comentarios como ese pienso, “pobre desgraciado”. Tiene la mentalidad de una persona pobre que busca una solución como la de la lotería. Si no era financieramente pobre cuando hizo esa observación, estoy seguro de que lo es ahora.

Hay algo que tienes que saber: entre un 10% y un 12%, si hablamos en dólares, es un rango alto para un retorno. Si obtienes un 10% de retorno, duplicarás tu dinero cada siete años y medio. Si obtienes uno del 12%, lo harás en seis años. Te puedes volver muy rico si duplicas tu dinero cada seis años.

Estamos hablando solo de inversiones… no de otros ingresos.

O piénsalo así: Warren Buffett —el inversor más exitoso de todos los tiempos y la tercera persona más rica del planeta—ha obtenido, en promedio, un 19,8% anual sobre sus inversiones durante toda su carrera. Es iluso esperar alcanzar retornos de más del doble que eso.

Lo bueno de ponernos objetivos de inversiones realistas es que puedes ver verdaderamente de antemano cuán rico te podrías volver durante un período de tiempo determinado. Si haces las cuentas y no te convence el resultado, entonces sabes que no puedes alcanzar tu objetivo invirtiendo solamente. Vas a necesitar aumentar tus ingresos.

Por eso, además de controlar las deudas y los gastos, creo que el primer paso que debes dar es conseguir otras fuentes de ingresos además del de tu salario o negocio actual.

Cuantas más fuentes de ingresos tengas, mayor será tu excedente para invertir.

Tienes que darte cuenta de que los millones de dólares se ganan de a cien dólares por vez. A medida que pase el tiempo, miles se convierten en cientos de miles y, eventualmente, en sumas más altas. La regla más poderosa para generar riqueza —a la que dicen que se refirió Albert Einstein— es el interés compuesto.

Pero eso lleva su tiempo. Tienes que estar dispuesto a aceptar esta realidad si quieres que tu vida financiera avance:

La riqueza se acumula gradualmente al principio, pero luego comienza a crecer a la velocidad de un rayo.

Deberías tatuarte esta verdad en la mente para no entrar en pánico por no ser rico todavía.

Solo así podrás mantener la calma para recorrer el camino que te llevará a la riqueza.

Ahora bien…

CÓMO GENERAR RIQUEZA VERDADERA

La tercera cosa que tienes que hacer es entender cómo trabajan los generadores de riqueza. Hoy en día, el público se ve engañado sobre este punto importante cuando leen historias sobre algún empresario de Internet o personas que invirtieron toda su plata en una sola empresa que tuvo un golpe de suerte de miles de millones de dólares.

Son historias geniales, inspiradoras. Sin embargo, no son normales. Por cada persona que se volvió rica así, hay 999 que quedaron en bancarrota haciendo lo mismo. No estoy menospreciando a estos tipos. Eran brillantes e inteligentes, pero también tuvieron suerte. Usarlos como modelos sería como que un chico que vive en la calle decida que va a ser el próximo Tiger Woods o Michael Jordan o Lionel Messi. No es una buena estrategia.

Si no tienes una idea clara acerca de cómo volverte rico, de cómo crear esa riqueza, tienes que saber que lo que necesitas es dinero en efectivo entrando a tu cuenta mes tras mes además del que ya recibes habitualmente.

Anuncios

EL ÚNICO FACTOR MÁS IMPORTANTE

La cuarta cosa que tienes que hacer es reconocer que tu ingreso neto invertible (el monto en efectivo que tienes luego de cubrir tus gastos y de ahorrar) es el factor más importante a la hora de determinar cuán rápido te volverás rico. Me puedo aventurar a decir que nunca leíste un newsletter que diga algo así, pero es necesario decirlo. Es simple, nunca te vas a volver rico invirtiendo si no inviertes suficiente dinero.

Repito, te voy mostrar cómo darte cuenta de cuánto dinero necesitas para alcanzar tus objetivos.

Si descubres que no tienes ingresos netos invertibles suficientes, no te preocupes.

Recuerda lo siguiente…

El mundo de la riqueza está gobernado por las dinámicas universales: la oferta, la demanda, el patrimonio, la avaricia, etc. Estas dinámicas son tan viejas como la civilización humana. Ganar el juego de la generación de riqueza se trata de reconocer y explotar estas dinámicas, no de negarlas.

