Archivo de la etiqueta: #EEUU

Los estadounidenses se gastarían hasta 25.000 millones de los cheques de Biden en el bitcoin


Anuncios
  • La parte total destinada a los mercados rondaría los 40.000 millones
  • De esos 40.000 millones, el bitcoin supone un 60% y las acciones un 40%
  • Esta inversión supondría un 2-3% de la capitalización de la criptomoneda

Un tema recurrente en las últimas semanas está siendo anticipar cuánto de los cheques de 1.400 dólares que Joe Biden dará a cada estadounidense irá a parar a los mercados financieros y cuánto a la economía real. La última encuesta al respecto arroja que los norteamericanos se gastarían hasta 40.000 millones de dólares de los 380.000 millones que contempla el plan en materia de cheques en invertir, ascendiendo a unos 25.000 millones la cantidad que se destinaría a hacerlo en la criptomoneda más célebre, el bitcoin.

Los datos proceden del sondeo realizado por Mizuho Securities, del cual se extrae que dos de cada cinco beneficiarios de los cheques planean invertir al menos una parte en el bitcoin y en acciones. Escrutando más las respuestas y dividiéndolas por cortes, la encuesta encuentra que alrededor del 20% de los destinatarios de cheques esperan asignar hasta un 20% al bitcoin o a acciones, mientras que el 13% espera asignar entre un 20% y un 80% y el 2% directamente planea colocar más de un 80% de los fondos recibidos en los mercados.

Dentro de estos 40.000 millones o más del 10% de la partida destinada a cheques, el activo favorito para los encuestados es, sin lugar a dudas, el bitcoin. “El bitcoin es la opción de inversión preferida entre los destinatarios de cheques. Comprende casi el 60% del gasto, lo que puede implicar 25.000 millones de dólares”, escriben los analistas de Mizuho Dan Dolev y Ryan Coyne en una nota publicada este lunes y recogida por Marketwatch en la que resumen la magnitud de estos datos: “Esto representa el 2-3% de la capitalización del mercado actual del bitcoin, que supera el billón de dólares”.

La llegada de los cheques, de los que muchos ciudadanos ya podrán disponer este fin de semana, se produce precisamente cuando el bitcoin hace gala de su volatilidad característica, retrocediendo este lunes después de haber superar por primera vez la barrera de los 60.000 dólares este fin de semana.

Estas revelaciones no son nuevas e inciden en lo que ya expusieron otras encuestas como la realizada por Deutsche Bank a finales del mes pasado. Ese estudio recogía un ansia aún mayor por invertir con el dinero del plan de estímulo. Concretamente, se estimaba que unos 170.000 millones de dólares de los 465.000 millones en los que se cifraban entonces las ayudas iría a los mercados.

Nada nuevo si se atiende al fenómeno vivido desde lo más hondo de la pandemia. Desde que el coronavirus se expandió por todo el mundo y se dio paso a las restricciones, la inversión minorista a través de apps de trading sin comisiones de jóvenes encerrados en sus casas sin gastar en ocio no ha dejado de multiplicarse, con el agravante del dinero contante recibido por parte de la Administración estadounidense. El ‘fenómeno GameStop’ sigue ahí.

Fuente: El Economista.es

Valor de los fletes sube cinco veces


Anuncios

El sector naviero del país agrupado en la Asociación de Navieros de la República Dominicana (ANRD) con­firmó que hay un caos en puertos marítimos de Asia, Europa y Estados Unidos que ha afectado todas las operaciones marítimas y logísticas a nivel mundial y han elevado hasta cinco ve­ces el valor de los fletes de mercancías.

Esto debido al incremen­to inesperado de la deman­da de bienes desde finales del 2020, lo cual ha causa­do una escasez de conte­nedores en China, una ele­vada ocupación de barcos porta-contenedores, y ha congestionado los puertos de Estados Unidos, Unión Europea y Latinoamérica, explicó.

Teddy Heinsen, presiden­te de ANRD, señaló que “se ha verificado una conges­tión tanto en puertos y fá­bricas chinas por el aumen­to de la demanda de bienes, así como congestión para abastecer los inventarios en puertos de destino en Esta­dos Unidos y Europa, cau­sando a su vez retrasos en la rotación de buques y di­lación en espacios disponi­bles”.

ANRD indicó que esta si­tuación puede mejorar en función de la capacidad de las líneas navieras de au­mentar la cantidad de bar­cos y devolver a China a la mayor brevedad posible los contenedores, lo que algu­nos sugieren se podría al­canzar hacia finales del 2021.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

La situación ha sido reco­gida en un artículo de New York Times que da cuen­ta del caos en el puerto de Los Ángeles, Estados Uni­dos, que es el principal de tránsito de mercancías de Asia. Esa significativa con­gestión de mercancías, dice, ha afectado los envíos mun­diales. La pandemia, dice, ha irrumpido el comercio internacional, aumentan­do los costos de envíos de mercancías, lo que ha agre­gado un nuevo desafío a la recuperación de la econo­mía mundial. Al respecto, para el economista Hen­ry Hebrard esa es una muy mala noticia, porque puede traer escasez y aumento de precios a lo que se suma el incremento del precio del petróleo que también au­menta los fletes.

