Archivo de la etiqueta: #dominicano

Aduanas e Impuestos Internos superan en RD$24,000 millones metas de ingresos fiscales


Anuncios

Contener el déficit fiscal dependerá de que se mantenga la tendencia de ingresos sobre lo proyectado y de que no varíe la programación de gastos correspondiente a este año

El Gobierno dominicano tiene posibilidad de evitar un aumento del déficit fiscal de este año y, eventualmente, reducirlo, de continuar la tendencia de eficiencia recaudatoria con montos que superan las estimaciones presupuestarias.

En los primeros tres meses de este año, las direcciones generales de Impuestos Internos (DGII) y de Aduanas (DGA) han reportado ingresos que superan en RD$24,315.6 millones las estimaciones programadas en la Ley 237-20 de Presupuesto General de la Nación correspondiente a este año.

De continuar esa tendencia durante el año completo, los ingresos sobre lo presupuestado en esas dos de las tres fuentes recaudadoras (la tercera es la Tesorería Nacional), el Gobierno cerraría el año con alrededor de RD$96,000 millones de ingresos adicionales.

Sin embargo, no existe modo de asegurar que el comportamiento del primer trimestre sería igual en los tres trimestres que le faltan al año. Como tampoco es posible determinar que una recaudación sobre lo estimado permita reducir el déficit fiscal calculado este año en RD$145,065 millones (la diferencia entre los ingresos fiscales y los gastos del Estado).

Esto así, debido a que el Gobierno ha programado recaudaciones este año por el orden de los RD$746,913.9 millones con una partida de alrededor de RD$89,000 millones que provendrían de ventas de activos del Estado. Ya avanza el cierre del primer cuatrimestre -un tercio del año- y no se ha producido venta de ningún activo.

Esto indica que, posiblemente, ese monto se agregue al faltante programado para este año y que los ingresos sobre lo presupuestado sirvan solo para paliar en parte ese eventual incremento del déficit fiscal.

Recaudaciones

En los primeros tres meses de este año la DGII obtuvo ingresos por RD$131,353.5 millones, superando en RD$14,375.7 millones la estimación presupuestaria de recaudación.

En tanto que, la DGA tenía previsto recaudar RD$29,936.1 millones en enero-marzo, pero logró superar esa meta en cerca de RD$10,000 millones con una recaudación total de RD$39,876 millones.

Con esos resultados, estas dos entidades, que juntas recaudan alrededor del 90% de los ingresos totales del Gobierno, superaron sus estimaciones de ingresos en RD$24,315.6 millones en el primer trimestre.

Menos déficit

Si se asumiera que durante el resto del año las recaudaciones fiscales se mantuvieran acorde con las estimaciones presupuestarias y que el Gasto programado también se ejecute como se presupuestó; entonces, al cierre del año el déficit de RD$145,065 millones pudiera bajar a RD$121,000 millones, al descontarle el ingreso adicional percibido en enero-marzo.

Para este año, el Gobierno también tiene previsto buscar prestados alrededor de RD$146,000 millones para pagar vencimientos de capital e intereses de la deuda pública. Pero hace varios meses logró renegociar parte de esos vencimientos reduciéndole alrededor de RD$24,000 millones.

Tomando en cuenta que ya el Congreso Nacional aprobó el presupuesto con una programación de deuda de RD$146,000 millones para pago de vencimientos, en caso de tomar esa totalidad prestada y de pagar solo RD$142,000 millones, el Gobierno tendría también una reserva de RD$24,000 millones que le permitiría reducir parte del déficit fiscal programado para este año.

En ese caso, y asumiendo que los demás indicadores permanecieran igual, al restarle 24,000 millones a los RD$121,000 millones de déficit ya reducido, terminaría en RD$97,000 millones (alrededor de un 2% del producto interno bruto -PIB-) y no en RD$145,065 millones (3% del PIB) como está programado.

Algunos inconvenientes

La posibilidad de lograr ese favorable resultado de reducción de déficit fiscal este año tiene algunos inconvenientes.

