Archivo de la etiqueta: #mas

Los bancos de Estados Unidos que ya no quieren más dinero de sus clientes


Dólares.
Algunas entidades ya han empezado a rechazar depósitos.

Algunos de los mayores clientes de JP Morgan se encontraron recientemente con una reacción insólita.

El banco les pidió que se llevaran su dinero a otra parte.

Según explicó su ejecutivo Jamie Dimon, la histórica firma de inversiones solicitó a algunas de las empresas que más fondos tienen depositados en él que los traspasaran a otras entidades, hasta reducir su base de depósitos en 200.000 millones de dólares.

JP Morgan, uno de los colosos de las finanzas en Estados Unidos, no es una excepción.

“Los mayores bancos del país están inundados de dinero, hasta el punto de que algunos han empezado a rechazar depósitos y podríamos ver que otros empiezan a hacerlo también”, afirma en conversación con BBC Mundo Nathan Stovall, experto en el sistema financiero de Estados Unidos de S&P Global.

¿Cómo se ha llegado a un punto en el que los bancos rechazan el dinero? ¿Acaso no han vivido siempre de eso?

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Qué está pasando

“Es una situación sin precedentes. Nunca habíamos vivido algo así”, indica Stovall.

“Vivimos una crisis de liquidez al revés. Normalmente, cuando hay una recesión el efectivo se vuelve un bien preciado y los bancos podían ser muy agresivos en la captación de fondos. Pero en la crisis provocada por la pandemia está sucediendo todo lo contrario. Los bancos tienen demasiado dinero al que apenas pueden sacar beneficio”.

En condiciones normales, los bancos siempre están ávidos de recibir ingresos, porque con ellos pueden conceder préstamos y obtener un interés. Esos intereses son parte principal de su negocio.

Pero ese margen de ganancia ha desaparecido por una combinación de factores relacionados con las exigencias de capital aprobadas tras la crisis financiera de 2008, el golpe económico de la pandemia y la política de estímulos que ha adoptado el gobierno de Estados Unidos para contrarrestarlo.

Inversor frente a la pantalla.
La baja demanda de crédito perjudica a los bancos.

Para empezar, los tipos de interés fijados por la Reserva Federal se mantienen en 0 desde el mes de marzo, una medida encaminada a incentivar la actividad y el movimiento del dinero que golpea el beneficio que obtienen las entidades financieras al prestar.

Y la demanda de créditos se ha desplomado. La incertidumbre acerca de cuándo terminará la pandemia y mejorará la economía aconseja prudencia a la mayoría y son pocos los que ahora quieren endeudarse y correr riesgos.

A eso se suman los estímulos aprobados por el gobierno, que incluyen desde la compra de bonos emitidos por las entidades hasta pagos directos a las familias y negocios, así como la creación de cada vez más dinero.

Dólar
La pandemia de coronavirus ha cambiado muchas cosas.

Como resultado, JPMorgan, Bank of America y Citigroup recibieron más de un billón de dólares en depósitos en 2020 y el ratio de préstamos por depósito en las entidades cayó a mínimos históricos, hasta situarse apenas por encima del 60%.

Los niveles de ahorro se han disparado. “La gente está literalmente acaparando dólares en los bancos”, resume Stovall.

Estos no solo tienen ahora más difícil rentabilizar los depósitos. Su aumento les exige también incrementar el capital con el que están obligados a respaldarlos, mucho más de lo que era antes del crash de 2008, tras el que las autoridades introdujeron medidas para evitar un nuevo colapso del sistema.

Varios ejecutivos del sector ya han reclamado a las autoridades que relajen esas exigencias en el nuevo contexto.

Según Jennifer Piepszak, directora financiera de JP Morgan: “Es un problema para nosotros en el corto o medio plazo”.

Oficina de Goldman Sachs.
Goldman Sachs es uno de los grandes bancos que podría verse afectado por el exceso de depósitos.

Cómo afecta a los bancos y cómo puede afectar a la gente

Stovall cree que “ahora el sistema financiero es fuerte” y no está en juego su viabilidad. “Se trata más bien de una cuestión de cuánto puede ser su beneficio”.

El experto recuerda que “los bancos más grandes cuentan con otras muchas maneras de hacer negocio” y no cree que el nuevo gobierno presidido por Joe Biden vaya a hacer concesiones sustanciales en materia regulatoria.

“La seguridad del sistema es prioritaria para el gobierno, que lo que quiere de la banca es que esté en condiciones de conceder créditos para activar la economía, y, desde luego, la banca está deseosa de hacerlo”.

¿Y los clientes? ¿Se encontrarán con que no tienen dónde guardar su dinero?

“Puede que algunos bancos les digan que busquen otro lugar, pero siempre va a haber alguien dispuesto a recibir los fondos”, pronostica Stovall.

Dólares.
Los bajos tipos de interés reducen la rentabilidad para muchos ahorradores.

En realidad, la consecuencia más directa del escenario actual ya llevan tiempo percibiéndola quienes tienen sus ahorros depositados en los bancos, al recibir una rentabilidad casi nula por ellos, y los pronósticos no apuntan a que eso vaya a cambiar pronto.

Eso podría causar efectos de desenlace incierto.

Stovall advierte que “esta situación puede llevar a muchos pequeños ahorradores a buscar productos e inversiones de mayor riesgo”, como parece confirmar el alza en la cotización de activos de alta volatilidad como el bitcoin.

Fuente: BBC Mundo.

En un año de pandemia el Banco Central dice que cerró con el nivel de reservas internacionales más alto de la historia


Anuncios

Depreciación interanual del peso frente al dólar fue de 9.2% al 31 de diciembre de 2020.

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informó que las reservas internacionales superaron los US$10,750 millones al cierre del 2020, siendo este el nivel más alto de reservas internacionales registrado históricamente, según un comunicado de la institución.

Ese monto equivale al 13.7 % del Producto Interno Bruto (PIB) y a una cobertura de 7.3 meses de importaciones, superando los umbrales de 10 % del PIB y los 3 meses de importaciones recomendados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), detalla la nota.

Estos niveles de reservas internacionales constituyen otro indicador importante que apunta a la robustez de los fundamentos macroeconómicos de República Dominicana, a la vez que confirma que el Banco Central mantiene una posición fortalecida para asegurar que los sectores demandantes de divisas continúen operando sin mayores contratiempos.

La institución destaca que este nivel histórico de reservas internacionales se alcanzó durante el 2020, un año en el que todas las economías del mundo fueron impactadas negativamente por la propagación de la COVID-19, provocando una suspensión del turismo y otras actividades generadoras de divisas.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Remesas

No obstante, agrega la nota, a pesar de este entorno internacional adverso, desde mayo en República Dominicana los flujos de dólares estadounidenses experimentaron una constante mejoría debido al significativo dinamismo de las remesas, que alcanzaron un aumento de un 27% de forma interanual al mes de noviembre, la expansión de las exportaciones de zonas francas, que aumentaron en un 8.2% a septiembre y la inversión extranjera directa, la cual se estima superaría los US$2,500 millones para el cierre del pasado año.

El Banco Central añade que esta posición de reservas también fue posible gracias a la colocación exitosa de bonos soberanos del Gobierno dominicano en los mercados internacionales por un monto de US$3,800 millones, lo cual permitió recaudar divisas de inversionistas que continúan apostando a la trayectoria de crecimiento de la economía dominicana.

Asimismo, hacia el cierre de año, el Gobierno dominicano recibió aportes de organismos multilaterales por un monto de US$617.4 millones para apoyar el financiamiento de los programas sociales y de salud necesarios para solventar la crisis de la COVID-19. Se destaca que los recursos recibidos están disponibles para ser utilizados por el Gobierno dentro de lo contemplado en el Presupuesto General del Estado.