Es una mala noticia pa­ra el consumidor final, porque con el incremento de precios todo el que pue­da buscará cubrirse fren­te a la escasez, van a com­prar más, y eso aumentará la escasez. Hebrard afirma que el problema de la eco­nomía dominicana es la inflación y esta es una si­tuación que difícilmente se podrá enfrentar porque viene de fuera.

Luis González, experto en política comercial inter­nacional, observa que la ac­tual situación se esperaba, porque la pandemia acele­ró el proceso del comercio electrónico y los “deliverys” y de ahí la gran demanda de productos; además de que Asia es el mayor productor y exportador de mundo.

Sostuvo que ante la gran demanda hay menos contenedores a través del pacífico.

 EN PUNTOS
Parálisis

Un artículo de New York Times informó de más de dos doce­nas buques porta­contenedores inac­tivos dos semanas frente a la costa de Los Ángeles.

Agro
En Kansas City, los agricultores buscan cómo enviar soya a compradores del Asia.

Fuente: Listín Diario

Revisión al alza de la economía de EEUU: el PIB creció un 4,1% en el cuarto trimestre de 2020


Anuncios

La economía de Estados Unidos dijo adiós al último trimestre de 2020 creciendo un 4,1% anualizado, según la segunda revisión del Buró de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés), lo que supone una leve subida respecto al primer dato que arrojó un crecimiento de 4 %. 

En el tercer trimestre, el PIB repuntó un 33,4%. De esta forma entre octubre y diciembre del año pasado, el avance trimestral fue tan solo del 1% frente al 7,5% registrado entre julio y septiembre.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Pese a esta revisión al alza, la economía registró una contracción en el conjunto de 2020 del 3,5% (interanual), la primera vez que esto ocurre desde el impacto dejado por la Gran Recesión de 2009, cuando EEUU sufrió un crecimiento negativo de su economía del 2,5%, y la caída más profunda de la actividad desde 1946. La economía entró en recesión en febrero, un mes antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara el covid-19 como pandemia.

Por otro lado, el dato de peticiones de subsidio por desempleo ha sido relativamente bueno. Según el Departamento de Trabajo las peticiones habrían descendido en más de 100.000 en una sola semana, hasta las 730.000.

Fuente: El Economista.es

Los bancos de Estados Unidos que ya no quieren más dinero de sus clientes


Dólares.
Algunas entidades ya han empezado a rechazar depósitos.

Algunos de los mayores clientes de JP Morgan se encontraron recientemente con una reacción insólita.

El banco les pidió que se llevaran su dinero a otra parte.

Según explicó su ejecutivo Jamie Dimon, la histórica firma de inversiones solicitó a algunas de las empresas que más fondos tienen depositados en él que los traspasaran a otras entidades, hasta reducir su base de depósitos en 200.000 millones de dólares.

JP Morgan, uno de los colosos de las finanzas en Estados Unidos, no es una excepción.

“Los mayores bancos del país están inundados de dinero, hasta el punto de que algunos han empezado a rechazar depósitos y podríamos ver que otros empiezan a hacerlo también”, afirma en conversación con BBC Mundo Nathan Stovall, experto en el sistema financiero de Estados Unidos de S&P Global.

¿Cómo se ha llegado a un punto en el que los bancos rechazan el dinero? ¿Acaso no han vivido siempre de eso?

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Qué está pasando

“Es una situación sin precedentes. Nunca habíamos vivido algo así”, indica Stovall.

“Vivimos una crisis de liquidez al revés. Normalmente, cuando hay una recesión el efectivo se vuelve un bien preciado y los bancos podían ser muy agresivos en la captación de fondos. Pero en la crisis provocada por la pandemia está sucediendo todo lo contrario. Los bancos tienen demasiado dinero al que apenas pueden sacar beneficio”.

En condiciones normales, los bancos siempre están ávidos de recibir ingresos, porque con ellos pueden conceder préstamos y obtener un interés. Esos intereses son parte principal de su negocio.

Pero ese margen de ganancia ha desaparecido por una combinación de factores relacionados con las exigencias de capital aprobadas tras la crisis financiera de 2008, el golpe económico de la pandemia y la política de estímulos que ha adoptado el gobierno de Estados Unidos para contrarrestarlo.

Inversor frente a la pantalla.
La baja demanda de crédito perjudica a los bancos.

