Archivo de la etiqueta: #latinoamerica

Impuesto a las grandes fortunas recaudaría 26.504 millones de dólares en Latinoamérica


Anuncios

Un impuesto a las grandes fortunas permitiría recaudar, cuando menos, 26.504 millones de dólares anuales en América Latina, un monto con el que se podría garantizar la cobertura universal y gratuita de la vacuna contra la covid-19 en la región o combatir el hambre en personas de extrema pobreza.

Esta propuesta fue lanzada por la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd), una organización integrada por 24 instituciones y organizaciones sociales de 13 países de la región, en su informe “Ahora o nunca: impuestos a la riqueza y las grandes fortunas en América Latina y el Caribe”.

“Este estudio-informe es parte de una campaña que vamos a desarrollar a lo largo de todo el 2021 sobre el impuesto a la riqueza, pero, en general, sobre una reforma tributaria para enfrentar la pandemia y la pospandemia”, señaló a Efe el coordinador general de Latindadd, Carlos Bedoya.

Más pobres, más millonarios

El documento remarcó que la crisis causada por la pandemia hará retroceder en más de 15 años la lucha contra la pobreza en la región, ya que a finales de este año unos 45 millones de personas habrán caído en la pobreza mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) se desplomará cerca de un 9,1%.

A pesar de ello, los mil millonarios de la región aumentaron su riqueza en 48.200 millones de dólares durante el periodo más estricto del confinamiento y “fueron los grandes ganadores de la crisis”, según el texto de autoría de la economista Rosa Cañete.

“Ese es un dato que ya rebalsa lo que para nosotros es una permanente inequidad en la distribución del ingreso: América Latina es la región que siempre ha sido la más inequitativa en la distribución del ingreso, el 10% más rico capta 22 veces más la renta nacional que el 10% más pobre, el 1% de los más ricos obtiene el 21% de los ingresos de toda la economía”, agregó Bedoya.

El representante consideró que esto “es inmoral cuando mucha gente ha perdido su empleo, sus ingresos, su vida” y, por ese motivo, este “es el momento de modificar la estructura tributaria”.

Impuesto para mejoras

De acuerdo con Latindadd, una estimación “conservadora” indica que un impuesto a las grandes fortunas tendría un potencial de recaudación en 20 países de la región de 26.504 millones anuales, aunque podría llegar al doble de ese monto.

Con ese dinero, añadió el documento, se podría cubrir el acceso gratuito y universal a la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 en Latinoamérica, con lo que se salvaría la vida de hasta 2,5 millones de personas, o financiar un bono contra el hambre en personas de extrema pobreza durante seis meses en el continente.

Bedoya sostuvo que la crisis causada por la pandemia “pone por delante la primera tarea de corregir la falta de reforma fiscal de los últimos 30 años” en la región, que debe “gravar a las grandes fortunas”, pero también “subir las tasas a todo lo que son las rentas de capital, los dividendos de los accionistas, por ejemplo”.

“No estamos hablando de dinero productivo que va a la inversión, porque mucho se dice: cómo van a gravar en este momento si se necesita que las empresas inviertan. No nos estamos refiriendo al capital de inversión, sino a lo que se reparte a los accionistas, a lo que se acumula”, explicó.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Golpe a arcas públicas

La crisis causada por la pandemia también está golpeando las arcas públicas, ya que la recaudación disminuirá del 18,5% del PIB regional en 2019 a un 17% este año, indicó el informe de Latindadd.

“Esta baja genera Estados nacionales con poca capacidad de incidir en la distribución del ingreso, en la garantía de derechos económicos, sociales y culturales y, por lo tanto, también en la respuesta a la crisis”, acotó.

En ese sentido, Latindadd indicó que el 50% de los ingresos tributarios de la América Latina y el Caribe proviene de impuestos al consumo “que no discriminan entre ricos y pobres y por lo tanto llegan a aumentar la desigualdad”, mientras que en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) “dependen tan solo un 33% de este tipo de impuestos”.