Garantiza estabilidad

Todo lo anterior permitirá al Banco Central continuar contribuyendo con la estabilidad cambiaria que ha caracterizado a la economía dominicana en los últimos años y enfrentar cualquier choque externo que pudiera afectar el mercado cambiario doméstico, destaca el organismo.

Tal como se evidenció durante el pasado año 2020, la participación activa del Banco Central en el mercado cambiario contribuyó a crear condiciones favorables que permitieron mantener la estabilidad relativa del tipo de cambio observada a partir de la segunda mitad del 2020, aún en medio de un panorama internacional convulso.

Luego de que durante el mes de junio algunos participantes del mercado tomaron posturas especulativas, llegando a ofrecer cotizaciones marginales del tipo de cambio que alcanzaron niveles de hasta RD$59.30 por US$1.00; hacia el cierre del 2020, la divisa norteamericana se cotizaba en RD$58.33 por US$1.00, una reducción de casi 100 puntos básicos en el precio de la divisa.

Esto equivale a una depreciación interanual de 9.2% al 31 de diciembre de 2020, mostrando una recuperación significativa en el tipo de cambio, con un comportamiento relativo de la moneda mucho más estable que la de otros países de la región.

La entidad informa que, en adición a una fuerte posición de reservas internacionales, los bancos múltiples también cuentan con liquidez más que suficiente para atender sus necesidades de divisas, al disponer de montos superiores a los US$3,200 millones, entre sus disponibilidades de caja, depósitos en Banco Central y en el extranjero, al cierre del 2020.

El organismo garantiza que continuará participando en el mercado a través de su Plataforma Electrónica de Negociación de Divisas, mecanismo que le permite conocer las condiciones del mercado cambiario en tiempo real y actuar oportunamente en coordinación con los bancos comerciales, asegurando que sigue preparada para apoyar el acceso equilibrado de divisas al público general y a los sectores productivos, ante un posible aumento en la demanda de divisas típica durante el primer trimestre del año.

La entidad precisa cuando se reactiva la demanda como un fenómeno estacional que se ve todos los años debido a la reposición de inventarios por parte de los sectores de ventas al detalle e importadores que culminaron sus ventas del mes de diciembre, así como el regreso a las operaciones normales de otros sectores productivos, pasada la temporada de Navidad.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Recuperacion

Hacia el resto del 2021 se espera una reactivación paulatina del sector turismo, influenciada por las medidas del Plan de Recuperación Responsable del Turismo que ha implementado el Gobierno dominicano, lo cual contribuirá al buen desenvolvimiento del mercado cambiario y de las cuentas externas en lo adelante.

Igualmente, se espera que los sectores generadores de divisas continúen mostrando un desempeño positivo, destacando el continuo impulso de las remesas y la inversión extranjera directa, en un año en el que diversos analistas y organismos internacionales proyectan una reactivación importante de la actividad económica global, gracias a los avances en los esfuerzos de vacunación contra el COVID-19.

El Banco Central reiteró además a los agentes económicos y al público en general que se mantiene vigilante, comprometido a actuar de manera oportuna para garantizar la estabilidad de precio.

Añade que, con niveles de reservas óptimos, continuará actuando como sea necesario, a fin de evitar presiones exacerbadas sobre el comportamiento del tipo de cambio, coadyuvando así a propiciar un clima de certidumbre en los agentes económicos, confiado en que una vez se supere esta crisis de salud, en el 2021 se mantenga la senda de crecimiento de la economía dominicana en un ambiente de estabilidad macroeconómica.

Fuente: Listín Diario

Pandemia reconfigura los salarios en la región; en RD han crecido pero siguen siendo de los más bajos


Anuncios

Las posiciones de liderazgo modifican sus roles y son las primeras en sufrir recortes o ajustes en las retribuciones.

El panorama laboral en Centroamérica y República Dominicana (CARD) atraviesa por una crisis debido a la Covid-19 que obliga a las empresas a ajustar su estrategia de negocios y reestructurar su pirámide organizacional.

Como consecuencia, las posiciones de liderazgo modifican sus roles y son las primeras en sufrir recortes o ajustes en las retribuciones.

João Nunes, Managing Director de Michael Page México y Centroamérica, explica que el mercado laboral ha disminuido mucho en términos de nuevas contrataciones debido a que muchas compañías han implementado medidas de reducción de costos que impactaron directamente en el número de personas en sus estructuras.

A pesar de ello ya es posible ver una activación paulatina en varios países donde puede observarse el impacto en los perfiles requeridos, enfocándose en puestos bien justificados, con habilidades técnicas y competencias específicas.

“Nos encontramos ante un último trimestre que definirá el futuro del mercado laboral para los próximos años ante la etapa de recuperación y reinvención de las corporaciones”, comenta Evelyn Alvarez Rank, gerente Regional de Reclutamiento de PAE Centroamérica y República Dominicana.

“Estamos ante una nueva era en el mercado laboral, y las oportunidades de empleo entraron a una etapa de conversión en donde la expectativa sobre las habilidades, competencias y experiencia del talento jugará un papel importante”, afirma.

Ante este panorama, algunos sectores ya muestran una recuperación, tal es el caso del agrícola y el de alimentos, así como aquellas compañías de manufactura ligadas a bebidas, alimentos, y artículos de primera necesidad en los hogares, que repercuten en apostar a posiciones de marketing digital, business intelligence, innovación y desarrollo, así como vacantes ligadas a planeación de la demanda, logística, almacenamiento y redefinición de procesos para la adecuación y optimización de la capacidad productiva en torno al comportamiento del consumidor.

A su vez, las posiciones de innovación desde el punto de vista de tecnología, como análisis de datos, seguridad de la información y CRM (gestión de las relaciones con clientes) son posiciones altamente demandadas en banca, servicios de telecomunicaciones, tecnología y retail, donde el acceso a perfiles calificados y de dominio integral son escasos, e impera la necesidad de identificación de perfiles en otros países, apunta Nunes.

Fernando Bonilla, Principal Centroamérica y el Caribe de Korn Ferry, subraya que las industrias que han tenido un menor impacto son las de consumo y retail, en especial posiciones operativas y de tecnología.

Por otro lado, en el sector de servicios compartidos en países como Costa Rica y Guatemala ha habido un auge debido a que muchas multinacionales han migrado temporal o permanentemente varias de sus operaciones a estos países, lo que ha requerido personal desde nivel básico hasta posiciones de liderazgo en soporte financiero, adquisiciones, recursos humanos, tecnología, entre otras.

Crecimiento salarial

En CARD, el país que mayor crecimiento salarial registra es República Dominicana (7%), seguido de Nicaragua (5%), Honduras (3.7%), El Salvador (3.3%), Costa Rica (3.2%), Panamá (3.0%) y Guatemala (2.0%), de acuerdo con datos del Informe Regional PwC Interaméricas, Compensación y Beneficios, de septiembre de 2020.

Patricia Martínez, supervisora de Human Resources Management de PricewaterhouseCoopers (PwC) Costa Rica, explica que el crecimiento de República Dominicana se debe a factores como el cambio electoral del pasado mes de julio, el incremento al salario mínimo, y al porcentaje de inflación que es más alto que en otras naciones.

“En términos absolutos presenta un aumento más alto, pero al analizar el contexto, el crecimiento es muy similar al resto de los países”.