Para empezar, los tipos de interés fijados por la Reserva Federal se mantienen en 0 desde el mes de marzo, una medida encaminada a incentivar la actividad y el movimiento del dinero que golpea el beneficio que obtienen las entidades financieras al prestar.

Y la demanda de créditos se ha desplomado. La incertidumbre acerca de cuándo terminará la pandemia y mejorará la economía aconseja prudencia a la mayoría y son pocos los que ahora quieren endeudarse y correr riesgos.

A eso se suman los estímulos aprobados por el gobierno, que incluyen desde la compra de bonos emitidos por las entidades hasta pagos directos a las familias y negocios, así como la creación de cada vez más dinero.

Dólar
La pandemia de coronavirus ha cambiado muchas cosas.

Como resultado, JPMorgan, Bank of America y Citigroup recibieron más de un billón de dólares en depósitos en 2020 y el ratio de préstamos por depósito en las entidades cayó a mínimos históricos, hasta situarse apenas por encima del 60%.

Los niveles de ahorro se han disparado. “La gente está literalmente acaparando dólares en los bancos”, resume Stovall.

Estos no solo tienen ahora más difícil rentabilizar los depósitos. Su aumento les exige también incrementar el capital con el que están obligados a respaldarlos, mucho más de lo que era antes del crash de 2008, tras el que las autoridades introdujeron medidas para evitar un nuevo colapso del sistema.

Varios ejecutivos del sector ya han reclamado a las autoridades que relajen esas exigencias en el nuevo contexto.

Según Jennifer Piepszak, directora financiera de JP Morgan: “Es un problema para nosotros en el corto o medio plazo”.

Oficina de Goldman Sachs.
Goldman Sachs es uno de los grandes bancos que podría verse afectado por el exceso de depósitos.

Cómo afecta a los bancos y cómo puede afectar a la gente

Stovall cree que “ahora el sistema financiero es fuerte” y no está en juego su viabilidad. “Se trata más bien de una cuestión de cuánto puede ser su beneficio”.

El experto recuerda que “los bancos más grandes cuentan con otras muchas maneras de hacer negocio” y no cree que el nuevo gobierno presidido por Joe Biden vaya a hacer concesiones sustanciales en materia regulatoria.

“La seguridad del sistema es prioritaria para el gobierno, que lo que quiere de la banca es que esté en condiciones de conceder créditos para activar la economía, y, desde luego, la banca está deseosa de hacerlo”.

¿Y los clientes? ¿Se encontrarán con que no tienen dónde guardar su dinero?

“Puede que algunos bancos les digan que busquen otro lugar, pero siempre va a haber alguien dispuesto a recibir los fondos”, pronostica Stovall.

Dólares.
Los bajos tipos de interés reducen la rentabilidad para muchos ahorradores.

En realidad, la consecuencia más directa del escenario actual ya llevan tiempo percibiéndola quienes tienen sus ahorros depositados en los bancos, al recibir una rentabilidad casi nula por ellos, y los pronósticos no apuntan a que eso vaya a cambiar pronto.

Eso podría causar efectos de desenlace incierto.

Stovall advierte que “esta situación puede llevar a muchos pequeños ahorradores a buscar productos e inversiones de mayor riesgo”, como parece confirmar el alza en la cotización de activos de alta volatilidad como el bitcoin.

Fuente: BBC Mundo.

La pandemia de coronavirus redujo la brecha entre las economías de China y EEUU en un billón de dólares


Anuncios
  • El PIB americano terminó 2020 con una contracción del 3,5%, hasta hasta los 20,9 billones
  • Por su parte, China registró un avance del 2,3%, hasta los 14,7 billones

La diferencia entre el tamaño económico de Estados Unidos y China se redujo en cerca de un billón de dólares en 2020, después de que el PIB americano registrara el año pasado su peor cifra de crecimiento desde finales de la II Guerra Mundial al contraerse un 3,5% hasta los 20,9 billones de dólares.

Un diagnóstico que contrastó con el avance del 2,3% logrado por el gigante asiático, cuya economía alcanzó aproximadamente los 14,7 billones de dólares, si asumimos un cambio medio de 6,9 yuanes por dólar.

De esta forma, teniendo en cuenta los niveles registrados en 2019, cuando 7,1 billones de dólares distanciaban a ambos países, la diferencia entre la mayor y la segunda mayor economía del mundo se situó el año pasado en alrededor de 6,2 billones de dólares. Una ventaja que todavía sopla a favor de EEUU pero que avista un sorpasso chino tan pronto como en los próximo cinco años.