Lo primero es que se logre la meta de recaudación estimada por RD$746,913.9 millones, lo cual es poco probable si se toma en cuenta que una parte de ese objetivo depende de la venta efectiva de activos del Estado que ni siquiera han sido debidamente evaluados y para cuya operación se requiere la aprobación del Congreso Nacional.

Si no se logran esas operaciones, entonces la estimación de ingresos quedaría por debajo de lo programado, aun agregándole los RD$24,000 millones de excedente registrados en el primer trimestre de este año.

De hecho, la mayoría de economistas independientes consultados sobre la estimación de ingresos del Gobierno este año, considera que esa meta no se alcanzará, lo cual ha sido en parte desmontado por el resultado favorable de los primeros tres meses de este año registrado en las recaudaciones de Aduanas y de Impuestos Internos, según sus estadísticas oficiales.

El segundo elemento es que el Gobierno mantenga sin alteraciones la ejecución programada de gasto para este año por el orden de los RD$891,378.8 millones. Si se excede en el gasto público presupuestado, el déficit fiscal aumentaría.

Ejecución incompleta

Las estimaciones de gastos del Gobierno para este año podrían ser superadas si se ponen en ejecución varias obras públicas anunciadas por el presidente Luis Abinader el pasado 27 de febrero y que no están incluidas en el Presupuesto General de la Nación 2021. De ser así, entonces el gasto público pudiera terminar sobre el monto aprobado y eso también variaría la estimación de déficit fiscal para este año.

Sin embargo, hasta ahora ha ocurrido todo lo contrario: la Dirección General de Presupuesto ha informado que la ejecución presupuestaria en el primer trimestre quedó por debajo de igual período del año pasado en alrededor de RD$8,000 millones.

De hecho, la inversión en gasto de capital (obras públicas) fue de apenas en 5% de lo ejecutado en el trimestre, aun cuando el Presupuesto General de la Nación estima que el monto a destinar para ese renglón es el 18%.

Fuente: El Dinero

Una cuarta parte de los dominicanos redujo el número de comidas al día después de la pandemia


Anuncios

Para medir los efectos socioeconómicos de la pandemia Covid-19 en la población más pobre de República Dominicana y mejorar la respuesta y la recuperación, el Sistema de Naciones Unidas realizó la encuesta para medir el impacto socioeconómico SEIA (siglas en inglés), en colaboración con asociaciones sin fines de lucro, organizaciones de base comunitaria y el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben).

Entre los hallazgos de la encuesta resaltan las necesidades expresadas por los hogares encuestados para recuperar su bienestar: Sobre el acceso a alimentos, el 76.7% de los hogares encuestados indicó que les preocupa no tener suficientes alimentos, reportando haberse visto en la necesidad de tener que comprar alimentos más baratos (45.8%) y reducir el número de comidas por día (26.8%).

En lo que respecta a educación, la encuesta evidencia que el 84.8% de los niños, niñas y adolescentes inscritos en un centro educativo antes de la pandemia pudieron continuar sus estudios de manera remota o virtual. Se encontró además que la mayoría de los hogares tienen más acceso a celulares inteligentes (77.9%) que a computadoras o tabletas (24.5%), por lo que el método de estudio más común fue a través de WhatsApp, utilizado en un 90.2% de los hogares encuestados.

Otro dato relevante es lo relativo a los ingresos: el 59.1% de los hogares de la muestra expresó que ha sufrido una reducción significativa en sus fuentes de ingreso debido a la actual emergencia sanitaria, siendo las principales razones la disminución de ingresos/salarios (36.7%), la pérdida temporal o suspensión de su empleo (18.8%) y la pérdida permanente de empleo (9.3%).

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

En los próximos días, continuaremos compartiendo más resultados de la encuesta SEIA a través de los medios de comunicación.