Por ese motivo, Bedoya reiteró que “la primera opción es grabar a las rentas de capital de manera más eficiente”, además de analizar un impuesto a la gerencia y revisar el impuesto a las casas de lujo y a las grandes concentraciones de tierras, con excepción de las comunidades campesinas.

La organización ha calculado que con un impuesto de 2% por encima del millón de dólares “de manera muy conservadora” se podría recaudar los 26.000 millones de dólares y con la revisión del impuesto predial un estimado de 22.000 millones de dólares al año.

Un tema político

El representante remarcó que “el tema tributario es el más político de la economía, porque tiene que ver con cuánto no cobras, sobre todo a sectores donde actúan las elites del poder económico”.

De esa manera, señaló, se ha generado “una masa crítica y una serie de ideas que de alguna manera soportan el argumento de que no es eficiente cobrar impuestos a las riquezas, porque se va la inversión”.

“Hay una distorsión ahí entre lo que es inversión y riqueza acumulada, o que los estados son corruptos o que se recauda muy poco en los países en que se cobra en América Latina. Hay un argumento político, no técnico, porque todas esas afirmaciones normalmente no tienen un sustento empírico o de estudios”, remarcó.

En ese sentido, el impuesto a la riqueza alcanzaría “al 0,1% de la población”, pero se han generado “ideas en la población y en la clase media de que esto no es conveniente”.

iniciativas en países

Latindadd planea reunirse con parlamentarios de países como Chile, donde ya hay un proyecto de impuestos para los superricos, mientras que en Perú hay proyectos que se dirigen a “una base más grande”, al comprender a cerca del 10% de la población, detalló.

El impuesto “en Uruguay ya existe, en Colombia ya existe”, agregó Bedoya tras decir que en Bolivia y Argentina también hay impuestos al patrimonio neto, por lo que concentrarán su campaña “en esos países en los que falta aprobar”, entre ellos los de Centroamérica.

“El objetivo de la política tributaria es generar igualdad y en los últimos años eso ha sido todo lo contrario, si no es ahora ¿cuándo?. “Ahora o nunca”, es el título de nuestro informe”, recordó.

Fuente: El Economista

Perú liderará la inversión en los próximos tres años


Anuncios
Empresas_peru

En Latinoamérica, el Perú liderará en inversión en los próximos tres años, proyectaron los panelistas del FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus.

Así en América Latina, el Perú ocupará la primera posición en materia de inversión este año con un avance de 16.8%, seguido por Bolivia y Argentina, quienes mostrarán una inversión de 12.2% y 10% respectivamente, según el último informe, de diciembre del 2020, del FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus.

Le seguirán las inversiones en Colombia (8.2%), Chile (6.7%), Uruguay (6.7%), Brasil (5.2%), Ecuador (4.3%), Paraguay (3.9%) y México (3.1%).

Sitial 2022 y 2023

En Latinoamérica, la inversión en Perú se posicionará en primer lugar el próximo año con una expansión de 7.3%, seguido por Colombia con 6%, indicó.

Le seguirán las inversiones en Argentina (4.8%), Bolivia (4.7%), Uruguay (4.6%), Brasil (4.3%), Ecuador (3.9%), Chile (3.8%), Paraguay (3.6%) y México (2.2%).

En tanto que en América Latina, la inversión en Perú se ubicará en primer lugar el 2023 con un avance de 4.9%, seguido por Colombia con 4.6%, resaltó en su informe de diciembre del 2020.

Le seguirán las inversiones en Argentina (4.4%), Chile (4.2%), Brasil (4.1%), Bolivia (3.8%), Paraguay (3.3%), Ecuador (3.3%), Uruguay (3.3%) y México (2.1%).

