Archivo de la etiqueta: #oro

Señales de recesión europea se traducen en saldo rojo para las bolsas


Anuncios

El precio del oro, uno de los activos refugio en tiempos de incertidumbre, pierde fuelle y se sitúa en torno a los 1.815 dólares por onza.

Las principales bolsas europeas han abierto la sesión a la baja después de que la Comisión Europea (CE) recortara ayer sus previsiones de crecimiento para este año y anticipara que la zona del euro entrará en recesión en el primer trimestre.

Minutos después de la apertura, Madrid bajaba un 0,5 %; Fráncfort, un 0,4 %, Milán, un 0,2 %; y París, un 0,1 %, mientras que Londres cotizaba plana.

En Asia, con las bolsas chinas y la de Seúl cerradas por festivo, Tokio ha caído un 0,14 %.

En Wall Street, el Dow Jones cerró ayer con un mínimo descenso del 0,02 %, pero el S&P 500 y el Nasdaq subieron y marcaron nuevos máximos.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Los mercados, que habían comenzado con buen ánimo el mes de febrero, se han enfriado al constatar que los procesos de vacunación tardarán más de lo previsto y que, por lo tanto, la recuperación económica se retrasará.

Esta perspectiva, corroborada ayer por la CE, afecta también a los precios del petróleo, que vuelven a caer tras rebajar la OPEP y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) sus previsiones de demanda para este año.

El Brent, el crudo de referencia en Europa, baja un 0,8 % y se aleja de los 61 dólares por barril, mientras que el West Texas Intermediate (WTI), referente en EE. UU., retrocede un 0,9 % antes de la apertura formal del mercado y ronda los 57,7 dólares por barril.

El precio del oro, uno de los activos refugio en tiempos de incertidumbre, pierde fuelle y se sitúa en torno a los 1.815 dólares por onza.

En el mercado de divisas, el euro cede ante el dólar y se cambia a 1,211 unidades.

Fuente: El Economista

¿Puede el bitcoin llegar a sustituir al oro como valor refugio?


Anuncios

La criptomoneda ganó un 37% en noviembre y el oro perdió un 5,54%

El bitcoin marcó ayer máximos históricos situándose en los 19.808 dólares

El bitcoin está siendo uno de los principales protagonistas de los últimos días, después de que el jueves se desplomara un 14% ayer marcó nuevos máximos históricos al situarse en los 19.808 dólares. Estos últimos movimientos están generando controversia en el mercado, ya que mientras la criptomoneda escala posiciones el oro continúa retrocediendo. Los inversores se preguntan ahora si puede ser el bitcoin el nuevo valor refugio.

Lo cierto es que mientras ayer la criptomoneda escalaba un 8,6% el oro caía un 0,35%. En noviembre el metal acumula un debacle del 5,54%, mientras el bitcoin ha ganado un 37%. En lo que llevamos de año la criptomoneda también gana por goleada al activo refugio por excelencia, el bitcoin se ha revalorizado un 160% y el oro sube un 18,35%.

Pese a estos movimientos, los expertos consultados por Bloomberg muestran cautela y avisan de que es imposible saber con certeza si se trata de una simple coincidencia o el inicio de una rotación que tendría un impacto profundo en el mercado de las criptomonedas y los metales preciosos. Los analistas avisan de que hay que estar atentos a los movimientos de los inversores durante los próximos días y de que si este flujo de inversiones sigue moviéndose en la misma dirección, esto significaría un cambio de juego para las estrategias de diversificación en Wall Street.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

JP Morgan no descarta que el bitcoin vuelva a sufrir otro desplome como el del jueves

JP Morgan avisaba ayer de que “El hecho de que Grayscale Bitcoin Trust (un fondo que invierte y rastrea el precio del bitcoin) no reciba entradas adicionales durante las próximas semanas pondría en duda la idea de que los inversores se hayan embarcado en una tendencia de adoptar bitcoin como oro digital en sustitución del oro tradicional como inversión a largo plazo”.

