Archivo de la etiqueta: #dinero

Los bancos de Estados Unidos que ya no quieren más dinero de sus clientes


Dólares.
Algunas entidades ya han empezado a rechazar depósitos.

Algunos de los mayores clientes de JP Morgan se encontraron recientemente con una reacción insólita.

El banco les pidió que se llevaran su dinero a otra parte.

Según explicó su ejecutivo Jamie Dimon, la histórica firma de inversiones solicitó a algunas de las empresas que más fondos tienen depositados en él que los traspasaran a otras entidades, hasta reducir su base de depósitos en 200.000 millones de dólares.

JP Morgan, uno de los colosos de las finanzas en Estados Unidos, no es una excepción.

“Los mayores bancos del país están inundados de dinero, hasta el punto de que algunos han empezado a rechazar depósitos y podríamos ver que otros empiezan a hacerlo también”, afirma en conversación con BBC Mundo Nathan Stovall, experto en el sistema financiero de Estados Unidos de S&P Global.

¿Cómo se ha llegado a un punto en el que los bancos rechazan el dinero? ¿Acaso no han vivido siempre de eso?

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Qué está pasando

“Es una situación sin precedentes. Nunca habíamos vivido algo así”, indica Stovall.

“Vivimos una crisis de liquidez al revés. Normalmente, cuando hay una recesión el efectivo se vuelve un bien preciado y los bancos podían ser muy agresivos en la captación de fondos. Pero en la crisis provocada por la pandemia está sucediendo todo lo contrario. Los bancos tienen demasiado dinero al que apenas pueden sacar beneficio”.

En condiciones normales, los bancos siempre están ávidos de recibir ingresos, porque con ellos pueden conceder préstamos y obtener un interés. Esos intereses son parte principal de su negocio.

Pero ese margen de ganancia ha desaparecido por una combinación de factores relacionados con las exigencias de capital aprobadas tras la crisis financiera de 2008, el golpe económico de la pandemia y la política de estímulos que ha adoptado el gobierno de Estados Unidos para contrarrestarlo.

Inversor frente a la pantalla.
La baja demanda de crédito perjudica a los bancos.

Para empezar, los tipos de interés fijados por la Reserva Federal se mantienen en 0 desde el mes de marzo, una medida encaminada a incentivar la actividad y el movimiento del dinero que golpea el beneficio que obtienen las entidades financieras al prestar.

Y la demanda de créditos se ha desplomado. La incertidumbre acerca de cuándo terminará la pandemia y mejorará la economía aconseja prudencia a la mayoría y son pocos los que ahora quieren endeudarse y correr riesgos.

A eso se suman los estímulos aprobados por el gobierno, que incluyen desde la compra de bonos emitidos por las entidades hasta pagos directos a las familias y negocios, así como la creación de cada vez más dinero.

Dólar
La pandemia de coronavirus ha cambiado muchas cosas.

Como resultado, JPMorgan, Bank of America y Citigroup recibieron más de un billón de dólares en depósitos en 2020 y el ratio de préstamos por depósito en las entidades cayó a mínimos históricos, hasta situarse apenas por encima del 60%.

Los niveles de ahorro se han disparado. “La gente está literalmente acaparando dólares en los bancos”, resume Stovall.

Estos no solo tienen ahora más difícil rentabilizar los depósitos. Su aumento les exige también incrementar el capital con el que están obligados a respaldarlos, mucho más de lo que era antes del crash de 2008, tras el que las autoridades introdujeron medidas para evitar un nuevo colapso del sistema.

Varios ejecutivos del sector ya han reclamado a las autoridades que relajen esas exigencias en el nuevo contexto.

Según Jennifer Piepszak, directora financiera de JP Morgan: “Es un problema para nosotros en el corto o medio plazo”.

Oficina de Goldman Sachs.
Goldman Sachs es uno de los grandes bancos que podría verse afectado por el exceso de depósitos.

Cómo afecta a los bancos y cómo puede afectar a la gente

Stovall cree que “ahora el sistema financiero es fuerte” y no está en juego su viabilidad. “Se trata más bien de una cuestión de cuánto puede ser su beneficio”.

El experto recuerda que “los bancos más grandes cuentan con otras muchas maneras de hacer negocio” y no cree que el nuevo gobierno presidido por Joe Biden vaya a hacer concesiones sustanciales en materia regulatoria.

“La seguridad del sistema es prioritaria para el gobierno, que lo que quiere de la banca es que esté en condiciones de conceder créditos para activar la economía, y, desde luego, la banca está deseosa de hacerlo”.