Desde Nomura ya habían estimado que la economía de China superaría a la de EEUU en 2030, pero el avance registrado el año pasado ha provocado que este banco acorte este plazo hasta 2028, tomando como referencia las proyecciones del Fondo Monetario Internacional. No obstante, si la apreciación de la divisa china continúa y el dólar pierde fuelle, el adelanto podría producirse tan pronto como en 2026.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

La pandemia “asestó un golpe mucho más grande a la economía estadounidense que a la china”, según reza el informe de Nomura a sus clientes. “El tiempo dirá, pero en nuestra opinión hay una alta probabilidad de que en 2026 China resurja como la mayor economía del mundo”, añaden.

Las divergentes en las tasas de crecimiento el año pasado han llevado también a otros economistas a proyectar que China podría superar a EEUU como la mayor economía del mundo en menos de una década, adelantándose también así a las propias proyecciones de Pekín que cree que esto ocurrirá en 2032.

Si se producirá dicho adelanto y cuándo ocurrirá dependerá de los planes económicos del presidente de EEUU, Joe Biden. El demócrata busca sumar un nuevo estímulo de 1,9 billones de dólares a los más de 3 billones de dólares ya implementados el año pasado. Si el inquilino de la Casa Blanca quiere lograr un acuerdo con los republicanos, la factura tendrá que reducirse sensiblemente. La decena de republicanos abiertos a negociar presentaron un plan de 618.000 millones de dólares, que deja de lado múltiples de los objetivos del mandatario.

Es por ello que el martes, e líder de la mayoría del Senado, el demócrata Charles Schumer, comenzó el martes a sentar las bases para aprobar el conocido como Plan de Rescate Americano con sólo una mayoría simple a través de la reconciliación de presupuesto.

Fuente: El Economista

La economía de EEUU creció un 4% en el último trimestre de 2020, menos de lo esperado


Anuncios
  • EEUU sufrió una contracción del 3,5% (anualizado) en el conjunto de 2020
  • La pandemia provocó la peor caída anual de la economía estadounidense desde 1946

La economía de Estados Unidos moderó su recuperación al despedir el último trimestre de 2020 creciendo un 4% anualizado, según los datos dados a conocer por el Buró de Análisis Económico (BEA, por sus siglas en inglés). En el tercer trimestre, el PIB repuntó un 33,4%. De esta forma entre octubre y diciembre del año pasado, el avance trimestral fue tan solo del 1% frente al 7,5% registrado entre julio y septiembre.

De esta forma, el país registró una contracción en el conjunto de 2020 del 3,5% (anualizado), la primera vez que esto ocurre desde el impacto dejado por la Gran Recesión de 2009, cuando EEUU sufrió un crecimiento negativo de su economía del 2,5%, y la caída más profunda de la actividad desde 1946. La economía entró en recesión en febrero, un mes antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara el Covid-19 como pandemia.

El avance del PIB del cuarto trimestre reflejó la continua recuperación económica desde los fuertes descensos de la actividad registrados en la primera mitad del año pasado pero también dejó notar la fatiga de la misma. El incremento en las infecciones y las nuevas restricciones impuestas por algunos gobiernos locales y estales del país pasaron factura en los tres últimos meses del año.

De hecho, el consumo personal, el pilar más importante de la economía estadounidense, aumentó a un ritmo del 2,5%, por debajo de las previsiones de un aumento del 3,1%. Sin embargo, la tasa de ahorro sigue siendo elevada en el 13,4%, lo que deja margen para un repunte del consumo a medida que se relajan las restricciones. Al mismo tiempo, la inversión no residencial creció a un ritmo del 13,8%, impulsada por el gasto firme en equipamiento, mientras que los gastos residenciales crecieron un 33,5%.

Sin embargo, el gasto público disminuyó un 1,2%, impulsado por la reducción de los ingresos de las administraciones estatales y locales y el cierre de los colegios. Además, el aumento del 22% en las exportaciones no pudo compensar el incremento del 29,5% registrado por las importaciones.

“Estas cifras siguen representando una recuperación mucho más rápida de lo que habríamos esperado en un principio, dado lo sombrío que parecía el panorama a mediados de 2020″, reconoce Paul Ashworth, economista jefe de Capital Economics. “Con las vacunas que ofrecen la posibilidad de volver a la normalidad a finales de este año y la intención de la administración Biden de aplicar más estímulos fiscales, creemos que el crecimiento del PIB llegará al 6,5% este año”, apunta.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Estos datos llegan después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, indicase el miércoles al cierre de su primera reunión de política monetaria que el país debe cerrar todavía una brecha de 9 millones de puestos de trabajo para volver a recuperar el pleno empleo.

Todo ello coincide con un nuevo análisis preliminar del Fondo Monetario Internacional, que concluyó que el Plan de Rescate Americano del presidente de EEUU, Joe Biden, por valor de 1,9 billones de dólares  podría impulsar el crecimiento económico de EEUU en un 5% a lo largo de tres años. Recordemos que a lo largo del año pasado el Capitolio y la Casa Blanca ya liberaron alrededor de 3 billones de dólares en estímulos para paliar el impacto económico de la pandemia.