A la espera de los siguientes movimientos, lo cierto es que el debate  sobre si la moneda digital más grande del mundo puede algún día rivalizar con los lingotes como cobertura de inflación y diversificador de cartera coge cada vez más fuerza en los mercados.

Fuente: El Economista.es

¿Por qué no sube el oro en un momento crítico? La pandemia termina con la fiebre de los bancos centrales


Anuncios

Por primera vez desde 2010, los bancos centrales de todo el mundo se convierten en vendedores netos de oro. Muchos países han aprovechado los elevados precios del metal para hacer caja y estabilizar sus monedas ante el impacto de la pandemia. Esta circunstancia está detrás del anómalo comportamiento del precio del oro en las últimas turbulencias de los mercados.

Los bancos centrales han vivido una auténtica fiebre del oro en los últimos años. Las adquisiciones en 2018 y 2019 alcanzaron sus niveles más altos desde la década de los setenta cuando llegó a su fin el patrón oro. Se dieron las condiciones perfectas para que los bancos centrales aumentaran sus reservas de oro: un proceso de desdolarización paulatino de las economías emergentes y la importancia de una diversificación de reservas estratégicas. Pero, sobre todo, se estaban preparando para nuevas turbulencias financieras y un parón de la economía de la economía global, una situación que ha llegado abruptamente con la pandemia .

El tablero de los bancos centrales ha saltado por los aires. Según el Consejo Mundial del Oro, por primera vez desde 2010 se han convertido en vendedores netos de oro. Las ventas ascendieron a 12.1 toneladas de lingotes en el tercer trimestre, en comparación con las compras de 141.9 toneladas del año anterior.

Los principales banco que se desprendieron de oro fueron el de Uzbekistán y Turquía. Además, el Banco Central de Rusia registró su primera venta trimestral en 13 años. “Las ventas se han producido en países con producción nacional y han aprovechado el alto precio del oro en un momento de estrecheces fiscales”, comenta Louise Street, analista del Consejo Mundial del Oro.

Muchos países han recurrido a sus reservas de oro para amortiguar el golpe del coronavirus y estabilizar sus divisas. En agosto la onza de oro tocó máximos históricos cerca de los 2,000 dólares. El metal sigue siendo el activo fetiche contra las crisis y también para los bancos centrales. La caída en la joyería se vio parcialmente compensada por un aumento del 21% en la demanda de los grandes inversores. Además, se da la circunstancia que la pandemia también ha terminado provocando que haya menos oro en el mercado. El suministro total de oro disminuyó un 3% interanual debido a que la producción minera se mantuvo deprimida

Los expertos subrayan que la caída en las compras de oro por parte de los bancos centrales es circunstancial. Citigroup prevé que la demanda del sector aumente a aproximadamente 450 toneladas en 2021 después de una caída a 375 toneladas este año. Por su parte, HSBC Securities espera un ligero repunte a 400 toneladas desde un estimación de 390 toneladas en 2020.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

¿Cómo influirá en el precio de la onza?

El mantra del mercado es que el precio del oro siempre sube ya sea para proteger el dinero o por el simple empuje de la inflación, en momentos de tipos de cero. Los expertos de Citi esperan que Rusia regrese al mercado la próxima primavera y el Banco Central de China podría aumentar sus reservas para equilibrarlas con la de divisas.

Desde los máximos de agosto, el precio del oro ha caído un 10%. En septiembre registró su mayor caída en cuatro años, al descender alrededor de un 4%, y baja un 1.5% en lo que va de mes. Un comportamiento raro, teniendo en cuenta las últimas caídas bursátiles. James Steel, analista jefe de metales preciosos de HSBC, apunta a la influencia de los bancos centrales, pero recuerda que los últimos años la demanda de oro ha crecido por el papel de los ETF. Una política monetaria más agresiva y la devaluación de muchas divisas para intentar salir de la crisis antes de la crisis debería volver lustre al oro por parte de los inversores.