Para hacer frente a la pandemia, las empresas han optado por conservar las posiciones más relevantes en la estructura, contra aquellas áreas robustas que hoy no son necesarias, lo que ha generado escenarios de reacomodo de la cantidad de personal y las habilidades determinantes para enfrentar los nuevos desafíos, así como la inversión que dichos cambios originan, bien sea en profesionalización de cargos, alcance y responsabilidades de roles, proyectos temporales, y hasta renovación de la plantilla por temas ajenos al desempeño y ligados a compartir la visión de negocio.

Asimismo, algunas compañías han hecho reducción de salarios de entre 15% y 35% en algunos casos por periodos de tres a seis meses, y esfuerzos por adelantar vacaciones entre otras medidas de mitigación de costos, informa Nunes.

Alvarez menciona que durante los meses iniciales de la emergencia sanitaria muchas firmas suspendieron contratos, y muchos de estos no serán reactivados en un intento de aligerar estructuras para hacerle frente a la reducción de utilidad, por lo que vendrían reestructuraciones que pueden impactar en el tamaño de la organización y en la revisión de salarios con base en las funciones realmente necesarias para seguir operando.

Al respecto, Bonilla comenta que muchos directores generales y altos ejecutivos de las asociaciones más afectadas anunciaron decrementos salariales significativos en sus ingresos.

Reducir el salario de los ejecutivos fue un paso visible y potencialmente necesario para estabilizar algunas organizaciones a medida que gestionaban la crisis.

Esto envió un mensaje positivo tanto a los empleados como a los accionistas, pues mejoró o al menos limitó el desgaste de la reputación de la empresa.

“En medio de esto, la compensación ejecutiva ha estado, naturalmente, bajo un mayor escrutinio”, expone.

Y añade que conforme pasaron los meses y las afectaciones aumentaron, esta medida no fue suficiente, por lo que la mayoría ha aceptado acortar sus jornadas laborales a propuesta de los diferentes gobiernos, yendo desde 10% hasta 75% en algunos casos, y que al final impactan en la reducción salarial.

Victoria Scott, gerente de consultoría en Compensación y Beneficios de PwC Costa Rica advierte que aún no hemos visto todo el impacto de la pandemia en los salarios, por lo que estima que para 2021-2022 veremos el efecto de la oferta y demanda, junto con una revaloración de los puestos y un aumento o disminución de ciertas posiciones que reflejarán las necesidades del mercado.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Los beneficios y compensaciones están jugando un rol determinante, y en países como República Dominicana y Honduras alcanzan 32% y 29%, respectivamente, en la composición de la remuneración del país, tanto en compensaciones variables como en beneficios en especie, indica el reporte de PwC.

Ante los cambios en las necesidades, los colaboradores buscan ahora beneficios que les brinden seguridad y estabilidad laboral, y les permitan afrontar la nueva normalidad, tales como seguro de gastos médicos extendido al núcleo familiar, bienestar que incluye atención psicológica y clases de yoga; flexibilidad en los horarios, e-learning, transporte seguro, entre otros.

De este modo, las compañías enfrentan el reto de cómo recompensar las habilidades actuales en términos salariales, y tendrán que redefinir sus métricas para el desempeño esperado y con ello los esquemas de compensación variables con base en las estrategias que definirán a futuro.

“Estamos en un periodo de transición que se va a alargar, entonces las empresas tienen que ir flexibilizando sus esquemas para adaptarse a las nuevas necesidades, porque ahorita estamos ante esta situación, pero a futuro vendrán otras y los esquemas no tienen que ser tan rígidos para poder adaptarse ágilmente a lo que enfrentarán en el día a día”, opina Scott.

El especialista estima que entre los siguientes seis meses a dos años las organizaciones se enfocarán en el cambio de la estrategia y diseño de compensación, especialmente en la remuneración total, los procesos de gestión de desempeño, el diseño de compensación variable y la estructura organizacional y competitividad externa.

Futuro del mercado laboral

La pandemia está generando también cambios organizacionales, pues surgen nuevos líderes que no necesariamente están asociados a una posición identificada en la estructura.

Se crean posiciones nuevas y algunas desaparecen, por lo tanto, los roles sufren una transformación, debido a que hay personal que asume responsabilidades de quienes se van y hay empleados que vienen a hacer cosas que antes no se hacían, refiere Martínez, de la consultora PwC.

Bonilla coincide al decir que en las últimas semanas se ha ido reactivando el mercado muy lentamente, y muchas de las organizaciones han optimizado los recursos, ampliando posiciones o gerencias funcionales con responsabilidad en dos roles, por ejemplo, gerente comercial y de marketing.

Competencias como manejo de ambigüedad, adaptabilidad, aprendizaje flexible y gestión del cambio, son más valoradas y repercuten en cargos de gerencia media, así como posiciones altas que se han replanteado en organizaciones que requieren retar su esquema tradicional de trabajo y en ocasiones su plan estratégico de negocio, enfatiza Nunes.

Por otro lado, entre las profesiones con mayor demanda y por ende las mejor pagadas se encuentran: expertos en e-commerce, transformación digital, innovación y data analytics, ciberseguridad, inteligencia de negocios, así como servicios relacionados con logística, salud, seguridad y servicio al cliente.

Asimismo, hay una alta demanda de direcciones y gerencias en áreas comerciales, mercadeo, finanzas, y cadena de suministro, así como cambios relevantes en áreas de recursos humanos en mercados más maduros, donde su rol es más estratégico que operativo.

Con anterioridad se venían dando cambios en el enfoque tradicional de la selección de talento, donde las compañías buscaban un perfil más amplio para sus empleados, pero el Covid-19 vino a acelerar todos estos cambios, para enfocar la selección de personal más en habilidades blandas, pensamiento innovador y visión estratégica, dice Bonilla.

Para Álvarez, desde el punto de vista del reclutador el desafío es encontrar metodología para entrevistar y seleccionar, y la adopción de herramientas y recursos que faciliten la selección, en tanto que para las áreas contratantes es crear confianza en los procesos remotos, así como en el candidato en el uso de herramientas digitales para navegar su proceso de reclutamiento:

“La digitalización ya no es un lujo, es una necesidad operativa para soportar la labor de reclutamiento y selección, por lo que la capacitación de los reclutadores será esencial para la adaptación y reinvención de los procesos”.

La pandemia fue un empujón que puso en evidencia la disparidad que hay entre lo rápido que va la digitalizacion y lo lento que va el desarrollo de competencias digitales, por lo que las empresas enfrentan el reto de formar y capacitar a su personal en medio de la crisis, indica Jorge De Mezerville, director de People and Organization de PwC Costa Rica.

Así, los involucrados en el mercado laboral tienen que adaptarse a la nueva normalidad, que con el paso del tiempo irá sumando otros obstáculos por superar:

“El Covid-19 sentó un precedente, pero no va a ser la única cosa que va a transformar y a seguir transformando el mercado laboral”, puntualiza Patricia Martínez.

Fuente: Listín Diario

¿Qué son las neurofinanzas y por qué algunas personas hacen dinero más fácilmente que otras? (y no siempre por trabajar más duro)


Anuncios

Perder duele y, a veces, mucho.

Ganar US$100 dólares puede hacer que muchas personas se sientan felices, pero perder US$100 puede provocar una emoción incluso más intensa que esa alegría.

Ese ejemplo se lo da a BBC Mundo Arman Eshraghi, catedrático de Finanzas e Inversiones de la Universidad de Cardiff, para explicar que imágenes por resonancia magnética del cerebro han mostrado que “las pérdidas desencadenan una mayor actividad en las áreas del cerebro asociadas con emociones negativas que las que generan las ganancias (equivalentes) en los centros de placer”.