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Posición 2024 y 2025

En la región, la inversión en Perú se posicionará en segundo lugar con un crecimiento de 4.3% en el 2024, después de Colombia con 4.4%, destacó el FocusEconomics Consensus Forecast en su último informe.

Le seguirán las inversiones en Argentina (4.1%), Brasil (4%), Chile (3.9%), Paraguay (3.5%), Bolivia (3.3%), Ecuador (3%), Uruguay (3%) y México (2.1%).

Mientras que en América Latina, la inversión en Perú registrará un avance de 3.7% en el 2025, ocupando la tercera posición, después Colombia con 4.2%, Argentina (3.8%), Brasil (3.8%) y Paraguay (3.8%), previeron los panelistas.

Le seguirán las inversiones en Chile (3.6%), Bolivia (2.8%), Uruguay (2.7%), Ecuador (2.7%) y México (2%), estimaron.

En el 2020, la inversión en el Perú habría mostrado un retroceso de 25.2% (por la pandemia), previeron los panelistas.

Promedio regional

En tanto que el Perú registrará una inversión mayor que el promedio de América de Latina en los próximos cinco años, proyectaron los panelistas del FocusEconomics Consensus Forecast LatinFocus.

Así la inversión en el país se ubicará en 16.8% este año, 7.3% el 2022, 4.9% el 2023, 4.3% el 2024 y 3.7% el 2025, mientras que el promedio de América Latina estará en 6.1% el 2021, 4.1% el 2022, 3.7% el 2023, 3.5% el 2024 y 3.3% el 2025, previeron.

Andina

Fuente: El Economista

Impuesto a las grandes fortunas recaudaría 26.504 millones de dólares en Latinoamérica


Anuncios
lima-peru-centro-financiero-foto-efe.png

Centro financiero en Lima (Perú). Foto: EFE/Paolo Aguilar/Archivo

Un impuesto a las grandes fortunas permitiría recaudar, cuando menos, 26.504 millones de dólares anuales en América Latina, un monto con el que se podría garantizar la cobertura universal y gratuita de la vacuna contra la covid-19 en la región o combatir el hambre en personas de extrema pobreza.

Esta propuesta fue lanzada por la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd), una organización integrada por 24 instituciones y organizaciones sociales de 13 países de la región, en su informe “Ahora o nunca: impuestos a la riqueza y las grandes fortunas en América Latina y el Caribe”.

“Este estudio-informe es parte de una campaña que vamos a desarrollar a lo largo de todo el 2021 sobre el impuesto a la riqueza, pero, en general, sobre una reforma tributaria para enfrentar la pandemia y la pospandemia”, señaló a Efe el coordinador general de Latindadd, Carlos Bedoya.

Más pobres, más millonarios

El documento remarcó que la crisis causada por la pandemia hará retroceder en más de 15 años la lucha contra la pobreza en la región, ya que a finales de este año unos 45 millones de personas habrán caído en la pobreza mientras que el Producto Interno Bruto (PIB) se desplomará cerca de un 9,1%.

A pesar de ello, los milmillonarios de la región aumentaron su riqueza en 48.200 millones de dólares durante el periodo más estricto del confinamiento y “fueron los grandes ganadores de la crisis”, según el texto de autoría de la economista Rosa Cañete.

“Ese es un dato que ya rebalsa lo que para nosotros es una permanente inequidad en la distribución del ingreso: América Latina es la región que siempre ha sido la más inequitativa en la distribución del ingreso, el 10% más rico capta 22 veces más la renta nacional que el 10% más pobre, el 1% de los más ricos obtiene el 21% de los ingresos de toda la economía”, agregó Bedoya.

El representante consideró que esto “es inmoral cuando mucha gente ha perdido su empleo, sus ingresos, su vida” y, por ese motivo, este “es el momento de modificar la estructura tributaria”.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Impuesto para mejoras

De acuerdo con Latindadd, una estimación “conservadora” indica que un impuesto a las grandes fortunas tendría un potencial de recaudación en 20 países de la región de 26.504 millones anuales, aunque podría llegar al doble de ese monto.