Fuente: Economíahoy.mx

La cotización del oro supera de nuevo los 2,000 dólares por onza


La incertidumbre sobre la recuperación económica por la crisis ha despertado el interés en el oro.

La cotización de la onza de oro ha superado de nuevo el listón de 2,000 dólares después de estar una semana por debajo de este precio, según datos del mercado.

La onza de oro troy al contado se cambiaba a 2,008.68 dólares a las 16:40 GMT, con una subida del 1.18 %, aunque durante la sesión de este martes había alcanzado un máximo diario de 2,015.5 dólares.

El oro había superado los 2,000 dólares por onza a principios de mes y el viernes 7 de agosto marcó un máximo histórico en 2,075.47 dólares, aunque los días siguientes empezó a bajar y perdió la cota de los 2,000 dólares el martes 11.

Según expertos consultados por Efe, las recientes subidas de la cotización del oro están vinculadas a varios factores, como el exceso de liquidez existente en el mercado y la reciente debilidad de la cotización del dólar después del acuerdo para el Fondo de Recuperación europeo.

También han influido en el interés de los inversores por este activo la incertidumbre sobre la recuperación económica por la crisis provocada por el coronavirus y la incidencia que tengan futuros rebrotes.

Fuente: Diario Libre

¿Por que el oro está en máximos históricos y podría seguir subiendo?


El precio de la onza de oro ha subido casi 600 dólares desde comienzos de año. Con este rally, el metal precioso cotiza en zona de máximos históricos y ha logrado cruzar hace unos días la barrera psicológica de los 2,000 dólares con sorprendente facilidad. En los mercados y la economía se ha creado el combinación de factores perfecta para que este activo brille con más fuerza que nunca: crisis, miedo, incertidumbre, cambio, impresión de dinero, falta de certeza sobre el futuro de la inflación, rentabilidades negativas en activos seguros… Así, el oro se ha convertido en el refugio de una tormenta global que sigue encima de nosotros. Mientras que dure el temporal más y más inversores podrían comprar el oro como refugio, llevando los precios encima de los 2,000 dólares.

Jack Janasiewicz, director de fondos en Natixis Investment Managers, asegura que “el precio del oro ahora mismo parece ser estar determinado por varios factores. El primero son las tipos de interés reales. Como el oro no produce rendimientos (no paga un cupón, un dividendo…), esto siempre ha sido un argumento en contra del oro para mantener el activo. Con los tipos nominales de los títulos de renta fija tradicionales tan bajos y los rendimientos reales ahora negativos – y en movimiento más negativo aún – ese argumento ya no es un viento en contra. En realidad se pierde dinero en los rendimientos ajustados por inflación que poseen la mayoría de los títulos de deuda pública. Así que a medida que los rendimientos reales se vuelven más negativos, el oro como reserva de valor parece ser más y más atractivo cada día”, asegura este experto.

En segundo lugar, y relacionado, la oferta de activos de renta fija como refugio seguro que poseen un rendimiento negativo está aumentando cada día. A medida que la oferta de activos con tipos negativos se expande, esto ejerce más presión alcista sobre los activos de refugio alternativos como el oro, ya que los inversores buscan un medio para preservar el valor en lugar de uno que ve su valor erosionado por la inflación cada día.

Por ejemplo, los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense, en tiempos normales, un activo seguro que es mucho más popular que el oro, han caído por debajo del 0,15% frente al 1,2% de interés de principios de año, lo que hace que los lingotes parezcan una mejor apuesta.

El dólar, otro rival del oro como activo seguro y la moneda en que cotiza, ha caído a mínimos de dos años a medida que el coronavirus infecta a más estadounidenses. “El dólar estadounidense ha comenzado a retroceder frente a muchas de las principales monedas del mundo. Y aunque parte de esto puede ser más debido a la fortaleza del euro, un dólar más débil también actúa como catalizador para el oro, ya que los inversores vuelven a buscar un activo en el que retener su poder adquisitivo. Hay muchas razones para la debilidad del dólar – preocupaciones relacionadas con el covid-19, elecciones, tipos de interés reales, diferenciales de crecimiento, respuesta fiscal y monetaria – la lista sigue y sigue. Pero cualquiera que sea la razón que se quiera citar para la debilidad del dólar recientemente, es sólo otro catalizador para que el oro suba. El oro cotiza en dólares y a medida que el ‘billete verde’ cae en valor, el oro se vuelve más barato de comprar”, explica Janasiewicz en una nota para clientes.

