Archivo de la etiqueta: #españa

La crisis reduce un 72 % el beneficio de la gran banca en España


Las entidades financieras dotaron en la primera mitad del año provisiones millonarias para hacer frente a la crisis económica derivada de la pandemia, lo que provocó que el beneficio en España de la gran banca se reduzca hasta junio un 72 % y quede en 858 millones de euros (más de 1.000 millones de dólares).

La peor parte se la llevó BBVA, que ganó en España en la primera mitad del año 88 millones (104 millones de dólares), un 88 % menos que en 2019, caída que supera la del 81,9 % de Bankinter, que redujo su beneficio hasta 47 millones (55,6 millones de dólares), o la del 73,5 % de CaixaBank, que ganó 126 millones (149 millones de dólares), según desglosa este viernes la consultora Neovantas en un informe.

Los datos publicados recientemente también muestran que los ingresos recurrentes, es decir, los puramente bancarios (el margen de intereses más las comisiones) disminuyeron un 1,7 % en conjunto, hasta 13.284 millones (15.727 millones de dólares)

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Los márgenes de intereses cayeron un 3,4 %, hasta 8.596 millones (10.175 millones de dólares), principalmente por los menores tipos de interés y el menor rendimiento de las carteras de renta fija, mientras que las comisiones crecieron un 1,5 %, hasta 4.688 millones (5.549 millones de dólares).

Estos datos reflejan, según la consultora, la importancia que está teniendo el cobro de comisiones de forma sistemática para la generación de ingresos de la banca, donde poco a poco, va ganando terreno en volumen a los ingresos derivados del margen de intereses.

Los gastos de explotación disminuyeron un 14,4 % en el semestre, hasta 7.800 millones (9.235 millones de dólares) y Neovantas considera que es ahora cuando la banca está recogiendo los frutos de los planes de ajuste en el pasado con reducciones significativas de plantilla y oficinas.

En cuanto a la rentabilidad, todas las entidades retrocedieron, especialmente BBVA y CaixaBank, con caídas del 89,6 % y el 74,4 %, respectivamente, en la rentabilidad frente a los activos (ROA) de su negocio en España.

El banco que presenta la ratio más elevada es Bankinter (0,40 %), mientras que BBVA España (0,04%) es la entidad que menor productividad está obteniendo de sus inversiones en el mercado.

Por último, en los niveles de solvencia de máxima calidad, Bankia destaca positivamente con una ratio del 13,3 %, seguida de CaixaBank, con un 12,1 %.

Fuente: EFE.

El Banco de España señala que la actividad económica cayó un 34% en la última quincena de marzo


Entre las economías de mayor tamaño de la zona Euro, Francia, Italia y España fueron las más perjudicadas en el primer trimestre.

El Banco de España (BdE) señala en un informe de previsiones publicado hoy que la actividad económica cayó un 34% en las dos últimas semanas de marzo, tras decretarse el confinamiento para frenar la crisis del coronavirus. Así, sitúa al país entre las economías de mayor tamaño, junto a Francia e Italia, que registran en el primer trimestre un mayor impacto, como consecuencia de la “severidad” de las medidas de contención.

La cifra es todavía más llamativa en el caso de los servicios de mercado, cuya actividad disminuyó un 50% de media. Dentro de este sector, el área de comercio, el transporte y la hostelería es la más perjudicada (-71%), así como la rama de las actividades artísticas, ocio y otros servicios personales (-73%). Las actividades profesionales, científicas y auxiliares cayeron un -52%, mientras que la actividad el área de información y comunicaciones bajó un 36%. Por otro lado, la construcción bajó un 52% y las manufacturas, un 21%.

El estudio del órgano supervisor apunta que la contracción del VAB del área del euro durante el primer trimestre fue del 3,2% intertrimestral, considerando que la actividad económica de esta zona se redujo en las dos últimas semanas aproximadamente un 20%. En el caso de ltalia, el desplome fue, al igual que en España, de un 34% de media y el de Francia, de un 32%, frente a un 13% en Alemania.