Con ese dinero, añadió el documento, se podría cubrir el acceso gratuito y universal a la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 en Latinoamérica, con lo que se salvaría la vida de hasta 2,5 millones de personas, o financiar un bono contra el hambre en personas de extrema pobreza durante seis meses en el continente.

Bedoya sostuvo que la crisis causada por la pandemia “pone por delante la primera tarea de corregir la falta de reforma fiscal de los últimos 30 años” en la región, que debe “gravar a las grandes fortunas”, pero también “subir las tasas a todo lo que son las rentas de capital, los dividendos de los accionistas, por ejemplo”.

“No estamos hablando de dinero productivo que va a la inversión, porque mucho se dice: cómo van a gravar en este momento si se necesita que las empresas inviertan. No nos estamos refiriendo al capital de inversión, sino a lo que se reparte a los accionistas, a lo que se acumula”, explicó.

Golpe a arcas públicas

La crisis causada por la pandemia también está golpeando las arcas públicas, ya que la recaudación disminuirá del 18,5% del PIB regional en 2019 a un 17% este año, indicó el informe de Latindadd.

“Esta baja genera Estados nacionales con poca capacidad de incidir en la distribución del ingreso, en la garantía de derechos económicos, sociales y culturales y, por lo tanto, también en la respuesta a la crisis”, acotó.

En ese sentido, Latindadd indicó que el 50% de los ingresos tributarios de la América Latina y el Caribe proviene de impuestos al consumo “que no discriminan entre ricos y pobres y por lo tanto llegan a aumentar la desigualdad”, mientras que en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) “dependen tan solo un 33% de este tipo de impuestos”.

Por ese motivo, Bedoya reiteró que “la primera opción es grabar a las rentas de capital de manera más eficiente”, además de analizar un impuesto a la gerencia y revisar el impuesto a las casas de lujo y a las grandes concentraciones de tierras, con excepción de las comunidades campesinas.

La organización ha calculado que con un impuesto de 2% por encima del millón de dólares “de manera muy conservadora” se podría recaudar los 26.000 millones de dólares y con la revisión del impuesto predial un estimado de 22.000 millones de dólares al año.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Un tema político

El representante remarcó que “el tema tributario es el más político de la economía, porque tiene que ver con cuánto no cobras, sobre todo a sectores donde actúan las elites del poder económico”.

De esa manera, señaló, se ha generado “una masa crítica y una serie de ideas que de alguna manera soportan el argumento de que no es eficiente cobrar impuestos a las riquezas, porque se va la inversión”.

“Hay una distorsión ahí entre lo que es inversión y riqueza acumulada, o que los estados son corruptos o que se recauda muy poco en los países en que se cobra en América Latina. Hay un argumento político, no técnico, porque todas esas afirmaciones normalmente no tienen un sustento empírico o de estudios”, remarcó.

En ese sentido, el impuesto a la riqueza alcanzaría “al 0,1% de la población”, pero se han generado “ideas en la población y en la clase media de que esto no es conveniente”.

iniciativas en países

Latindadd planea reunirse con parlamentarios de países como Chile, donde ya hay un proyecto de impuestos para los superricos, mientras que en Perú hay proyectos que se dirigen a “una base más grande”, al comprender a cerca del 10% de la población, detalló.

El impuesto “en Uruguay ya existe, en Colombia ya existe”, agregó Bedoya tras decir que en Bolivia y Argentina también hay impuestos al patrimonio neto, por lo que concentrarán su campaña “en esos países en los que falta aprobar”, entre ellos los de Centroamérica.

“El objetivo de la política tributaria es generar igualdad y en los últimos años eso ha sido todo lo contrario, si no es ahora ¿cuándo?. “Ahora o nunca”, es el título de nuestro informe”, recordó.