Aunque en el pasado, el campo médico fue el que principalmente se enfocó en el estudio del cerebro, en las últimas décadas, otros ámbitos, como el financiero, también han buscado entenderlo.

Se ha fundido la economía con la neurociencia para darle una explicación a nuestros comportamientos, ya sea como inversionistas o como consumidores, tomando en cuenta no sólo el cerebro sino el sistema nervioso e incluso las hormonas.

Ha surgido lo que se conoce como las neurofinanzas, “un área relativamente nueva que se esfuerza por comprender la toma de decisiones financieras agregando conocimientos de la psicología y la neurociencia a las teorías tradicionales de las finanzas”, señala Kerstin Preuschoff, profesora asociada de Neurofinanzas y Neuroeconomía de la Universidad de Ginebra.

Esa comprensión neuronal cobra especial importancia en “entornos de riesgo e incertidumbre, en los que generalmente primero reaccionamos y después analizamos”, le dice a BBC Mundo Joselyn Quintero, asesora financiera especializada en Psicología Financiera y Neurofinanzas.

Entonces ¿qué pistas nos da ese campo sobre la forma en que tomamos decisiones de dinero?

La carga emocional

Por más que lo intentemos, nuestra naturaleza nos impide alejarnos del hecho de que cada elección que hacemos tiene un elemento emocional.

Silueta

Nuestras decisiones en los diferentes ámbitos de la vida tienen un elemento emocional y en finanzas es importante darse cuenta de ello.

“Es así para todo tipo de decisiones y se aplica particularmente a las financieras. Con las decisiones de inversión específicamente, existe la promesa oculta de riqueza que tiene un fuerte elemento emocional”, indica el profesor Eshraghi.

“Incluso los gerentes financieros más experimentados pueden tomar decisiones que no se basan únicamente en el pensamiento racional”.

Pese a que durante más de 30 años, los expertos en finanzas conductuales han empleado con éxito los conocimientos de psicología, sociología e incluso de física para intentar dilucidar la forma en que decidimos, “los avances en la tecnología han permitido a los neurocientíficos mapear los procesos químicos y eléctricos que ocurren en nuestro cerebro cuando tomamos decisiones”.

Volviendo al ejemplo de los US$100, los especialistas ya habían identificado ese patrón llamado aversión a las pérdidas, pero “las neurofinanzas nos han permitido ver qué sucede realmente en el cerebro”.

¿Cómo podemos tomar mejores decisiones financieras?

Eshraghi cree que “las mejores decisiones financieras se toman a menudo utilizando un ‘pensamiento’ lento, cuidadoso y analítico en lugar de un ‘sentimiento’ rápido e inductivo”.

Un analista financiero

“Cuando los mercados financieros son volátiles, normalmente es mejor ‘mantenerse fuera’ y dejar de mirar las pantallas”, indica el profesor Arman Eshraghi.

Evidentemente las emociones no se pueden eliminar de la ecuación, pero parte de la clave está en ser conscientes de ellas.

Por ejemplo, “cuando los mercados financieros son volátiles, normalmente es mejor ‘mantenerse fuera‘ y dejar de mirar las pantallas”.

La razón es que el “cableado” de nuestros cerebros reacciona a contextos inestables de una forma más emocional que analítica.

Hay un fenómeno que se da entre algunos inversionistas y es el que los psicólogos llaman “anclaje”: la tendencia a apegarnos a números aleatorios.

“Incluso la información aparentemente más inocua puede llegar a nuestro subconsciente. Por ejemplo, los inversores pueden anclarse a los niveles de precios existentes de una acción y cuando llegan noticias nuevas al mercado, algunos tardan en reaccionar y actualizar lo que piensan”.

Otras personas se encariñan con marcas y compañías que les son familiares y, a la hora de invertir o comprar, “eso puede llevar a una falta de diversificación y eventualmente no es una estrategia financiera sólida”.

Somos más que la lógica

Daniel Kahneman es el autor del libro Thinking, Fast and Slow (“Piensa, rápido y lento”) y plantea que nuestra mente tiene dos sistemas de pensamiento que influyen en la forma en que tomamos decisiones.

Daniel Kahneman
Daniel Kahneman ganó el Premio Nobel de Economía en 2002 “por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica, especialmente en lo que se refiere al juicio humano y la toma de decisiones en entornos de incertidumbre”.

Mientras el Sistema I se encarga de lo intuitivo, instintivo e inconsciente, el Sistema II aborda lo analítico, lo consciente, lo lógico.

Aunque es un influyente psicólogo, Kahneman recibió el Premio Nobel de Economía en 2002 por su trabajo pionero, junto Amos Tversky, sobre el elemento irracional en la toma de decisiones.

De hecho, ambos fueron los primeros en identificar la aversión a las pérdidas.

Kahneman desafió la corriente del pensamiento económico tradicional que apuntaba a que somos racionales, lógicos y egoístas cuando nos toca escoger y, con ello, sentó las bases de la economía del comportamiento.

Consejos de un Nobel

“Por qué tomamos malas decisiones sobre el dinero (y qué podemos hacer al respecto)” (Why We Make Bad Decisions About Money (And What We Can Do About It) es el título de un video del sitio Big Think, en el que Kahneman arroja algunas luces:

Una mata siendo regada
En muchos casos, hacer dinero es una experiencia que toma tiempo e implica un proceso de aprendizaje no sólo personal sino del entorno.

“Para ciertos tipos de decisiones, necesitas habilidad para el cálculo numérico. La gente que la posee tiene una ventaja significativa sobre la que no”.

“Entender el interés compuesto hace una diferencia inmensa, ya sea que pidas prestado con una tarjeta de crédito o que tengas ahorros”.

Y es que, de acuerdo con el experto, “la gente tiene una idea muy confusa del interés compuesto y eso es muy perjudicial”.

También habla de la importancia de adoptar una perspectiva amplia frente a lo que pasa y evitar reacciones emocionales demasiado fuertes frente a los eventos.

“Piensa que ganas un poco y pierdes un poco y que tu respuesta emocional a las ganancias pequeñas y a las pérdidas pequeñas sea muy limitada. Eso tiende a inducir una mejor toma de decisiones”.

Busca orientación

El artículo Daniel Kahneman: Four Keys to Better Decision Making (“Cuatro claves para una mejor toma de decisiones”), publicado en el sitio del CFA Institute, plantea que “tendemos a sobreestimar nuestras posibilidades de éxito, especialmente en la fase de planificación”.

Una mujer frente a una pantalla

Tomar decisiones financieras no siempre es sencillo, por eso es recomendable pedir asesoría.

Cuando algo no sale bien, buscamos una explicación, “tienes la sensación de que has aprendido algo y de que no volverás a cometer ese error”, dice Kahneman, pero quizás una relación causa-efecto no es la mejor conclusión de lo ocurrido.

“Lo que deberías aprender es que fuiste sorprendido otra vez. Debes aprender que el mundo es más incierto de lo que crees“.

Otro aspecto que el Nobel recomienda evitar es el arrepentimiento, pues es “el mayor enemigo de la toma de decisiones en las finanzas personales”.

Además invita a cultivar la curiosidad y a buscar una guía. El mejor asesor es “una persona a la que le gustes y a quien no le importen tus sentimientos“.

Si la encuentras es muy probable que te dé buenos consejos.

Y cuando estés por tomar una decisión importante: ve despacio.

La importancia del margen de error

Ser flexibles y adaptarse a nuevas circunstancias también es clave cuando se toman decisiones relacionadas con el dinero.