Gita Gopinath, economista jefa de la institución, dijo a Reuters que las medidas del paquete de estímulo propuesto por el demócrata podrían añadir hasta un 1,25% al crecimiento estadounidense solo en 2021, cuando el FMI proyecta que el PIB se expandirá un 5,1% tras una contracción del 3,4% en 2020. La institución atisba un crecimiento del 2,5% en 2022 si no se aprobasen más ayudas.

Esto se suma a un creciente número de economistas y expertos que consideran que el plan de la Administración Biden es fundamental para hacer frente a la fatiga que experimenta la recuperación.

Moody’s Analytics, en un análisis paralelo, concluyó que el Plan de Rescate ayudaría a crear 7,5 millones de puestos de trabajo en 2021, duplicaría el crecimiento económico y devolvería a EEUU al pleno empleo un año antes de lo esperado. Las propuestas de Biden también han recibido el apoyo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y la Business Roundtable, que representa a casi 200 de los directivos empresariales más importantes del país.

Fuente: El Economista

La debilidad del dólar es la esperanza de los mercados emergentes para este año


Anuncios
  • La mayoría demócrata en EEUU significará mayores estímulos y un mayor déficit
  • Los emergentes lo harán mejor que los desarrollados, según los expertos
  • La renta fija de estos países también ganará gracias al retroceso del dólar

El Índice Dólar, que recoge el comportamiento de la moneda estadounidense frente a las divisas más importantes del planeta, llevaba una semana cerrando en positivo, aunque ayer volvió a cotizar con ligeras pérdidas. Pese a este pequeño repunte, los expertos esperan un dólar débil para este año, lo que suma optimismo a los mercados emergentes para los próximos doce meses.

Las economías en desarrollo han cerrado un 2020 mejor de lo previsto tras el estallido de la crisis del coronavirus, lo mismo ha sucedido con sus selectivos, que ganaron un 10% de media en 2020 y solo el asiático Hang Seng cerró con pérdidas, del 3,4%. Por su parte el Índice Dólar termino el pasado año con un debacle del 6,6%, lo que supone cerrar así uno de sus peores ejercicios. La mayoría del consenso de mercado espera que el billete verde siga perdiendo terreno en los próximos meses, desde la gestora británica Schroeders afirman: “Creemos que las probabilidades de que el dólar americano se debilite en los próximos trimestres son altas”.

En lo que va de año el MSCI Emerging Markets Index lo está haciendo mejor que su homólogo, el MSCI World, y es que los índices emergentes suben más de un 4,5% de media desde el primero de enero. Los expertos esperan que estas alzas continúen y que la fragilidad del dólar sea uno de los principales factores que impulse las ganancias.

La mayoría demócrata en el Senado de Estados Unidos probablemente significará mayores estímulos en el país, lo que a su vez desencadenará un mayor déficit fiscal y un dólar más débil, proyectan los expertos de la gestora británica. “Si el dólar sigue debilitándose y la economía mundial comienza a recuperarse, las acciones de los mercados emergentes deberían tener un mejor comportamiento que las de los mercados desarrollados”, asegura Tom Wilson, responsable de renta variable emergente de la entidad.

Los expertos de la gestora apuntan que el éxito de la vacuna, apoyado por el resultado electoral en EEUU, ha mejorado las condiciones de los merados emergentes, reduciendo el riesgo previsto para las acciones más cíclicas en particular y dando lugar a continuas revisiones positivas de las ganancias. Aunque los expertos también avisan de que el principal riesgo para los emergentes sigue muy palpable, y no es otro que el alto grado de incertidumbre con el que cotizan los mercados, a esto hay que sumarle que estos países pueden encontrarse con más problemas para distribuir la ansiada vacuna.

Tom Wilson asegura que las entradas de inversores en acciones de países emergentes han regresado y que espera que la rentabilidad se vea impulsada en ciertos mercados por las divisas, que se recuperan de niveles bajos.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

La renta fija también ganará

A principios de los 2000, un ciclo de debilitamiento del dólar parecido al que estamos viendo ahora se asoció con un gran salto en el déficit de la cuenta corriente de los Estados Unidos, lo que hace que los expertos de la gestora estimen que la historia volvería a repetirse de nuevo.

“Si esto se cumple, debería ayudar a los bonos de los mercados emergentes en general, pero en particular a los emitidos en deuda en moneda local”, afirma James Barrineau, responsable de estrategia global de deuda emergente de Schroders.