No es divertido darte cuenta de que, en la mitad de tu vida, no has adquirido la riqueza que querías. Aun así, la buena noticia es que tu pasado no tiene que ser el prólogo de tu futuro, salvo que así lo permitas. Puedes cambiar tu suerte hoy haciendo estas cuatro cosas que te dije.

Voy a ser un poco más específico:

  • Acepta que tú eres el responsable de tu futuro. Evita quejarte, criticar o condenar. Si quieres que te ayudemos a alcanzar tus objetivos, entonces confía en nuestras recomendaciones y aplícalas. Deja de dudar de ellas y de negarlas. Ten fe.
  • Deja de lado la idea tonta de que te tienes que volver rico “ya”. Siéntete feliz si ganas un 8% o 12% más de lo que recibes habitualmente. Te tienes que dar cuenta de que si ganas esos porcentajes, estarás mejor que el 99% del resto de la gente. Aprovecha el gran impacto que esto tendrá en tu riqueza con el paso del tiempo.
  • Empieza a colocar tus ganancias según el sistema de tres baldes. Con cada pago que cobras, primero cubre tus gastos necesarios (cuentas, hipoteca, alquiler, salud, etc.). Luego, deposita una suma en una caja de ahorros, y otra parte inviértela. Sólo después de eso, es decir después de haber “pagado todo”, decide cuánto dinero vas a gastar en cosas no necesarias.
  • Deja de quejarte de ganar poco por tener un sueldo promedio. Eso es mucho más de lo que gana mucha gente. Comprométete a generar un segundo ingreso. Haz un conteo honesto de la cantidad de horas que gastas mirando televisión o haciendo cualquier otra actividad improductiva. Destínalas a generar riqueza. Deja de victimizarte. Conviértete en un héroe financiero.

Puedes aprovechar para repasar el contenido que compartimos hasta ahora.

Está disponible en esta misma página.

Un fuerte abrazo,

Mark

CUÁNTO DINERO NECESITAS PARA SENTIRTE RICO


Anuncios

LA IMPORTANCIA DE MANTENER EL BALDE DE GASTOS LO MÁS PEQUEÑO POSIBLE

Ayer Mark nos contaba de su esquema de los baldes dorados para organizar su dinero.

Seguramente recordarás el pozo, el balde de gastos, el de ahorro y el de inversiones.

Hablemos un poco de cómo controlar nuestro balde de gastos nos puede acercar a la riqueza.

Como viste recién en este video de Mark, no importa cuán rico seas, el número en sí no es importante.

Mark se sintió rico cuando en su juventud ganó por primera vez US$ 7 mil sin hacer nada.

Ahora probablemente gane eso por hora.

Pero cuando todavía no era rico, ese monto fue suficiente para que se sintiera rico.

Entonces, quiso pagar su casa.

Cuando tuvo la casa, aparecieron los gastos de la casa.

Después vinieron otros gastos de una vida más lujosa.

¿Qué quiero decir con esto?

Que tener más dinero es importante, por supuesto.

Y en el último encuentro veremos estrategias para aumentar nuestros ingresos.

Pero que el monto que nos haga libres financieramente dependerá de cómo manejemos ese dinero.

Siempre habrá nuevos gastos disponibles a medida que crezca tu patrimonio.

Lo importante es sentirse en la dirección correcta.

Y la dirección correcta para los que todavía no son ricos es mantener el balde de gastos lo más constante posible en la medida que vayamos aumentando nuestros ingresos.

Siempre se puede gastar más y más dinero en la medida que aumenten nuestros ingresos.

Pero esa no es una buena dirección si lo que queremos es hacer crecer nuestra riqueza.

Una enseñanza clave es la siguiente:

El obstáculo más importante hacia la riqueza no es la falta de dinero sino el mal manejo que hacemos de él.

Puedes tener todo el dinero del mundo, pero si no sabes manejarlo, lo vas a perder.

No tengas dudas.

Piensa por ejemplo en las grandes estrellas del deporte o en las personas que se ganan la lotería.

Son multimillonarias y de la noche a la mañana pueden no tener nada.