Mark Zuckerberg
Hay muchos ejemplos de cómo el éxito financiero puede ir de la mano con lo que nos apasiona.

Morgan Housel es autor de The Phychology of Money (“La psicología del dinero”) y plantea cuán importante es abrirse a los errores.

“Demasiada devoción a un objetivo, un camino, un resultado, es invocar al arrepentimiento cuando eres tan susceptible al cambio”, escribió en un blog que lleva el mismo título de su libro.

“Las personas subestiman la necesidad del margen de error en casi todo lo que hacen que involucre dinero”.

De acuerdo con el experto, se debe a “la idea de que su visión del futuro es correcta, impulsada por el sentimiento incómodo que viene de admitir lo contrario”.

Pero eso les causa un “daño económico” porque les impide tomar las mejores acciones.

Housel también plantea que el margen de error se malinterpreta, “a menudo se ve como una protección conservadora, utilizada por aquellos que no quieren correr mucho riesgo o no confían en sus puntos de vista”.

“Pero cuando se usa apropiadamente es lo contrario. El margen de error te permite aguantar y esa resistencia te hace quedarte el tiempo suficiente para que el chance de beneficiarte de un resultado de baja probabilidad caiga a tu favor”.

Y es que, en muchos casos, obtener ganancias también es cuestión de tiempo.

“He descubierto que, al tomar decisiones de dinero, ayuda recordar constantemente que el propósito de invertir es maximizar los retornos, no minimizar el aburrimiento. Lo aburrido está perfectamente bien. Lo aburrido es bueno. Si deseas enmarcar esto como una estrategia, recuerda: la oportunidad vive donde otros no están y los otros tienden a mantenerse alejados de lo aburrido”.

Lo que hacen los millonarios

William Leith es periodista y autor de The Trick: Why Some People Can Make Money and Other People Can’t (“El truco: Por qué algunas personas pueden hacer dinero y otras no”).

Un cerdito pasa por un anillo de fuego
Cómo percibimos el riesgo y la incertidumbre determina en parte qué decidimos hacer con nuestro dinero.

Su investigación lo llevó a adentrarse en el mundo de algunos millonarios.

“La gente que entrevisté, quienes se hicieron ricos de alguna manera, habían desarrollado una comprensión de lo que era el riesgo y de cómo a menudo es contrario a la intuición”.

“Eso es esencial”, le dice a BBC Mundo. Pero hay algo más: pasaron por varios fracasos, aprendieron de ellos, cambiaron y siguieron.

“Y cada vez se van acercando un poco más a cómo las cosas funcionan” hasta que se convierten en “los pocos que tienen éxito”.

“La razón es que casi todo el mundo se daría por vencido mucho antes porque fallan y fallan y fallan. La mayoría de la gente no puede soportarlo”.

“Se trata de hacer cosas que la mayoría no haría (…) o que todos piensan que no funcionarán o que son riesgosas”.

Es ver el riesgo desde una perspectiva “real” y no desde lo que “tu corazón te diga, sino lo que te diga tu cabeza“.

Leith destaca un elemento que Kahneman nos había anticipado: la curiosidad.

“Si quieres empezar un negocio, tienes que ver qué está sucediendo y qué está cambiando. Tienes que averiguarlo por ti mismo“, porque los libros te mostrarán “el mundo que existía ayer, así que tienes que salir y empezar”.

“Piensa por ti mismo: ¿Cómo puedo mejorar esto? Así es como la gente tiene éxito”, cómo sobresale entre la multitud.

Cómo reaccionar

Una mujer con una anuncio de cerrado

Aunque muchos negocios se han visto dramáticamente afectados por la pandemia de coronavirus, otros han encontrado oportunidades y las han aprovechado.

Emprendedores que han aprovechado oportunidades en medio de circunstancias muy difíciles porque, como indica Leith, se detuvieron a observar lo que está pasando.

“Cuando le preguntas a un financiero: ‘En medio de todo esto ¿qué harías?’ Te va a hablar de recortar gastos. Su tendencia es minimizar riesgos en la medida de lo posible”, señala.

“Lo que nos hemos convertido es en personas que no sólo somos adversas al riesgo sino que somos obsesivas con la certidumbre. Es decir, no nos movemos si no tenemos algo que nos garantice que las cosas van a resultar”.

“Eso hace que cuando se te presenta una situación que no tienes cómo controlar, la tendencia es a replegarse, cerrarse”.

Y, muchas veces, eso impide ver las oportunidades que hay.

La experta explica que el pensamiento industrial busca la certidumbre, se basa en la seguridad y reacciona ante el corto plazo.

“Si quiero tener más ingresos, entonces debería trabajar más horas. Llevamos en paralelo los costos con los beneficios. Para ganar más tengo que trabajar más”.

Pero la era digital está imponiendo otro paradigma en el que hay una mayor comprensión del largo plazo y de la sostenibilidad.

El nuevo paradigma

En ese nuevo paradigma, dice Quintero, entra en juego un elemento: la autoestima.

Dos jóvenes frente a un laptop
La era digital ha traído nuevos esquemas para abordar el tema laboral y cómo se hace dinero.

“Saber que aunque vas a hacer algo que no va a ser necesariamente del agrado de mucha gente, la certeza eres tú, la única garantía que tienes, en vez de buscar la certidumbre (afuera), eres tú”.

A medida que se va teniendo claridad mental en una idea o un proyecto, los resultados se irán dando y empezará un proceso de validación.

“Cuando hablas con una persona que tiene 25, 27 años, su probabilidad de generar dinero está más clara que una persona de mi generación, que haya nacido hace 40, 50 años, es decir, la posibilidad de ganar más dedicando menos tiempo es ya una narrativa generacional y, por ende, naturalmente te vas enfocando y te vas moviendo en torno a eso”.

“Cuando la generación de los baby boomers se expone a este tipo de pensamiento tiene la idea de que esta gente no quiere trabajar o que quiere ganárselo todo sin hacer nada, cuando en realidad el tema no es tanto qué hacen, sino desde dónde lo hacen”.

La experta reflexiona sobre cómo muchos baby boomers sentían que tenían que trabajar en algo que no querían para ganar dinero, lo cual contrasta con el esquema de pensamiento de los millenials y los centennials:

Hago lo que me gusta porque gano dinero haciéndolo. A partir de allí monto un modelo de negocio que sirva a la sociedad, pero que fundamentalmente parte de mí”.

Un enfoque complementario

El sistema financiero tradicional se ha basado en un esquema normativo: en cómo deberían ser las cosas y no en cómo son, señala Quintero.

Una muñeca vestida de graduada y una calculadora
Algunas personas se paralizan frente a decisiones financieras porque piensan que como “no estudiaron en la universidad, eso las hace sentir menos inteligentes”, cuando la inteligencia “en realidad es la capacidad de aprender de lo que sucede, ajustarte y mejorar”, reflexiona Joselyn Quintero.

Las neurofinanzas presentan un enfoque complementario:

“En vez de decirle a una persona qué debe hacer, empiezo a entender qué está haciendo” y, de esa manera, se crea un plan de acción que “se parezca más a ese individuo -que incluya sus aspiraciones, deseos- y no que lo encuadre en una fórmula preestablecida”.

Y en ese contexto, hay varios factores que explican por qué hay personas a las que les cuesta más tomar buenas decisiones financieras.

Algunos se “paralizan” porque están superpreparados y otros porque piensan, por ejemplo, que como “no estudiaron en la universidad, eso los hace sentir menos inteligentes”, cuando la inteligencia “en realidad es la capacidad de aprender de lo que sucede, ajustarte y mejorar”.