Por otro lado, con los bancos centrales manteniendo bajos los tipos de interés y bombeando dinero a los mercados, incluso un rebote de la economía, que normalmente vería pasar el dinero desde los lingotes a activos más productivos, ayudaría al metal, asegura Carsten Fritsch, analista de Commerzbank. Esto se debe a que las crecientes expectativas de inflación exprimirían aún más los rendimientos reales de los bonos. Si la inflación sube y los tipos de interés se mantienen bajos, el rendimiento real de los bonos va a ser muy negativo.

“En última instancia, con el oro no se puede imprimir más, no se puede crear artificialmente. Mantendrá su valor”, comenta Michael Hewson de CMC Markets, en declaraciones a Reuters. El oro está sorprendiendo con su buen comportamiento y ya no se puede descartar nada. Muchos miraban con incredulidad las previsiones que realizó Bank of America Merryll Lynch allá por abril, que hablaban de que el oro podría alcanzar los 3,000 dólares en los próximos 18 meses. Los 3,000 dólares aún están lejos, pero si la situación actual se prolonga y las políticas monetarias ultra-expansivas se mantienen en el tiempo, el precio del oro podría seguir subiendo.

“En nuestra opinión, los aspectos positivos para el oro superarán a los negativos en los próximos 18 meses. Por lo tanto, elevamos nuestra previsión de precios para fin de año a 2,000 por onza troy y hasta los 2,200 para finales de 2021 (anteriormente en 1,800). Es probable que se produzcan contratiempos frecuentes, pero, como en meses anteriores, también deberían considerarse como oportunidades de compra”, según Carsten Fritsch de Commerzbank.

Con el descenso del rendimiento en los activos que normalmente suelen servir reducir el riesgo de las carteras, “los inversores están recurriendo a otros medios de compensación del riesgo de la renta variable y el oro es una de las opciones. Entonces, ¿cuánto más puede subir el oro? Hasta que estos catalizadores no disminuyan, es difícil ver alguna presión significativa en la historia del oro”, culmina el director de Natixis Investment Managers.

Fuente: Economiahoy.mx

La onza de oro pulveriza máximos históricos, por encima de US$2,034


EFEMadrid, España

El oro, uno de los activos considerados refugio por parte de los inversores, alcanzó nuevos máximos históricos tras superar el nivel de los US$2,000 la onza, una cota que pulveriza este miércoles al alcanzar los US$2,034.20.

La plata, por su parte, también supera hoy máximos desde 2013, al situarse en los US$26.51.

Su precio más que duplica los mínimos alcanzados en marzo (estallido de la crisis del coronavirus), cuando llegó a situarse por debajo de los US$12.

No obstante, a la plata aún la queda recorrido para alcanzar sus máximos históricos, en US$49.80, alcanzados en abril de 2011.

En cuanto al oro, en lo que va de año supera el 30 % de revalorización, y ello, ante la debilidad del dólar y la caída en los intereses de la deuda.

Los analistas de Julius Baer atribuyen este hito del oro al temor que existe en el mercado a que la aprobación de más ayudas económicas en Estados Unidos para hacer frente a la crisis generada por el coronavirus, conduzca a un rápido aumento de la inflación, y en una caída del dólar, amenazas que, no obstante, no ven inminentes.

En este sentido, explican que si bien el dólar ha tenido una tendencia a la baja últimamente, este hecho se puede deber a razones cíclicas más que estructurales.