Fuente: El Economista

El complejo panorama de la economía latinoamericana


América Latina se ha convertido en el epicentro mundial del COVID-19, a tal punto que Brasil, Perú, Colombia, México, Argentina y Chile están entre los 11 países más afectados en términos absolutos. Como consecuencia, la economía atraviesa un período muy convulso, con un consenso de predicciones negativas. La mayoría de estudios tiene una lectura catastrófica de lo que ocurre y de lo que puede ocurrir. No en vano, la idea de una nueva “década perdida” ha rebrotado con fuerza.

En esta línea están las últimas proyecciones del FMI, que predicen una caída del PIB del 9.4%. O las de la CEPAL, que estiman un fuerte incremento del paro, de la pobreza y de la extrema pobreza, así como de la desigualdad y la informalidad. Los pobres pasarían de 185.5 millones en 2019 a 230.9 millones, el 37.3% de la población regional. Esta serie de malas noticias encadenadas podría provocar, de no adoptarse rápidamente las medidas oportunas, serios problemas sociales.

Pero, entre tanta contrariedad comienzan a aparecer algunos datos que apuntan a un cambio de tendencia y a la emergencia de señales positivas. Si bien la idea de una rápida recuperación, la famosa V, ya es solo un recuerdo, hay países donde domina una mayor confianza en su futuro, mientras en otros persiste la frustración. En algunos predominan declaraciones presidenciales rimbombantes y autocomplacientes, disociadas de la realidad. López Obrador es un campeón en la materia y sobre la doble crisis (sanitaria y económica) de su país, señaló que “ya estamos saliendo adelante”, y si bien no era “para presumir” los mexicanos cuentan “en el peor momento… con el mejor gobierno”.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Algunas señales positivas vienen de Brasil, pese a la errática política de Bolsonaro y a la persistencia de la pandemia. Si bien perduran muchas normas de confinamiento, en 171 de las 324 ciudades de más de 100,000 habitantes, el movimiento de personas hacia sus lugares de trabajo era mayor, igual o hasta un 10% menor que cuando llegó el COVID-19. Estas cifras hablan de una cierta recuperación de la actividad económica, lo que también viene avalado por la última “Encuesta Económica de América Latina” (tercer trimestre, 2020). Este estudio del Instituto Brasileño de Economía (IBRE), de la prestigiosa Fundação Getulio Vargas (FGV), aporta una visión algo más matizada de la economía latinoamericana.

La Encuesta confirma que el Indicador de la Situación Actual (ISA) sigue empeorando (de -89,6 a -98 en el último trimestre), si bien el Indicador de Expectativas (IE) es mucho mejor (de -22.3 a +41.1). Salvo en Uruguay, con una mejora de 11 puntos, el ISA se ha deteriorado. Paraguay tuvo el mayor descenso y junto a Brasil, Chile, Ecuador, México y Perú alcanzó el consenso absoluto de los expertos sobre su mal desempeño económico. México es el único país de América Latina en el que el Indicador de Clima Económico (ICE) ha empeorado, aunque solo cae 2.5 puntos. Los mayores avances se dieron en Argentina, Brasil y Paraguay.

El comportamiento favorable de las expectativas surge de la creencia de los expertos de que la economía regional entrará en una fase de recuperación, ya que los efectos negativos de la pandemia están perdiendo fuerza paulatinamente. Muchos esperan que en medio año el escenario económico cambie. Si en el segundo trimestre las expectativas solo eran positivas para Chile, Colombia y Uruguay, en el tercero se sumaron Argentina, Brasil, Paraguay y Perú. Solo Bolivia, Ecuador y México siguen con expectativas negativas.