La “parálisis por análisis”, explica, la suelen experimentar personas muy analíticas: “Me falta el último informe, la gráfica más reciente, la última actualización. Es como si quedaran secuestradas en su mente analítica”.

Y muchas veces cuando sucede eso, la persona se desconecta de lo que es lo más importante para ella y plantea sus metas “en función de las de otros“.

Incluso obteniendo algún tipo de ganancia, puede llegar a no tener mucho sentido porque está anclada en algo externo, no en lo propio, explica.

Mientras en las finanzas tradicionales se busca la maximización de los retornos: “Debo ganar lo más que pueda”, en neurofinanzas se habla de retornos satisfactorios.

En el medio

Quintero, como muchos expertos, consideran que hay que evitar los extremos: ganamos o perdemos y abordarlo como un proceso en el que vamos mejorando nuestras capacidades.

Dos personas pensando
Hay muchos factores que influyen en la forma cómo tomamos las decisiones que tienen que ver con el dinero. No sólo lo personal, sino lo cultural juega un rol.

“Por ejemplo, si me planteo que mis rendimientos este año deberían ser 7% mensual. En un mes puedo llegar a alcanzar 10%, pero en otro 5%. Si eso lo considero una oportunidad de aprendizaje, en vez de un fracaso, la próxima vez que invierta, ahorre o compre, voy con un aprendizaje y no con un fracaso encima”.

Una pregunta, de acuerdo con la experta, es válida: ¿Cómo me siento?

“La experiencia, desde un punto de vista de la neurociencia, es una codificación en el sistema nervioso central que nos permite aprender de nuestras propias reacciones”.

“Si me doy cuenta de que tengo una tendencia a ser más impulsiva ante ciertos escenarios, empiezo a observar ese comportamiento y a identificar cuáles son las variables que lo disparan y así creo una estrategia”.

Unos más que otros

Para la especialista, uno de los aspectos clave para comprender por qué a algunas personas les es más fácil hacer dinero que a otras, es la forma cómo se asume y se maneja la incertidumbre.

Elon Musk
La fortuna de Elon Musk creció 242% en el último año, según Forbes.

“El riesgo es un elemento clave dentro del mundo financiero, pertenece a un área analítica. El riesgo nos permite hacer unos cálculos para maximizar los resultados. La incertidumbre está más conectada con la parte emocional”.

Y en la forma en la que reaccionamos ante ella entran en juego elementos personales, familiares y culturales.

“Hay gente a la que la palabra oportunidad le genera un sentimiento de culpa y aunque existan oportunidades éticas y legales, no se van a mover porque hay elemento cultural que las frena”.

Dos personas en un mismo entorno pueden responder de manera distinta a un mismo hecho:

“Una tiene una narrativa de empoderamiento en la que el riesgo y la incertidumbre son asociados con aventura y se disponen física y biológicamente para adentrarse en ella”.

“Y tienes otra que los vincula con el peligro, como una amenaza, de la que hay que protegerse. Tanto su cuerpo como su bioquímica se preparan para evitarlo y para huir”.

Como toda en la vida, se trata de un equilibrio y aunque no existe una fórmula exacta de cómo hacer dinero -pues cada historia de éxito tiene sus particularidades- un balance entre muchos factores internos y externos es fundamental.

Fuente: BBC News Mundo

Cuáles son los empleos verdes más solicitados en el mundo y cómo podemos prepararnos para ellos


Anuncios

El trabajador que instala un panel solar o una turbina de viento tiene un empleo verde, es verdad.

Pero también es cierto que hay muchos más trabajos que protegen el medioambiente y a veces quedan fuera del radar, como aquellos que mejoran los procesos industriales, reducen el nivel de deshechos o mejoran la calidad de la construcción de edificios.

Al final de cuentas, hay empleos verdes en áreas tan distintas como la ingeniería, la ciencia, la albañilería, la manufactura o el desarrollo de tecnologías.

Por ejemplo, para fabricar un auto eléctrico, se requiere alguien que lo diseñe, otro que lo construya, otro que lo mantenga, otro que lo repare, y así, hay una larga cadena productiva que necesita personal especializado.

“Habrá más empleos verdes en el futuro, pero van a requerir que los trabajadores desarrollen nuevas habilidades”, dice Akanksha Khatri, jefa de la Agenda para la Acción sobre la Naturaleza del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), en diálogo con BBC Mundo.

Serán trabajos competitivos en el mercado, agrega, porque se han vuelto cada vez más rentables y en muchos países las empresas verdes reciben subsidios del Estado.

La organización proyecta que se crearán 395 millones de empleos verdes de aquí a 2030 y que el sector generará un volumen de negocios cercano a los US$10 billones, siempre que las empresas y los gobiernos continúen apostando por este tipo de desarrollo.

¿Qué sectores concentran la mayor demanda de empleos verdes en la actualidad? El agroforestal y el de las energías renovables, según Khatri.

Y en la medida que se expanda la economía circular -que busca reducir, reutilizar y reciclar- habrá nuevas oportunidades laborales ahí, apunta la especialista.

Lo mismo ocurrirá en las economías emergentes que están desarrollando proyectos de infraestructura que, si ayudan a mitigar el impacto ambiental, van a requerir planificadores, ingenieros, arquitectos, diseñadores, contratistas, albañiles y todos los que intervienen en la cadena productiva.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Según el sitio web The Balance Careers -dedicado a entregar información práctica para quienes buscan trabajo o quieren desarrollar su carrera-, estos 10 empleos verdes tienen alta demanda en el mercado laboral internacional:

1Director de sustentabilidad

Es la persona responsable de las políticas ambientales de una empresa.

2Constructor de edificios sustentables

Es un empleo abierto para ingenieros, arquitectos, diseñadores y otros profesionales vinculados a la construcción sustentable de edificios.

3Abogado medioambiental

Asesora a sus clientes en temas relacionados con la calidad del aire y el agua o los desechos.

4Geocientífico

Estudia la composición de los suelos y los recursos naturales. Pueden trabajar junto a científicos medioambientales.

5Ingeniero medioambiental

Asesora a gobiernos y empresas privadas sobre las mejores formas de minimizar el impacto ambiental de sus proyectos.

6Hidrólogo

Estudia la disponibilidad y la calidad del agua, recopila datos y formula planes para mejorar el recurso.

7Científico medioambiental

Trabaja para agencias de gobierno, firmas consultoras o empresas, utilizando su conocimiento para la toma de decisiones que afectan al medioambiente, las personas o los animales.

8Agricultor urbano

Utiliza o crea espacios verdes en lotes baldíos, patios traseros o azoteas de edificios.

9Científico conservacionista

Recopila y analiza datos para ayudar a administrar parques y bosques y proteger el medio ambiente, evitando causar daño a las especies nativas, los suelos y el agua.

10Planificador urbano

La mayor parte de los planificadores urbanos trabajan para los gobiernos. Es la persona encargada de diseñar programas de uso de la tierra para crear y expandir comunidades.

Como se trata de una definición muy amplia y con pocos datos estadísticos comparables, los organismos internacionales son reacios a escoger los empleos verdes con mayor demanda a nivel global.

Sin embargo, algunas publicaciones como la revista National Geographic, han hecho su propia lista de los empleos verdes con mayor crecimiento en el mundo.

En ella incluyen trabajos como ingeniero de autos eléctricos, reciclador, técnico en calidad de agua, científico ambiental, constructor de edificios verdes, agricultor urbano, técnico en paneles solares, en energía eólica y en energía proveniente de las olas.

Anuncios

¿Qué sectores verdes tienen mayor proyección?