Fuente: Listín diario

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

La caida de la demanda DE los commodities


La caída actual de la demanda de petróleo supera a las de recesiones mundiales anteriores

Disminución porcentual en la demanda de petróleo (2020−9,3)(1980−4,12) (1981−3,08) (1982−2,69) (1974−1,42) (2009−0,97) (1975−0,83) )2008−0,66) (1983−0,24) (1993−0,22) Los datos para 2020 se basan en estimaciones de la AIE.Fuente: Banco Mundial

Se prevé que los precios de la energía en general que también incluyen los del gas natural y el carbón se reducirán en promedio un 40 % en 2020 con respecto a 2019, si bien experimentarán un repunte notable el próximo año. Aunque los precios del gas natural han disminuido considerablemente este año, los del carbón se han visto menos perjudicados, ya que la demanda de electricidad se ha visto menos afectada por las medidas de mitigación.

La interrupción de la actividad económica ha afectado a productos básicos industriales como el cobre y el zinc, y  se espera que este año los precios de los metales en general caigan.  La desaceleración del crecimiento económico en China, que representa la mitad de la demanda mundial de metales, afectará a los precios de los metales industriales. Por otra parte, los precios del oro han aumentado, dado que los compradores han buscado seguridad frente a las turbulencias de los mercados financieros.

Los precios agrícolas están menos vinculados al crecimiento económico y solo han sufrido disminuciones menores en los primeros meses del año, con la excepción del caucho, que experimentó una fuerte caída, y del arroz, que aumentó debido al empeoramiento de las condiciones de las cosechas y a algunas restricciones comerciales. Se prevé que en 2020 los precios mundiales de los productos agrícolas se mantengan en general estables, ya que los niveles de producción y las existencias de la mayoría de los alimentos básicos se encuentran en máximos históricos.

 Mayoría de los mercados de alimentos están bien abastecidos. Sin embargo, la preocupación por la seguridad alimentaria ha aumentado a medida que los países anuncian restricciones comerciales, entre ellas prohibiciones de exportación de ciertos productos básicos y realizan compras extraordinarias. Del mismo modo, la producción de productos básicos agrícolas, y en especial en la próxima temporada, podría verse afectada por las perturbaciones en el comercio y la distribución de insumos como fertilizantes, plaguicidas y la disponibilidad de mano de obra. Los desajustes de las cadenas de suministro ya han afectado a las exportaciones de productos perecederos como flores, frutas y hortalizas de algunos mercados emergentes y economías en desarrollo entre ellas prohibiciones de exportación de ciertos productos básicos— y realizan compras extraordinarias. Del mismo modo, la producción de productos básicos agrícolas, y en especial en la próxima temporada, podría verse afectada por las perturbaciones en el comercio y la distribución de insumos como fertilizantes, plaguicidas y la disponibilidad de mano de obra. Los desajustes de las cadenas de suministro ya han afectado a las exportaciones de productos perecederos como flores, frutas y hortalizas de algunos mercados emergentes y economías en desarrollo.

A pesar de que los mercados están bien abastecidos, las restricciones a las exportaciones podrían perjudicar la seguridad alimentaria de los países importadores. El Banco Mundial se ha unido a otras organizaciones en el llamado a la acción colectiva para que el comercio de alimentos siga fluyendo entre países.

El impacto de la pandemia de COVID-19 en los mercados de productos básicos en general puede dar lugar a cambios a más largo plazo. Los costos de transporte podrían ser más elevados debido a los requisitos adicionales para el cruce de fronteras. El aumento de los costos comerciales afectará en particular a los productos básicos agrícolas y alimentarios y a los textiles. Las decisiones de hacer acopio de ciertos productos básicos podrían afectar a los flujos comerciales y repercutir en los precios mundiales.

Los mercados emergentes y las economías en desarrollo que dependen de los productos básicos serán las más vulnerables a los efectos económicos de la pandemia. Además de las consecuencias sanitarias y humanas a las que se enfrentan, y de los efectos de la recesión económica mundial, la reducción de la demanda de exportaciones y la perturbación de las cadenas de suministro repercutirán en las economías de esos países.

Fuente: Banco Mundial