Según el índice GBI-EM de JP Morgan (indicador que rastrea los bonos en moneda local emitidos por los emergentes), la deuda en moneda local generó retornos particularmente fuertes en el entorno de debilidad del dólar entre 2003 a 2007. Desde mínimos de marzo el el índice GBI-EM de JP Morgan sube un 25,5% mientras que el dólar pierde desde su nivel más bajo de dicho mes un 4,7%.

“Estimamos que, en general, las divisas están infravaloradas en los mercados emergentes. Esto es menos cierto para los países asiáticos y más para la región de América Latina”, concluye James Barrineau.

Fuente: El Economista

Las bolsas emergentes cuentan con un potencial del 14% para 2021


Anuncios

Cuentan con más recorrido que Europa y EEUU, pese a subir 12% en el año

mercados-china-dreamstime.png

Rusia, China y Brasil se sitúan como las plazas con mayor recorrido. Foto: Dreamstime

En sus estrategias de inversión para 2021, analistas y gestores han situado a las bolsas emergentes, con Asia a la cabeza, como el activo donde hay que estar posicionado en renta variable de cara a los próximos meses.

El panorama macroeconómico y las mejores perspectivas de recuperación en estos países avalan esta visión, pero también los fundamentales. Los principales índices emergentes cuentan, de media, con un potencial alcista del 14%, frente al 11% de los indicadores europeos y el 7% de los índices de Wall Street.

Unas valoraciones optimistas si se tiene en cuenta que el índice que engloba a las principales bolsas emergentes, el MSCI Emerging Markets acumulla una subida en el año del 12%, en línea con las ganancias del índice de bolsa global. Hong Kong y México son las únicas de las grandes plazas emergentes que aún cotizan en negativo en el año.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Por geografías, Rusia, China y Brasil se sitúan como las plazas con mayor recorrido. El consenso de Bloomberg concede un potencial alcista del 19,5% al Moex ruso, un 18,7% al Hang Seng de Hong Kong y un 15% al CSI 300, que aglutina a las 300 principales acciones negociadas en las bolsas de Shanghai y Shenzhen. Le sigue el Bovespa brasileño, con un 15%, y el IPC mexicano, con un 13%. Mucho más rezagado se queda el Sensex indio, con un potencial alcista del 4,6%.

¿Con qué argumentos defienden los expertos estas valoraciones? Para Mathilde Lemoine, economista jefe de Edmond de Rothschild, “no esperamos que el movimiento internacional de personas vuelva a la normalidad en el plazo previsto; sin embargo, los emergentes podrían beneficiarse de la subida de los precios de las materias primas”. Según las proyecciones de la gestora, “las economías emergentes se expandirán un 5,6% en 2021 y un 4,3% en 2022, tras una contracción del 2% en 2020”.

Asia es la apuesta de Deutsche Bank, ya que será la más beneficiadas por la recuperación de China. “Las bolsas de Taiwan, Singapur, Malasia y, en general, los socios comerciales de China, ya ha mostrado rendimientos muy superiores en 2020”, recuerda Diego Jiménez-Albarracín, responsable de renta variable de la firma alemana en España. Y la entidad cree que seguirá siendo así en 2021.

Fuente: El Economista

Las remesas crecieron 36.1% este octubre


Anuncios

Remesas alcanzan US$6,639.4 millones en el período enero-octubre

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) informó que las remesas aumentaron por sexto mes consecutivo al registrar un monto de US$789.6 millones para el mes de octubre de 2020, un 36.1% por encima del mismo mes de 2019.

La entidad financiera comunicó que para el período enero-octubre 2020, el flujo de remesas que ingresó al país alcanzó los US$6,639.4 millones, valor superior en US$766.2 millones (13%) al registrado en el mismo período del año anterior, cuando fue de US$5,873.2 millones.

El Banco Central explicó que este comportamiento de las remesas responde, principalmente, a la recuperación de las condiciones económicas de Estados Unidos, país de donde provino el 84.6% de los flujos de los últimos siete meses.

“Este mejor desempeño se demuestra en buena medida por las cifras del empleo del mes de octubre, cuando se crearon 638,000 empleos, contribuyendo a la reducción de la tasa de desocupación hasta un nivel de 6.9%, luego de haber estado en 7.9% en septiembre. De manera particular, el desempleo de los hispanos en Estados Unidos disminuyó de 10.3% en septiembre a 8.8% en octubre de 2020”, indicó el Banco Central en una nota de prensa.

Fuente: Listín Diario

Trump vs Biden: 5 gráficos que muestran las contradicciones de la primera economía del mundo


Anuncios

Es el país más rico del mundo. Su economía, que representa casi un cuarto de la producción global de bienes y servicios, genera la exorbitante suma de US$21,4 billones al año.

Y aunque la economía china ha crecido a toda velocidad durante las últimas décadas y se acerca cada vez más a la estadounidense, aún está en segundo lugar en relación al tamaño del Producto Interno Bruto (PIB).