Sin ir más lejos, según el medio Sports Illustrated, el 60% de los jugadores de la NBA termina en la quiebra apenas cinco años después de haberse retirado.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Y según el Fondo Nacional para la Educación Financiera, el 70% de las personas que gana la lotería pierde todo en siete años.

¿Te imaginas eso?

Gente multimillonaria que queda en bancarrota.

Es entendible, porque el problema principal no es cuánto dinero tenemos sino qué porcentaje de ese dinero lo destinamos al balde de los gastos.

Yo puedo tener un ingreso altísimo, digamos US$ 10 mil por mes, pero da igual si gasto el 90% de ese dinero en mantener una vida lujosa.

Si por algún motivo pierdo ese ingreso constante, terminaré en la ruina y con un montón de gastos altísimos que no voy a poder afrontar.

Hay algo que yo llamo el “laberinto de gastos” y me gustaría que lo evites a toda costa una vez que puedas incrementar tus ingresos mensuales.

Me refiero a que las personas cuando elevan su poder adquisitivo comienzan a ver como necesarias cosas que antes eran de lujo.

Gastan más dinero en consumos innecesarios.

Pasa a todas las escalas…

Puede ser ropa más cara, teléfonos más caros, autos de lujo, joyas, objetos de diseño, restaurantes extravagantes, etc., etc.

A medida que los ingresos aumentan, las personas suelen entrar en un laberinto de gastos del que después no pueden salir.

Estos millonarios de la lotería o las grandes estrellas son el ejemplo perfecto.

Pueden tener todo el dinero del mundo, pero sin la educación financiera necesaria para manejarlo correctamente están destinados al fracaso.

Porque no hay nada, absolutamente nada, que sea más fácil que gastar.

Eso lo sabemos todos.

No importa lo mucho que te haya costado obtenerlo.

Ni cuántas horas hayas tenido que trabajar.

A medida que obtienes más ingresos, instintivamente quieres darte más gustos que antes.

Eso no está mal, pero hay que ser cuidadosos si lo que queremos es alcanzar la libertad financiera.

Por eso, antes de seguir, quiero hacerte una advertencia:

Luego de nuestro último encuentro en el séptimo día de entrenamiento, es muy probable que comiences a incrementar tu nivel adquisitivo.

Anuncios

Porque Mark en persona te brindará técnicas para conseguir nuevas fuentes de ingresos.

Ya en el primer mes podrías ver la diferencia.

Pero eso no servirá de nada si entras en el laberinto de gastos.

Necesitas evitarlo si quieres llegar a la meta de la libertad financiera.

Nosotros nos comprometemos a mostrarte las herramientas para que incrementes tus ingresos.

Tú tienes que comprometerte a mantener tu balde de gastos lo más pequeño posible. 

El desafío es aprender a multiplicar tu dinero para así tener el nivel de vida que deseas lo antes posible.

Te aseguro que hoy puedes tener muy poco dinero, pero si lo manejas correctamente se multiplicará y, gradualmente, llegarás al éxito económico.

Un paso fundamental para lograrlo es mantener relativamente estables tus gastos.

Eso es todo por hoy.

ROMPER LAS CADENAS DE LA ESCLAVITUD FINANCIERA


Anuncios

GASTAR MENOS, GANAR MÁS, INVERTIR LA DIFERENCIA

En estos días en que el mundo está revolucionado por la pandemia del coronavirus veo a mucha gente desesperada porque sus ingresos se vinieron a pique y no tienen cómo afrontar sus gastos.

Sé muy bien que puedes ver eso a diario en tu país. Yo puedo leerlo en los mensajes que me envían y, además, en mi país pasa lo mismo.

No hablo de gente sin trabajo, hablo de personas con un ingreso mensual más o menos constante que se vio afectado por la crisis.

El problema de esas personas radica en que a pesar de tener un trabajo y, en muchos casos un buen sueldo, no son financieramente libres.

Están metidas en una espiral de gasto y deuda que hace que dependan radicalmente de su ingreso mensual.

Ante la disminución o la desaparición de ese ingreso, entran en crisis por completo…

Porque no tienen ahorros destinados a emergencias, mucho menos tienen otras fuentes de ingresos y, lo que es todavía peor, deben dinero.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Mira, desde que empecé a dar consejos sobre generación de riqueza recibo muchos mensajes de gente agradeciéndome…

“Finalmente encontré una publicación que tiene como objetivo contarnos la verdad”, es uno de los comentarios más comunes.