El sondeo fue efectuado a través de una red de organizaciones locales a 6,359 hogares en el ámbito nacional durante el mes de julio 2020, y será repetido en los próximos meses para medir cómo evoluciona la situación socioeconómica de los hogares, lo cual permitirá al Estado diseñar intervenciones basadas en evidencia, necesarias para la recuperación y la reactivación socioeconómica de las comunidades, a través de medidas e iniciativas diferenciadas.

La encuesta SEIA es parte del apoyo del Sistema de las Naciones Unidas, como una contribución al Gobierno dominicano en el contexto del Marco de la ONU para la Respuesta Socioeconómica Inmediata al Covid-19. Su implementación se llevó a cabo bajo el liderazgo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la participación del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa), junto a una red de 28 organizaciones no gubernamentales y el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben).

Para la implementación de la encuesta, se creó la “Red Actúa”, conformada por el Sistema de la ONU y las organizaciones comunitarias e instituciones del Estado mencionadas anteriormente. La Red tiene el objetivo de expandir el alcance de la valoración de los efectos de la COVID-19, al igual que canalizar las medidas de respuesta y recuperación hacia las poblaciones más vulnerables.

La Red Actúa realizará estas encuestas de forma periódica, lo cual permitirá no solo entender los efectos socioeconómicos de la crisis sobre los grupos más vulnerables, sino también analizar los cambios y tendencias que se producen según avanza la pandemia.

Fuente: Diario Libre.

Vienen más emisiones de bonos soberanos en un complejo escenario fiscal


Las nuevas colocaciones de deuda serán a rendimientos mayores para cubrir el costo de la incertidumbre.

La próxima semana el Ejecutivo enviará al Congreso Nacional un presupuesto complementario que replantea el uso de los recursos fiscales, afectados por la pandemia. Más gastos, más financiamiento y menos ingresos son los elementos centrales que ya se ha asomado, producto del impacto del COVID-19 en la economía.

Durante una entrevista con Noticias SIN, el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Juan Ariel Jiménez, adelantó que la reforma de las cuentas presupuestarias de este año incluirá una expansión del límite de endeudamiento, debido a mayores necesidades de financiamiento.

“Conforme se apruebe el presupuesto complementario, se le daría autorización al Poder Ejecutivo de hacer una emisión de bonos internacionales, por ejemplo, los soberanos, mayor a lo originalmente previsto”, dijo Jiménez durante la entrevista.null

Ya en enero el gobierno agotó casi todo lo permitido en emisiones de deuda en los mercados internacionales, tras colocar 2,500 millones de dólares en bonos soberanos. Con ello copó más del 80 % del límite de endeudamiento externo permitido para este año.

El titular del despacho económico no señaló los nuevos topes de deuda que se podrá colocar este año, pero lo cierto es que esos compromisos serán más costosos para el país.

El precio de la incertidumbre

Desde la declaratoria del COVID-19 como una pandemia en marzo pasado, los niveles de incertidumbre se han disparado en el mundo. Entre los afectados están los países emergentes, que tienen más riesgo de inestabilidad financiera a la hora de una crisis.

Por eso, calificadoras de riesgo como Fitch y Standard & Poor’s han puesto la perspectiva de la deuda dominicana a largo plazo como negativa. Esas evaluaciones hacen que, para que los bonos de deuda se ofrezcan a mayores tasas de rendimiento para que sean atractivos para los inversionistas.

Aunque el financiamiento significa un oxígeno ante la caída de los ingresos generada por la crisis del COVID-19, a largo plazo su costo se incrementa. Y ya la deuda pública dominicana marchaba en esa tendencia.

Por los compromisos ya contraídos antes de toda la crisis, para abril el Estado había pagado 1,616.5 millones de dólares en servicio de deuda e intereses. La deuda dominicana del sector público no financiero hasta el mes pasado se situaba en 38,460.1 millones de dólares.

Según los datos del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (Crees), en los últimos años solo el pago de intereses de deuda se ha incrementado paulatinamente hasta llegar a representar un 23 % de los ingresos tributarios en 2019.

Fuente: Diario Libre.

encuesta $emana