Aunque los empleos verdes con mayor demanda dependen de las características de cada país, el Foro Económico Mundial ha detectado las áreas donde proyectan que se crearán más trabajos de este tipo a nivel mundial. Algunas de ellas son:

  • Agricultura sustentable-Pesca sustentable
  • Gestión de residuos
  • Producción de energía renovable
  • Construcción de edificios inteligentes que ahorran energía
  • Reciclaje de ropa
  • Reducción de filtraciones de agua a través de sensores
  • Extracción minera con técnicas que tienen menor impacto ambiental
  • Reutilización de piezas de vehículos

¿Cuáles son los empleos verdes más solicitados en Estados Unidos?

En un estudio publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés) sobre los trabajos verdes con mayor tasa de empleabilidad entre 2019 y 2029 son los técnicos de turbinas eólicas y los instaladores solares fotovoltaicos.

Los técnicos en turbinas eólicas se especializan en instalar, mantener y reparar este tipo de dispositivos. Suelen trabajar a grandes alturas y más informalmente se les conoce como los técnicos del viento.

Se entrenan para este trabajo asistiendo a una escuela técnica o recibiendo entrenamiento en el mismo trabajo y el salario promedio anual es de US$52.910.

El BLS proyecta que este empleo crecerá 61% al 2029, liderando la lista de las ocupaciones -de todo tipo- que más crecerán en el país, debido al rápido aumento en la generación de energías alternativas, una tendencia que también se expandirá a nivel global.

Al igual que los anteriores, los instaladores solares fotovoltaicos están encargados de instalar, mantener y reparar paneles solares en los techos y otros sistemas que convierten la luz el sol en energía.

Por las características del empleo la mayoría trabaja al aire libre, aunque a veces deben hacer trabajos en áticos o espacios cerrados para conectar los paneles a la matriz eléctrica.

Lo más común es que obtengan un diploma al terminar la secundaria en las llamadas “escuelas vocacionales” que en América Latina son más conocidas como escuelas técnicas.

Ahora bien, muchos reciben entrenamiento mientras realizan el trabajo, el cual dura aproximadamente un año.

El salario anual promedio es de US$44.890 y las perspectivas de crecimiento al 2029 llegan al 51%, ubicándose en el tercer lugar de los trabajos que tendrán mayor empleabilidad, después de las enfermeras.

¿Y cuáles pagan mejor?

En Estados Unidos varios empleos relacionados con el monitoreo y la protección de los recursos naturales pagan un salario por encima de la media nacional, según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, por sus siglas en inglés).

En la lista elaborada por el BLS, el trabajo verde mejor remunerado es el de científico atmosférico y espacial, con una salario promedio de US$94.110 al año; seguido por ingeniero medioambiental con US$87.620 y por hidrólogo con US$79.370.

Otras ocupaciones de alta demanda en Estados Unidos son los científicos medioambientales, científicos especializados en suelos y plantas, y científicos con foco en conservación.

Lo mismo ocurre con técnicos en ingeniería ambiental y técnicos en ciencia ambiental.

Sin embargo, debido a la pandemia de covid-19, el fuerte crecimiento de estos trabajos quedó en pausa o provocó pérdidas de empleos, tal como ha ocurrido en los demás sectores productivos, según la Asociación de Industrias de Energía Solar y la Asociación de Energía Eólica de EE. UU.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

¿Qué pasa en América Latina?

Ana Sánchez, especialista en empleos verdes para América Latina de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dice en diálogo con BBC Mundo que en la región hay al menos cuatro países que destacan en la creación de empleos verdes.

Se trata de México (con 56.000 puestos de trabajo), Ecuador ( con 44.000), Argentina (con 15.000), y Brasil con cerca de 1.158.000 empleos verdes en varios sectores, como el de biocombustibles, energía solar, y reconversión de buses.

“Los empleos verdes han crecido más en el sector de las energías renovables porque es donde más han aumentado las inversiones”, señala Sánchez.

Entre ellas está la energía solar (tanto la que produce electricidad como la que produce agua caliente); la eólica, la hidráulica, la geotérmica (que utiliza el calor que hay en la Tierra) y los biocombustibles (cuyo origen está en las plantas).

Una cosa importante que ha ayudado a la expansión de las energías renovables en el mundo y en la región es que su costo está disminuyendo.

“Las tecnologías utilizadas por las energías renovables son más baratas que las que usan los combustibles fósiles”, le dice a BBC Mundo Adrien Vogt-Schilb, economista senior de la División de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

También ha crecido la generación de empleo en sectores como la agricultura sustentable y la producción de alimentos procedentes de plantas, además de la silvicultura, la construcción y la manufactura.

“La transición hacia una economía de cero emisiones netas de carbono podría crear 15 millones de nuevos empleos en América Latina para 2030″, apunta Adrien Vogt-Schilb.

¿Cómo se puede preparar la gente?

Ana Sánchez de la OIT dice que lo ideal es que la persona interesada en el desarrollo sustentable escoja primero qué tipo de trabajo le gusta y que dentro de ese trabajo busque una especialización verde.

Al que le gusta el derecho, puede convertirse en un abogado especializado en medioambiente, o el que prefiere la arquitectura, puede enfocar su carrera hacia la edificación verde.

“Lo primero es formarse. Lo segundo es buscar qué tipo de apoyos hay en tu país para los emprendedores verdes“, explica. “En Latinoamérica los empleos verdes seguirán creciendo”.

Y a nivel global, lo que recomienda Akanksha Khatri del WEF, es que los gobiernos impulsen las escuelas vocacionales, para que sean tan competitivas como las universidades tradicionales“.

En un mercado laboral que exige a los trabajadores una formación continua (lo que se conoce como el aprendizaje para toda la vida), no basta con tener un título.

Lo más valorado por las empresas, agrega, es el entrenamiento constante en el mismo ambiente laboral, sumando habilidades nuevas o desarrollando las que ya se tienen.

Fuente: BBC Mundo.

Impuestos Internos dice que en octubre pasado recaudó RD$3,267.66 millones más que en el mismo mes del año anterior


Anuncios

Esto representa un incremento de 7%

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII) informó este martes que las recaudaciones en octubre pasado ascendieron a RD$45,489.76 millones, lo que representa un aumento de RD$8,716.06 millones más de lo estimado para un cumplimiento de 124%.

Mediante un comunicado de prensa la institución destacó que esto representa un aumento de 7% con relación a octubre del 2019, lo que equivale a unos RD$3,267.66 millones.

La entidad detalla que el total recaudado de enero a octubre del 2020 asciende a RD$361,822.14 millones, lo que significa RD$15,613.0 millones más que lo estimado, equivalente a un nivel de cumplimiento de 104. 5%.

“Octubre se convierte en el primer mes en que se cumple con las estimaciones del Presupuesto General del Estado original para el 2020”, destaca la nota.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Ingresos por concepto de minería

La entidad precisa que las cifras anteriores no incluyen los ingresos extraordinarios aportados por la minera Barrick Gold y que el pago a cuenta de esta empresa para el ejercicio 2021 asciende a RD$2,741 millones.

La DGII apuntó que el recaudo de agosto-octubre representa 33.3% del total del año 2020. 

También aclara que debido a la pandemia del coronavirus las recaudaciones del 2020 fueron reestimadas.