Los lectores reconocen nuestro compromiso de contar la verdad de las cosas.

Pero también, a lo largo de nuestra carrera, recibimos muchos mensajes de gente frustrada con lo que decimos.

Un ejemplo es el siguiente:

“¿Y a corto plazo? Mi familia y yo hemos estado tratando de liberarnos de las cadenas de la esclavitud por demasiado tiempo ya. Muéstrenme la verdad”. 

Detrás de esta pregunta está una suposición de que hay estrategias a corto plazo para generar riqueza que funcionan y que, por alguna razón, se las estamos ocultando. 

Lo cierto es que no. La verdad es más simple que eso y está a la vista.

Hay que gastar menos, no endeudarse, ganar más, invertir el excedente.

Solo que hay que decidir empezar a perseguir ese objetivo.

De lo contrario no solo nuestra vida estará rodeada constantemente de estrés, sino que una crisis como la actual podría arruinarnos en cualquier momento.

Tanto la persona que escribió el mensaje pidiendo soluciones de corto plazo, como todas las personas que están atravesando momentos difíciles por el coronavirus, deberían saber que no se van a volver ricos de la noche a la mañana.

Anuncios

Ni yo ni nadie tiene ese truco.

Entiendo que eso los frustra. Sería más fácil para mí dar asesoramiento financiero si prometo que se volverán ricos en un abrir y cerrar de ojos. No lo puedo hacer.

Pero sí puedo prometerte una cosa:

Hay algo que puedes hacer hoy para cortar las cadenas de la esclavitud financiera y ver los resultados en tu cuenta tan pronto como el próximo mes.

Déjame contarte…

Yo no prometo riqueza inmediata, sino que hablo de “dinero invertible” porque sabemos, gracias a más de 60 años de intentarlo, que tales promesas sobre hacerse rico en minutos no son ciertas.

Como nuestro objetivo es hacer que nuestros lectores sean más ricos cada año, en general, no hablamos acerca de estrategias financieras convencionales a corto plazo.

Estas estrategias son, en esencia, sólo apuestas. Y no queremos que tú apuestes tu dinero.

Pero si estás en la misma situación que el señor que escribió ese correo electrónico, si estuviste luchando por años para adquirir riqueza sin tener éxito, tenemos buenas noticias.

Puedes liberarte de la “esclavitud” financiera, como él dice, dentro de un período de tiempo relativamente corto. ¿Cuándo? Hoy mismo, y te diré cómo hacerlo.

Luego vendrá la riqueza.

A los fines de este entrenamiento, fijamos el “período de tiempo relativamente corto” en siete años. (Puede ser un poco más o un poco menos en tu caso en particular).

El secreto verdadero para volverte rico relativamente rápido está en lograr un excedente de dinero lo antes posible.

Para invertir con firmeza en vistas a una perspectiva de mediano plazo.

Hablamos de un conjunto de inversiones que puedan, entre todas, darte la oportunidad realista de obtener grandes retornos sin correr riesgos altos.

Pero antes, necesitas romper las cadenas de la esclavitud.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Entonces, si estás en esa situación, este es mi consejo:

Primero, pregúntate a ti mismo si estás dispuesto a renunciar al deseo ingenuo de volverte rico de la noche a la mañana invirtiendo en alguna acción nueva que está teniendo una buena racha o con la lotería.

En otras palabras, ¿estás dispuesto a aceptar el hecho de que no vas a pasar de pobre a rico invirtiendo en “la nueva Microsoft” o “la nueva Amazon” o en la criptomoneda de moda?

Piénsalo antes de contestar. Mucha gente simplemente no está lo suficientemente abierta como para renunciar a este sueño. Tales personas están destinadas a saltar de una idea interesante a otra. Leen sin parar, se motivan con historias interesantes y luego realizan grandes apuestas. Cada tanto, obtienen una buena ganancia, pero la mayoría de las veces pierden mucho.

Dinero y tiempo.

Los años pasan, y ellos siguen siendo pobres. Son esclavos por creer en un mito y no por falta de información. 