De esta forma, el Banco de España asegura aunque la crisis sanitaria es una perturbación con un origen común, sus efectos a corto plazo han sido diferentes en cada uno de los países miembros de la Unión Económica y Monetaria (UEM) de la UE, teniendo en cuenta que el impacto negativo sobre la actividad ha sido muy asimétrico entre sectores.

El Banco de España señala que la actividad económica cayó un 34% en la última quincena de marzo

Por áreas de actividad 

El análisis del BdE desprende que la rama de servicios de mercado, que representa cerca del 55% del total de la economía en la UEM, experimentó una caída cercana al 4% en el primer trimestre, según la Contabilidad Nacional, lo que sería coherente con un descenso de la actividad superior al 25 % durante el período de confinamiento estricto. El impacto sobre la actividad de los servicios fue notablemente superior a la media en España (-50%), mientras en Alemania fue de tan solo un -12%.

Dentro del conjunto del sector servicios, las dos ramas más afectadas fueron la de comercio, transporte y hostelería y la de actividades artísticas, ocio y otros servicios personales, que sufrieron una pérdida de actividad del 44% en ambos en el período de confinamiento estricto en el conjunto del área del euro.

La caída de la actividad en el comercio, transporte y hostelería fue particularmente severa en Italia y España -superior al 60% y al 70%, respectivamente-, países en los que, además, el peso de esta actividad en la economía es mayor. Concretamente, la hostelería y restauración, que habría visto interrumpida casi totalmente su actividad, en países con mayor importancia del turismo, como Italia o España, su peso se eleva al 3,9% y al 6,3% del VAB, respectivamente.

El sector de actividades artísticas, ocio y otros servicios personales se habría contraído de manera más aguda en Francia (por encima del 60%) y en España (más de un 70%).

La tercera rama de servicios más perjudicada es la de actividades profesionales, científicas, técnicas y auxiliares, con un descenso de la actividad en torno al 20% en la zona Euro, que superaría el 50% en España y ascendería hasta cerca del 40% en Francia.

El impacto inicial de la crisis sobre la producción de manufacturas en la UEM fue muy elevado, lo que refleja también el hundimiento del comercio internacional. Se estima una caída del VAB de las manufacturas cercana al 30% durante el período de confinamiento estricto del primer trimestre. En el caso de España, la caída fue de un 21%, siendo Italia y Francia los países con un impacto más severo (del 60% y del 40%, respectivamente).

Por último, el comportamiento de la construcción durante el período de confinamiento ha sido especialmente heterogéneo. La caída de la actividad de este sector con respecto al nivel previo a la crisis habría alcanzado el 85% en Francia y el 52% en España. En Alemania, en cambio, la actividad aumentó durante el primer trimestre, en un contexto climatológico favorable.

Fuente: Cinco días

El Gobierno de España planea invertir 2.000 millones para rehabilitar viviendas


El objetivo será movilizar la mayoría de inversiones a través del sector privado, pero no detalla los incentivos. El proyecto formará parte del Plan de inversiones que presentará para tener ayudas del Fondo europeo.

El Gobierno confía en la construcción para sacar a flote a la economía. El Ministerio de Movilidad, Transporte y Agenda Urbana quiere poner a funcionar a pleno pulmón al inmobiliario, uno de los sectores más intensivos en empleo a través de un macroplan de rehabilitación de viviendas con el que espera crear 221.000 empleos con la participación del sector privado. Para lograr que se involucre, sin embargo, tendrá que lanzar incentivos suficientemente atractivos, auguran los expertos.

El secretario de Estado de Transportes y Movilidad, Pedro Saura, anunció ayer que el Gobierno destinará 2.000 millones de euros durante los próximos dos años a un Plan de rehabilitación de viviendas. Este proyecto formará parte del Plan de Inversiones y Reformas 2020-2022 que el Ejecutivo enviará a Bruselas para captar ayudas del Fondo europeo de Reconstrucción que ahora se negocia, y del que España podría arañar hasta 140.000 millones.