Fuente: Listín Diario

La construcción en América Latina se contraerá más que en cualquier otra región en 2020


Anuncios

Perú y Argentina verían caer este sector económico en hasta un 24% este año

Para 2021, se espera que repunte la actividad en especialmente en Perú, Chile y Colombia

Una firma de consultoría global redujo su pronóstico de producción de construcción para 2020 para América Latina a -11,4% (desde el -6,8% anterior), principalmente debido al repunte más lento de lo esperado en la actividad de la construcción en la segunda mitad del año. A medida que el coronavirus continúa propagándose por la región, las empresas de construcción todavía están luchando por reactivar sus operaciones, en muchos casos sin éxito.

Las alarmantes proyecciones son de GlobalData, cuya economía para la región, Dariana Tani, comenta: “El pronóstico revisado convierte a América Latina en la región con peor desempeño del mundo en términos de producción de construcción y refleja los daños económicos cada vez más profundos de la pandemia de COVID-19 y los estrictos bloqueos impuestos por las autoridades para limitar su propagación”.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Entre los países más grandes de la región, se espera que la producción de construcción de Perú se contraiga más este año con un -24%, seguida de Argentina (-23,5%), México (-15,2%), Colombia (-13,2%) y Chile (- 8,2%). En Brasil, se prevé que la producción caiga un 4,8% en comparación con el -6% anterior, ya que la continuidad de casi todas las actividades de construcción desde el inicio de la pandemia ha ayudado a evitar un resultado mucho peor en el segundo trimestre.

Tani continúa: “El avance en la reactivación de proyectos y el inicio de nuevos en algunos países se ha visto afectado por el continuo aumento en el número de casos de COVID-19 y la mayor incertidumbre en torno a la economía. En 2021, GlobalData espera que la industria se mantenga débil, aumentando solo un 0,2% antes de recuperarse al 3,1% durante el período de pronóstico restante (2022-2024)”, dice el informe, al que tuvo acceso El Economista América.

Qué pasará en 2021

Se espera que Perú, Chile y Colombia sean los de mejor desempeño el próximo año y se espera que la producción repunte al 16.8%, 6.8% y 4.8%, respectivamente. Mientras tanto, se espera que la actividad en Argentina, México y Brasil continúe cayendo, aunque a tasas mucho más débiles, cayendo en un -5,4%, -3,4% y -1,6%, respectivamente.

Tani agrega: “Si bien se espera que la actividad se recupere gradualmente en los próximos meses a medida que se alivien más restricciones relacionadas con COVID-19 en toda la región, no se espera que los niveles de producción registrados antes de la pandemia se restablezcan en los próximos cuatro años, dado que la región debilidades estructurales y problemas de larga data que se han agravado con la pandemia, incluidas las restricciones fiscales, las tensiones sociales, la creciente desigualdad, la baja productividad y el descontento general con las instituciones democráticas”.

Fuente: El Economista

Exxon pierde la corona como la compañía petrolera más grande de Estados Unidos


Anuncios
  1. Chevron Corp. superó a Exxon Mobil Corp. por primera vez en valor de mercado
  2. En lo que va del año, las acciones de Exxon han caído más de 50%

Chevron Corp. superó a Exxon Mobil Corp. como la compañía petrolera más grande de Estados Unidos por valor de mercado, la primera vez que la gigante con sede en Texas ha sido destronada desde que comenzó como Standard Oil hace más de un siglo.

No obstante, ambas compañías están retrocediendo en el espejo retrovisor de NextEra Energy Inc. El mayor productor mundial de energía eólica y solar ha superado a las grandes petroleras en medio de una transición energética que está adoptando las energías renovables a expensas de los combustibles fósiles.

NextEra terminó el miércoles con una capitalización de mercado de 145,500 millones de dólares, superando los 141,600 millones de dólares de Exxon. El mes pasado, la gigante energética eclipsó a Chevron, ahora valorada en 142,000 millones de dólares.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

A Chevron le está yendo relativamente bien en medio de la desaceleración del petróleo a causa del covid, habiendo emergido con el balance más sólido entre sus pares de las grandes petroleras. Pudo completar su adquisición de Noble Energy Inc. por 5,000 millones de dólares la semana pasada.

Exxon, por el contrario, está luchando por generar suficiente efectivo para pagar los gastos de capital, lo que la deja dependiente de la deuda y ejerce presión sobre sus dividendos de 15,000 millones de dólares al año. La compañía persiguió una serie de proyectos costosos que prometían crecimiento después de años de estancamiento de la producción, pero que se convirtieron en un lastre para su flujo de efectivo cuando golpeó la pandemia. En lo que va del año, las acciones de Exxon han caído más de 50%, y su pérdida del segundo trimestre fue la peor de la era moderna. En agosto, fue expulsada del Promedio Industrial Dow Jones.

NextEra se ha convertido en la empresa de servicios públicos más valiosa del mundo, principalmente apostando fuerte por las energías renovables, especialmente la eólica. Sus acciones han subido más de 20% este año y se está expandiendo agresivamente, con planes para aumentar su cartera de energías renovables a 30 gigavatios, suficiente para alimentar 22.5 millones de hogares.

“La gente cree que la energía renovable es una historia de crecimiento y que el petróleo y el gas son una historia en declive”, asegura Jigar Shah, cofundador de la financiera verde Generate.

Los inversores han respaldado la estrategia de energía limpia de NextEra, dado que la energía renovable es cada vez más común y deseable. Al menos una docena de estados de Estados Unidos tienen políticas que eventualmente exigirán redes eléctricas completamente limpias, y el candidato presidencial demócrata Joe Biden propone un sistema eléctrico verde en Estados Unidos dentro de 15 años.

“Ya no es una inversión de nicho”, asegura Kit Konolige, analista de servicios públicos de Bloomberg Intelligence. “Es una gran industria”

Fuente: Economiahoy.mx

Conozca cuáles han sido los impuestos más afectados por el COVID-19


Anuncios

La recaudación del periodo enero-agosto de 2020 sumaron RD$280,417.2 millones, un descrecimiento de 13.9%.

Se sabe que la crisis sanitaria creada por la pandemia del COVID-19 laceró grandemente la economía nacional por la reducción dramática de las actividades económicas y esto, por supuesto, causó estragos en las recaudaciones del Estado, pero ¿sabes tú, cuáles fueron los impuestos más afectados hasta agosto?

Las recaudaciones por multas, recargos, intereses y sanciones fueron las que mayores bajas han sufrido en este periodo, con una variación relativa de -55%, cayendo de RD$3,878.28 millones en 2019 a RD$1,745.73 millones en este 2020.  

A este le sigue el impuesto por tarjetas de turismo y la contribución de salida de pasajeros  que cayó estrepitosamente este año por el cierre de los aeropuertos y bajas operaciones de las aerolíneas, con una variación de -54.5%, bajando de RD$7,691.98 millones el año pasado a RD$3,499.40 millones en este 2020.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

El impuestos a los juegos de azar y premios también tuvo una variación negativa de 49.1%, pasando de una recaudación de RD$2,101.45 millones en 2019 a RD$1,069.14 millones en 2020.

Con una caída de 43.1%, le sigue el impuesto sobre el traspaso de inmuebles cuyo monto recaudatorio bajó de RD$4,940.17 millones a RD$2,811.14 millones comparando el periodo enero-agosto del 2019 con este mismo periodo del 2020.

A estos le siguen el impuesto por marbete, primera placa, CO2 y traspaso de vehículo con una caída de 41.3%, el ISR sobre los dividendos con -26.6%, el ISR de empresas e impuesto sobre los activos con -26.2% y el impuesto selectivo de los combustibles (Ad-Valorem y especifico) con -25.1%.

La recaudación del periodo enero-agosto de 2020 alcanzó la cifra de RD$280,417.2 millones, lo que las autoridades tributarias reflejando un decrecimiento de 13.9% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Fuente: Listín Diario