Entonces, te pregunto una vez más: ¿estás dispuesto a renunciar, de ahora en más y para siempre, al hábito de seguir recomendaciones que están de moda?

Si no puedes contestar que “sí” con honestidad, puedes buscar cualquier otro entrenamiento que te diga lo que quieres escuchar.

Pero, si estás listo para creerme, te podemos ayudar.

UN PLAN DE DOS PASOS PARA LOGRAR LA LIBERTAD FINANCIERA

Empecemos con esto…

¿Qué significa el término “esclavitud financiera”?

Para la mayoría de las personas tiene dos significados:

  • Ganas menos de lo que gastas.
  • Debes más de lo que tienes.

Si ganas menos de lo que gastas, estás en un estado de estrés constante. Tienes que aplazar el pago de las deudas o pagar sólo una parte. Los acreedores, ya sea la tarjeta de crédito o cualquier otro, te están pisando los talones todo el tiempo, y, mientras tanto, tus deudas se siguen acumulando.

Si debes más de lo que tienes, no puedes apuntar a un objetivo grande como pagar tu casa, tampoco puedes sacar un crédito para hacer crecer algún negocio con nadie, salvo con tus padres. (¿y si tus padres están jubilados o no pueden o no están?).

La verdad es que al tener tantos problemas financieros, no puedes ni pensar en tomarte unas lindas vacaciones o jubilarte algún día. En vez de ello, te preocupas por el trabajo. Entonces, te la pasas leyendo publicaciones de inversiones con la esperanza de que, algún día, encontrarás una forma rápida de salir adelante. Sin embargo, a medida que pasan los meses, tu situación financiera empeora.

Es una situación miserable, pero no tiene por qué durar para siempre.

Puedes romper las cadenas que te están esclavizando.

Para eso necesitas solucionar los dos problemas principales que no te permiten alcanzar la libertad financiera:

PROBLEMA #1: GANAS MENOS DE LO QUE GASTAS.

SOLUCIÓN: EMPIEZA A GASTAR MENOS Y A GANAR MÁS.

Gastar menos

No vas a poder romper las cadenas de la esclavitud si no les das un fuerte mazazo. Lo que quiero decir es que no vas a poder obtener la independencia que quieres en un determinado número de años recortando algunas monedas por acá y otras por allá.

Te recomiendo que recortes tus gastos entre un 30% y un 50%.

Sé que parece una locura y que en tu caso puede ser imposible, pero no descartes esta idea antes de escucharme.

Nadie te va a decir esto porque parece exagerado, pero ¿sabías que el factor que más influye en cuánto gastas por mes es el barrio donde vives? Ello se debe a que tu barrio crea la cultura financiera que presenta las opciones de gasto que eliges. Tenlo en cuenta en caso de que vivas en un barrio que se podría decir “caro”.

El colegio al que mandas a tus hijos quizá sea más caro y no sea mucho mejor que un colegio un poco más barato.

El auto que manejas puede ocasionarte mayores gastos que uno más barato y con las mismas prestaciones.

En fin, debes revisar por completo tu esquema de gastos y reducir en todos los lugares que puedas.

Anuncios

 Ganar más

Además de reducir los gastos entre un 30% y un 50%, es necesario tomar medidas inmediatas para aumentar tus ingresos entre un 20% y un 50%.

Una vez más, sé que parece una locura, pero si quieres una solución “a corto plazo” para salir de la esclavitud financiera, eso es lo que tienes que hacer.

Hay docenas de formas de aumentar tus ingresos. No voy a hablar de ellas acá, porque el martes 22 te las presentaré en detalle y, a lo largo de estos días, te daré otros consejos útiles en ese sentido.

Por eso es importante que no te pierdas ningún envío.

PROBLEMA #2: DEBES MÁS DE LO QUE TIENES.

SOLUCIÓN: EMPIEZA A DEBER MENOS Y A TENER MÁS.

Deber menos

Si tienes muchas deudas es probable que no pienses que sean un peligro financiero.

Gran error. Tienes que aceptar el hecho de que la mayoría de las deudas te perjudican. Sólo hay algunas excepciones (tales como las deudas hipotecarias cuando las tasas de interés son bajas o las deudas comerciales cuando la empresa está en buen estado.