En el ranking de la riqueza per cápita, Estados Unidos mantiene el primer lugar dentro del G7, el club compuesto por siete de las economías más poderosas del mundo, donde además participan Alemania, Canadá, Francia, Reino Unido, Italia y Japón.

Y dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE, formada por 37 países, Estados Unidos ocupa el quinto lugar en la lista de naciones con mayor riqueza por habitante, solo superado por Luxemburgo, Irlanda, Suiza y Noruega.

Esa enorme riqueza no siempre se traduce en una mejor calidad de vida para su población y esa es, precisamente, una de las grandes contradicciones de esta potencia.

Aunque es el país con la mayor cantidad de multimillonarios del mundo, tiene un nivel de pobreza que afecta al 10,5% de la población, según la última cifra oficial de la Oficina del Censo de Estados Unidos.

Y si bien los ingresos de las personas han crecido en las últimas cuatro décadas, también lo ha hecho la brecha entre los más ricos y los más pobres.

La desigualdad de ingresos ha aumentado más en Estados Unidos que en ningún otro país desarrollado desde 1980″, señala el último Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD.

A continuación presentamos 5 gráficos que muestran el bajo desempeño de EE. UU. en relación a otros miembros de la OCDE.

1. Baja expectativa de vida

Ubicado entre Estonia y República Checa, Estados Unidos ocupa el lugar 28 en el índice de expectativa de vida al nacer, con un promedio de 78,7 años.

Esperanza de vida

La expectativa de vida es uno de los indicadores más utilizados a nivel internacional para evaluar las condiciones de salud de un país, pero también refleja el estado de su economía.

“Una mejor medición del éxito de un país que el Producto Interno Bruto es la esperanza de vida saludable”, le dice a BBC Mundo Andrew Scott, profesor de Economía de la universidad británica London School of Economics y cofundador de The Longevity Forum.

“Es importante disminuir la brecha de expectativa de vida entre ricos y pobres”, que en Estados Unidos es de alrededor de 15 años, apunta.

Una de las causas más importantes de este fenómeno es el aumento en las muertes por sobredosis en el consumo de drogas, explica Steven Woolf, director emérito del Centro sobre Sociedad y Salud de la Universidad Virginia Commonwealth, en diálogo con BBC Mundo.

También influyen otros factores como el suicidio y las muertes relacionadas con el consumo de alcohol, hipertensión, diabetes y obesidad.

“Las muertes han aumentado principalmente en las zonas donde la gente ha perdido sus trabajos”, dice Woolf, que destaca que la pobreza es el factor que más contribuye a que los estadounidenses vivan menos que las personas en otros países desarrollados.

2. Alta mortalidad infantil

El país más rico del mundo ocupa el quinto lugar entre las naciones con mayor mortalidad infantil de la OCDE.

Este índice se calcula como el número de muertes de bebés menores de 1 año por cada 1.000 bebés que nacen vivos.

Mortalidad infantil

La mortalidad infantil en EE. UU. ha disminuido en los últimos 25 años, señala Tiffany Colarusso, líder del Equipo de Salud Infantil de la División de Salud Reproductiva de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés.

Pese a que es una buena noticia, en los estados donde el nivel socioeconómico es más bajo y las madres tienen peores condiciones de salud, el problema se mantiene.

“Hay significativas disparidades raciales”, explica Colarusso en diálogo con BBC Mundo.

De hecho, la mortalidad infantil es casi el doble en bebés negros que en bebés blancos.

Nancy Swigonski, profesora del Departamento de Pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, considera que la tasa de mortalidad infantil sigue siendo demasiado alta.

Por eso, apunta, “es clave enfocarse en las determinantes sociales de la salud para disminuir la mortalidad infantil”.

En cuanto a las mediciones que hace cada país para determinar este índice, es importante decir que no todos los países registran como “nacidos vivos” a los bebés muy prematuros con bajas posibilidades de vivir, algo que influye en los cálculos a nivel estadístico, señala la OCDE.

3. Alta desigualdad de ingresos

Después de Chile, México y Turquía, Estados Unidos es el cuarto país con el mayor nivel de desigualdad de ingresos, según los datos publicados por la OCDE, utilizando un Índice de GINI elaborado por el propio organismo (que difiere del GINI oficial de cada país).

Bajo este indicador, el 0 es la completa igualdad entre los distintos sectores de la sociedad y el 1 corresponde a la máxima desigualdad.

Desigualdad de ingresos

La OCDE elabora su propio GINI con el fin de hacerlo comparable a nivel internacional.

Más allá de cómo se mide, los datos oficiales de la Oficina del Censo de EE. UU. arrojaron que la desigualdad de ingresos llegó a su máximo nivel en más de 50 años en 2018.