La intención del Gobierno es movilizar la mayoría de inversiones a través del sector privado, aunque Saura no dio más detalles al respecto. Desde el Ministerio explican que el plan de rehabilitación ya existía (en febrero se anunció una partida de unos 300 millones), la novedad es que se multiplicarán por cuatro los recursos destinados anualmente a vivienda para rehabilitación, es decir, unos 1.000 millones al año.

“Esto facilitará que muchas viviendas vacías que ahora están inutilizadas salgan al mercado en buenas condiciones para ser alquiladas”, explican desde Fotocasa. De esta forma, además de asegurar la creación de miles de puestos de trabajo, el Ejecutivo aspira de paso a sacar rápido oferta al mercado y a reducir la huella de carbono de los edificios. Tres pájaros de un tiro.

El plan contemplará tanto obras de rehabilitación por parte de particulares como grandes proyectos de regeneración y renovación urbana “a gran escala e integral de barrios”, dijo Saura ayer en un encuentro organizado por Executive Forum. “Debería enfocarse desde un aspecto más global incluyendo la renovación de manzanas y entorno (urbanización)”, coinciden desde Wires. El programa aspira a multiplicar el número de pisos que se reforman al año en España, de forma que ascienda a unos 120.000 anuales, frente a los 30.000 actuales.

Problemas

Aluminosis, grietas y humedades, ventanas mal aisladas que disparan el gasto de calefacción, lagunas en la certificación energética… Son algunos de los problemas más comunes de las viviendas españolas y que, ante la maraña burocrática y la falta de incentivos para lanzarse a rehabilitar, terminan engordando la bolsa de pisos vacíos a los que vendría bien dar salida en ciudades con tensiones de precio. El objetivo es mejorar la situación del parque de viviendas, con 50 años de edad media, al tiempo que se mejora su eficiencia energética, actualmente responsable de en torno al 10% de las emisiones de CO2 a nivel nacional.

El problema del plan es cómo llevarlo a cabo. “El volumen es irrelevante, lo que importa es la letra pequeña”, avisa José García Montalvo, experto en el sector y catedrático de Economía Aplicada en la Universidad Pompeu Fabra. Está claro que para este tipo de iniciativas no hay fondos públicos suficientes, por lo que contar con el sector privado es una idea clave. La cuestión es cómo va a participar la empresa en él y qué rentabilidad va a tener. Basta con mirar al fracaso del plan de rehabilitación con iniciativa privada anunciado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. “La rentabilidad que se ofrecía no salía a cuenta y nadie quiso entrar”, recuerda Montalvo. De las 293 comunidades de propietarios que solicitaron la ayuda para la rehabilitación no hay ninguna obra iniciada. El jefe de Estudios de Idealista, Fernando Encinar, conviene en que “es importante evitar la deriva populista que el Ayuntamiento de Barcelona ha emprendido en los últimos años”. “Sería positivo que buena parte de este plan vaya enfocado a rehabilitar el parque de vivienda en alquiler residencial, ya que más del 60% de la vivienda en régimen de arrendamiento se construyó con anterioridad a 1990”, apunta Beatriz Toribio, directora general de Asval, la Asociación de propietarios de viviendas en alquiler. Para Toribio, la solución pasa por incentivos para propietarios que inviertan en rehabilitación. Además, señala que en Europa está muy extendido el modelo de subvención directa a propietarios de viviendas vacías para que las acondicionen y saquen con alquileres asequibles.

Por otro lado, la rehabilitación está muy bien, pero sólo si la regulación de los ayuntamientos acompaña, y ahí la propia administración tiene las manos atadas. “Hay un laberinto inescrutable… Si se tarda siete años en hacer una rehabilitación, no sirve de mucho”, añade Montalvo.

También hay otras voces críticas: “Este plan resulta intranscendente en la necesidad de cubrir el déficit de más de un millón de viviendas asequibles en alquiler que hacen falta en España”, lamenta Javier Rodríguez Heredia, socio de Azora, responsable del área residencial. “El plan debería complementarse con medidas de impacto inmediato: programa de ayuda a la compra de vivienda para jóvenes con un aval público y ayudas directas al pago”, coincide Eduard Mendiluce, CEO de Aliseda y Anticipa, gestoras de Blackstone en España.

Fuente: Periódico Expansión