La primera medida que tienes que tomar para reducir las deudas es deshacerte de todas las tarjetas de crédito que tienes, así como también de los créditos bancarios.

No arrojes tus tarjetas de crédito a la basura si no quieres hacerlo, pero déjala en tu casa solo para un caso de vida o muerte.

Usa sólo efectivo o tarjetas de débito.

Sí, eso significa que habrá un montón de cosas que no vas a poder comprar por el momento. Sin embargo, esa es una buena noticia, no una mala. Para volverte rico, tienes que pensar como un generador de riqueza. Eso significa que, entre otras cosas, te tiene que gustar la idea de gastar menos y ahorrar más.

Y no hablo de convertirte en un tacaño, para nada. Sino de entender que hay cosas que quizás exceden tu posibilidad real para adquirirlas y encima lo más probable es que no las necesites.

Si tienes un montón de deudas con las tarjetas de crédito, te recomiendo que las consolides. Después, si es necesario, puedes buscar ayuda profesional para liquidarlas a tasas de interés razonables.

ESE ES EL PLAN BÁSICO…
AHORA DEPENDE DE TI SEGUIRLO O NO

Gastar menos. Ganar más. Invertir la diferencia en activos cuyo valor aumente.

Eres adulto e inteligente así que creo que tienes el poder para hacerlo.

Sé que suena tonto, pero ¿adivina qué?

Funciona. Lo que te acabo de decir es exactamente lo que hice yo para salir de la esclavitud financiera. Cuando tenía 30 años debía más de lo que tenía, y usando esta estrategia conseguí volverme multimillonario en menos de siete años.

Aun así, aunque esto parezca muy fácil, no te culpes por no ser rico. Hay millones de personas inteligentes, con una buena educación y trabajadoras, que son esclavas a nivel financiero.

Están encadenadas. Y eso no se debe al hecho de no haber invertido en las acciones correctas, sino a que gastan más de lo que ganan y deben más de lo que tienen. Su estrés es el mismo que el tuyo, aunque puede que ganen más dinero, vivan en casas más grandes y manejen autos más elegantes.

Ser financieramente independiente implica tener más ingresos de los que necesitas. Significa deber bastante menos de lo que tienes. Significa saber que los cobradores no te van a acosar o que no vas a pasar vergüenza en el supermercado porque la tarjeta no tiene fondos suficientes. Significa tener dinero guardado en caso de emergencias y una caja de ahorros cuyos fondos crezcan año a año.

Volverse multimillonario lleva años, pero las cadenas de la esclavitud financiera se pueden romper rápidamente. Diría que hoy mismo.

Y puedes dar un salto enorme en un año siguiendo estos pasos. En doce meses, si empiezas ahora mismo, vas a sentirte mucho mejor y te aseguro que serás más rico de lo que eres ahora.

La parte más difícil de volverse financieramente independiente es reconocer las cadenas que te están atando. Y estas cadenas son: ganar menos de lo que gastas y deber más de lo que tienes. Reconoce esas cadenas y ya estás listo para hacer un cambio verdadero en tu vida.

¿Lo puedes hacer?

Un saludo.

Mark

¿Cómo saber cuánto vale lo que no tiene precio?


Pareja mirando un cuadro rojo
¿Será que el precio de algo es simplemente lo que la gente está dispuesta a pagar?

En el año 211 a.C., Roma y Cartago se enzarzaron en una larga guerra que moldearía el antiguo Mediterráneo.

El general norteafricano Aníbal Barca había vencido a las legiones romanas con facilidad. Cuando los romanos se reagruparon y comenzaron a luchar, Aníbal decidió poner en marcha un plan audaz: asaltar nada menos que la propia Roma.

Aunque tenía pocas posibilidades de vencer las defensas de la ciudad, esperaba que los romanos entraran en pánico y retiraran a sus ejércitos.

Instaló un campamento a orillas del Anio, a 5 kilómetros de la ciudad, pero rápidamente Roma le dio a entender de una manera tan audaz como su plan que había descubierto su estrategia.

Se aseguró de que el general cartaginiense se enterara de que el terreno en el que había montado sus tiendas de campaña había sido vendido a la ciudad a un precio razonable en una subasta pública.