“La desigualdad ha empeorado progresivamente”, dice Brielle Bryan, profesora de Sociología de la Universidad de Rice, Texas, en diálogo con BBC Mundo.

Esto se explica, agrega la académica, porque el ingreso de los que están en la cima de la pirámide se disparó gracias a políticas como los recortes de impuestos a las personas más ricas y el estancamiento del salario mínimo a nivel federal.

Mark López, investigador del centro de estudios Pew, plantea que el alza de la desigualdad también se debe a factores estructurales de largo plazo como la globalización, el declive de los sindicatos, la educación y los cambios tecnológicos.

En el lado de los economistas más conservadores suele primar el argumento de que las personas pobres están en esa posición porque no han aprovechado las oportunidades que provee el sistema y no han hecho lo suficiente para prosperar.

Otra arista del debate tiene relación con la desigualdad de la riqueza (que es distinta a la desigualdad de ingresos porque incluye todos los bienes que posee una persona).

En ese sentido, datos de la Reserva Federal de EE. UU. arrojan que la fortuna de las 50 personas más ricas del país es equivalente a la de los 165 millones más pobres.

4. Alta pobreza relativa de ingresos

Estados Unidos es un país con muchos recursos económicos pero, paradójicamente, ocupa el primer lugar en el índice de pobreza relativa de ingresos que utiliza la OCDE.

Esta medición -que es distinta a la que usa cada gobierno para determinar el porcentaje de pobres en su país, o la que usan otros organismos como el Banco Mundial- considera pobres a las personas que viven con menos de la mitad del ingreso medio de su país.

Pobreza

Siguiendo esa definición, la pobreza relativa de ingresos de EE. UU. se dispara a un 17,8%, mientras que el promedio de la OCDE es de 11,7%.

“El nivel tan alto de pobreza relativa de Estados Unidos está influido por la gran desigualdad que existe en el país”, le dice a BBC Mundo Michael Forster, economista de la División de Políticas Sociales de la OCDE.

La otra cara de la moneda es que, con la metodología que usa la Oficina del Censo de Estados Unidos, la tasa de pobreza en el país fue de 10,5% en 2019, la más baja de las últimas décadas.

Un récord positivo, sin lugar a dudas, pero que no cambia el hecho de que la riqueza sigue altamente concentrada.

5. Deficientes resultados en educación

En uno de los indicadores más utilizados a nivel internacional para comparar el rendimiento escolar entre países, la Prueba PISA de Matemáticas, EE. UU. no resulta bien parado.

Ocupa el séptimo lugar entre los países con peores resultados.

PISA

Nathan Driskell, director asociado de Análisis de Políticas y Desarrollo del Centro Nacional de Educación y Economía (NCEE, por sus siglas en inglés), le dice a BBC Mundo que en algunos casos el desempeño de los estudiantes llega a ubicarse dos y hasta tres años por detrás de sus pares.

“Muchos países que invierten menos en educación que EE. UU. nos superan”.

Eso se debe, señala Driskell, a que el país “no tiene un sistema de educación efectivo”, donde las distintas partes funcionen de manera coordinada.

El problema es que “los programas altamente efectivos llegan a muy pocos estudiantes”.

En definitiva, agrega el experto, hay escuelas que destacan por su excelencia, pero no representan a la gran mayoría del país.

Miyako Ikeda, analista senior de la Dirección de Educación y Competencias de la OCDE, explica que tal como ocurre en varios países, “los estudiantes con desventajas socioeconómicas en Estados Unidos obtienen un desempeño inferior”.

Específicamente en matemáticas, “el 16% de esa variación en el desempeño se puede explicar por las diferencias en el estatus socioeconómico”, agrega.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Un futuro incierto

Aunque en las últimas décadas ha aumentado la desigualdad, persisten las tensiones raciales y muchas personas protestan por el alto costo de la salud y la educación, Estados Unidos es un país que a lo largo de su historia se ha destacado por ofrecer oportunidades laborales.

Los niveles de desempleo se han mantenido bajos, llegando en 2019 a solo el 3,7%, un indicador que lo deja en una excelente posición respecto a otros países.

Y pese a que los niveles de protección laboral son inferiores a los que existen en varios países de la OCDE, la idea de conseguir un empleo o montar un negocio para prosperar económicamente gracias al trabajo -que es la base del “sueño americano”– sigue atrayendo a miles y miles de personas que no tienen esas mismas oportunidades en otras partes del mundo.

Sin embargo, la concentración de la riqueza sigue siendo la gran contradicción del país más rico del mundo.

Habrá que ver cómo la pandemia de coronavirus afectará los indicadores de Estados Unidos en relación a otros países y cómo se escribirá un nuevo capítulo de su historia a partir de los resultados de las próximas elecciones presidenciales.

Fuente: BBC Mundo