Salvo para Argentina, Bolivia y México, los expertos consultados creen que la mala situación previa a la pandemia no fue lo que más influyó en el deterioro actual. Incidieron otros factores, como la inestabilidad política (Bolivia y Brasil) o la incertidumbre (Chile, Colombia y Perú). Un estudio de Moody´s Analytics estima que México será uno de los últimos países latinoamericanos en salir de la crisis. Y si bien López Obrador ve como un gran logro no haberse endeudado, el hecho de que México no lo hiciera con fines productivos, generando empleos, hará que la recuperación sea lenta, gradual y con bajas tasas de crecimiento.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Más allá de las proyecciones, el futuro de la economía regional, contemplando las diferencias nacionales, dependerá de diversos factores, como la duración de la pandemia, la capacidad del sistema de salud para hacerle frente, el margen fiscal y de endeudamiento, la solidez del sistema financiero y la resiliencia de la estructura productiva. Pero, durante la reconstrucción será fundamental la capacidad del país, de su sociedad y su gobierno, de insertarse en el mundo, de acoplarse a las grandes transformaciones tecnológicas y de apostar por las energías renovables y el Pacto Verde.

Fuente: Economiahoy.mx

El comercio exterior de Latinoamérica se desplomará un 23 % en 2020, según Cepal


La Comisión señaló que el desplome del turismo del 50 % arrastrará a las exportaciones de servicios, especialmente del Caribe

El comercio exterior de Latinoamérica se desplomará un 23 % en 2020, una cifra superior a la anotada durante la crisis financiera de 2009 (-21 %), como consecuencia de los efectos económicos derivados de la pandemia del coronavirus, informó este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El valor de las exportaciones regionales se contraerá un 23 % este año, mientras que el de las importaciones lo hará un 25 %, los peores datos en 80 y 40 años, respectivamente, según un nuevo informe del organismo regional de la ONU.

“Profundizar la integración regional es crucial para salir de la crisis. Con pragmatismo, debemos rescatar la visión de un mercado latinoamericano integrado”, dijo la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena.

Con más de 5.2 millones de infectados y cerca de 210,000 muertos, Latinoamérica es actualmente uno de los principales focos mundiales de la pandemia y la mayoría de sus países siguen con medidas de distanciamiento social y sus economías semiparalizadas.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

La caída del comercio exterior en la región está marcada por los retrocesos en los envíos de manufacturas, minería y combustibles y por el desplome del turismo, especialmente en el Caribe, según la Cepal, que prevé una caída del PIB regional para 2020 de hasta el 9.1 %, la mayor en un siglo.

Las mayores contracciones de las exportaciones en 2020 corresponderían a las destinadas a los Estados Unidos (32 %) y a la propia región (28 %), en tanto que los envíos a China caerían solo un 4 %, mientras que las importaciones procedentes de todos los principales proveedores de la región tendrán caídas considerables.

“Todo esto resultará en una pérdida de capacidades industriales y una reprimarización de la canasta exportadora de la región”, agregó el organismo.

Entre enero y mayo de este año, el valor de las exportaciones e importaciones de bienes de la región se redujo un 17 % en comparación con el mismo período del año anterior y ambos flujos se desplomaron un 37 % en mayo.

Solo cuatro países aumentaron sus exportaciones entre enero y mayo de este año (Costa Rica, Honduras, Guatemala y Nicaragua), mientras que las importaciones se redujeron en todo el continente, especialmente las de bienes de capital (-14.5 %) e insumos intermedios (-13.6 %), “lo que afectará la tasa de inversión y comprometerá la recuperación”, advirtió el informe.

El comercio intrarregional en los principales bloques de integración económica registró disminuciones interanuales de entre el 20 % y el 31 % entre enero y mayo de 2020 y cerará el año con una fuerte contracción del 23.9 %), especialmente de manufacturas.

La región, con 626 millones de personas y considerada la más desigual del mundo, enfrenta la pandemia en un momento de debilidad de su economía, con un crecimiento que apenas alcanzó una tasa del 0.1 % el año pasado.

Antes del COVID-19, la Cepal preveía que Latinoamérica crecería un máximo de 1.3% en 2020.

Fuente: EFE.