Si los gobernantes de Roma estaban dispuestos a pagar lo que valía la tierra que estaba pisando del ejército de Aníbal, era porque no temían que se fuera a quedar ahí por mucho tiempo. Y así fue: poco después Aníbal se retiró.

Es quizás la única vez en la que una subasta se ha utilizado como arma para atacar la moral del enemigo, pero no es la primera subasta registrada.

Aníbal, circa 200 a.C.
Roma derrotó a Aníbal con una subasta.

300 años antes, por ejemplo, el historiador y geógrafo griego Heródoto de Halicarnaso describió a hombres pujando por las mujeres más atractivas de Babilonia.

“Los hombres ricos que querían esposas pujaban por las chicas más bonitas, mientras que a los más humildes, a los que no les servía de mucho la belleza en una esposa, se les pagaba para que se quedaran con las feas“.

Problemático, sí, pero ingenioso. Esa subasta era un asunto comunitario en el que los fondos recaudados de los mejores postores se utilizaban para compensar a los hombres más pobres.

¡A la una… a las dos… vendido!

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Las subastas parecen ser casi tan comunes como el propio mercado.

Puedes imaginar la idea redescubriéndose sin cesar en todo el mundo, cada vez que un comerciante ofrecía pagar tres óbolos por frasco de aceite de oliva y el hombre que estaba a su lado decía: “No aceptes esa oferta, pagaré cuatro”.

De esos sencillos momentos evolucionó el evento teatral que llamamos la subasta “a viva voz”: esa sala llena de comerciantes de arte o antigüedades, con patrocinadores millonarios que oferta por teléfono y un subastador elegante que dirige todo el proceso.

Subasta en Sotheby's en 2018
Las subastas tienen muchas formas.

Al dejar claro lo que otros están dispuestos a pagar, las subastas dificultan que los inescrupulosos exploten a los crédulos.

A principios del siglo XIX, los comerciantes británicos utilizaron las subastas para descargar grandes volúmenes de productos británicos baratos en Estados Unidos. Los consumidores estadounidenses estaban encantados, pero los comerciantes estadounidenses como Henry Niles estaban indignados.

“[Las subastas son] La gran máquina mediante la cual los agentes británicos destruyen de inmediato toda regularidad en los negocios de los comerciantes y fabricantes estadounidenses“, se quejó.

Un comité antisubasta presionó al Congreso, declarando: “Las subastas son un monopolio y, como todos los monopolios, son injustas, al dar a unos pocos lo que debería distribuirse entre la comunidad mercantil en general“.

Esa “comunidad mercantil” solo quería preservar sus márgenes. Sin embargo, hay una pizca de verdad importante en la denuncia.

En cualquier subasta, los vendedores quieren estar donde están los compradores y los compradores quieren estar donde están los vendedores. Eso hace que la subasta sea un monopolio natural: siempre existe el riesgo de que los grandes lugares de subastas abusen de su poder de mercado.

Anuncios

Velas, relojes, sobres

Si bien la subasta abierta es la más famosa, hay muchas otras formas de diseñar una subasta.

El cronista del siglo XVII Samuel Pepys describe una subasta que terminaba cuando la llama de un pedazo de vela se apagaba. La imprevisibilidad de este momento tenía como objetivo evitar que la gente utilizara la impopular táctica de presentar una oferta ganadora en el último segundo.

La más reciente subasta de Aldermaston en 2019
En Aldermanston, Reino Unido, todavía se usa la “subasta de vela” para vender un terreno que cambia de dueño cada tres años.

También hay subastas por reloj.

La “subasta por reloj holandesa” se utiliza en el vasto mercado de flores de Aalsmeer, y la esfera del reloj no muestra la hora, sino el precio.

Ese precio va bajando hasta que alguien detenga el reloj presionando un botón. Quien detuvo el reloj, compra las flores al precio indicado.

A primera vista, el método es muy distinto a una subasta abierta a gritos. Pero, de hecho, los fundamentos no son muy diferentes y hacen que el proceso sea aún más rápido, como corresponde a un producto que se marchitará rápidamente si no se puede vender y enviar.

El reloj para subastar flores.
El reloj para subastar flores.

Luego está la subasta de oferta sellada, amada por los agentes inmobiliarios: escribestu oferta, la metes en un sobre y lo cierras. La oferta más alta gana el premio.

Pero aquí hay una curiosidad: bajo la superficie, la subasta de puja cerrada es exactamente la misma que la subasta holandesa de relojes de flores.

En cada caso, simplemente debes decidir cuál es tu precio.

A diferencia de lo que ocurre en una subasta abierta a gritos, no sabrás nada sobre la voluntad de pagar del resto de la gente hasta que es demasiado tarde.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

¿Para qué?

Uno podría preguntarse por qué se utilizan subastas en algunas circunstancias, mientras que en otros casos los vendedores publican un precio de “tómalo o déjalo”. Tu supermercado, por ejemplo, no subasta las verduras.

La respuesta es que las subastas cobran valor cuando nadie está seguro del precio de lo que se vende.

Los productos de segunda mano vendidos en eBay son un ejemplo obvio, pero hay muchos otros: un permiso para perforar en busca de petróleo en un terreno inexplorado, una pintura de Leonardo da Vinci o una licencia para usar el espectro de radio para proporcionar servicios de telefonía móvil.

Este último solía ser entregado a las empresas favorecidas por sumas triviales. Ahora los gobiernos lo subastan por miles de millones.

Otro ejemplo es el tipo complejo de subasta que lleva a cabo el Servicio Forestal de Estados Unidos por el derecho a realizar tala y extracción de madera.

Chattahoochee National Forest, Georgia
El Servicio Forestal de Estados Unidos pone a disposición cerca de 49 millones de acres de tierras boscosas para la extracción de madera.

Esas “increíblemente emocionantes” subastas han sido ampliamente analizadas por Susan Athey, la primera mujer en ganar la prestigiosa medalla Bates Clark en Economía. En particular, ella y sus colegas han explorado la importancia de la información privada en poder de los licitadores en la configuración de las ofertas realizadas y de los precios finales pagados.

Después de todo, en cada uno de estos casos se desconoce el verdadero valor del artículo en venta.

Cada postor hace uso de su propia información. La subasta reúne todos esos datos y los transforma en un precio a pagar. Es todo un truco.

Y es algo que los romanos entendieron cuando informaron sobre los resultados de su subasta para dejarle saber a Aníbal que no tenían miedo.

Anuncios

En todas partes

Si bien las subastas pueden parecer algo de la vieja escuela, son omnipresentes en la vanguardia de la economía digital moderna, y no solo por el éxito de los sitios de subastas en internet como eBay y eBid.

Piensa en lo que sucede cuando escribes un término de búsqueda en Google.

Junto a los resultados de la búsqueda, verás anuncios. Esos anuncios están ahí porque han ganado una subasta compleja y en gran parte invisible.

Esa subasta les asigna posiciones más o menos prominentes dependiendo tanto de su “oferta de costo por clic” máxima (cuánto dinero ha ofrecido pagarle a Google una empresa por cada persona que haga clic en su anuncio) y de cuán bueno cree el algoritmo que el anuncio en sí lo es.

Por ejemplo, un comerciante de arte puede ofrecer una tarifa alta para aparecer junto a las búsquedas de “Picasso”, pero un anunciante que vende carteles de Picasso puede esperar muchos más clics y ganar el primer lugar en la subasta aunque su oferta por clic sea más baja.

Subasta de libros
Una antigua forma de vender sigue viva en internet.

Esas subastas tienen lugar cada vez que alguien escribe una búsqueda en Google y su escala es desconcertante.

La empresa matriz de Google, Alphabet, obtiene más de US$2.000 millones de ganancias cada mes. La mayor parte proviene de la publicidad y la mayor parte de la publicidad se vende mediante subasta.

En 2019, se estimó que Google obtuvo más ingresos de la publicidad que sus dos mayores rivales, Facebook y Alibaba, combinados.

Y a menudo verás anuncios de los propios productos de Google, algo que inquieta a más de uno.

¿Uso la regla del 36% para comprar casa?


Por lo general, es sabido que tu pago de deudas no debe pasar más del 36% de tus ingresos. Esto incluyendo el pago de la hipoteca. Pero Xavier Serbiá desmitifica esa regla.

https://cnnespanol.cnn.com/video/comprar-casa-pagos-deudas-ingresos-pago-hipoteca-regla-tips-dime-xavier-serbia-pkg-cnn-dinero/

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/