¿Y los clientes? ¿Se encontrarán con que no tienen dónde guardar su dinero?

“Puede que algunos bancos les digan que busquen otro lugar, pero siempre va a haber alguien dispuesto a recibir los fondos”, pronostica Stovall.

Dólares.
Los bajos tipos de interés reducen la rentabilidad para muchos ahorradores.

En realidad, la consecuencia más directa del escenario actual ya llevan tiempo percibiéndola quienes tienen sus ahorros depositados en los bancos, al recibir una rentabilidad casi nula por ellos, y los pronósticos no apuntan a que eso vaya a cambiar pronto.

Eso podría causar efectos de desenlace incierto.

Stovall advierte que “esta situación puede llevar a muchos pequeños ahorradores a buscar productos e inversiones de mayor riesgo”, como parece confirmar el alza en la cotización de activos de alta volatilidad como el bitcoin.

Fuente: BBC Mundo.

Suecia podría ser el primer país sin dinero efectivo: estudia operar con su propia criptomoneda nacional


Anuncios
  1. Se espera que el estudio de viabilidad finalice en noviembre de 2022
  2. La e-korona sería la primera criptomoneda nacional del mundo
  3. Suecia es el país con menos efectivo según el Banco Internacional de Pagos

Suecia es conocida históricamente como la cuna del dinero moderno, ya que fue el primer lugar del mundo en el que se empezó a poner en circulación el dinero fiduciario, y ahora el país nórdico quiere seguir haciendo historia y convertirse en una de las primeras sociedades sin efectivo.

El país se convirtió en mayo en uno de los primeros del mundo en plantearse la emisión de una criptomoneda nacional y anunció así la puesta en marcha de la prueba piloto de su e-Korona, después de esto, el gobierno sueco ha anunciado que comenzará a estudiar desde este mismo viernes la viabilidad de que el sistema financiero del país opere con la moneda digital.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Per Bolund, el ministro de mercados financieros sueco, dijo que se espera que el estudio de viabilidad lanzado este viernes se complete a finales de noviembre de 2022 y que para la puesta en marcha de tal transición “es crucial que el mercado de pagos digitalizados funcione de manera segura y que esté disponible para todos“. Anna Kinberg Batra, ex presidenta del comité de finanzas del Banco Central de Suecia (Riksbank), será la encargada de dirigir la comisión que llevará a cabo un proyecto de tal envergadura.

Mientras tanto, la principal autoridad monetaria del país sigue desarrollando el proyecto piloto de la e-korona, ayudado por la consultora Accenture y con la intención de que esta moneda electrónica esté basada en la misma tecnología que sustenta a otras criptomonedas como el Bitcoin.

Sin embargo, el gobernador del banco central, Stefan Ingves, se muestra aún cauteloso con el futuro de esta divisa electrónica y afirmó que cualquier decisión sobre la emisión de una e-Korona debe tomarse a nivel político ya que “dependiendo de cómo se diseñe una moneda digital y qué tecnologías se utilicen, puede tener grandes consecuencias para todo el sistema financiero“.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

El Riksbank estimó en octubre que el uso de efectivo de Suecia cayó a su nivel más bajo de la historia, ya que la pandemia del coronavirus acelera el abandono de los billetes y monedas. En el país nórdico menos del 10% de todos los pagos se realizan en efectivo, según apunta la entidad. El Banco de Pagos Internacionales estimó en 2018 que Suecia es la sociedad con menos efectivo del mundo.

Fuente: El Economista.Es

¿Qué son las neurofinanzas y por qué algunas personas hacen dinero más fácilmente que otras? (y no siempre por trabajar más duro)


Anuncios

Perder duele y, a veces, mucho.

Ganar US$100 dólares puede hacer que muchas personas se sientan felices, pero perder US$100 puede provocar una emoción incluso más intensa que esa alegría.

Ese ejemplo se lo da a BBC Mundo Arman Eshraghi, catedrático de Finanzas e Inversiones de la Universidad de Cardiff, para explicar que imágenes por resonancia magnética del cerebro han mostrado que “las pérdidas desencadenan una mayor actividad en las áreas del cerebro asociadas con emociones negativas que las que generan las ganancias (equivalentes) en los centros de placer”.

Aunque en el pasado, el campo médico fue el que principalmente se enfocó en el estudio del cerebro, en las últimas décadas, otros ámbitos, como el financiero, también han buscado entenderlo.

Se ha fundido la economía con la neurociencia para darle una explicación a nuestros comportamientos, ya sea como inversionistas o como consumidores, tomando en cuenta no sólo el cerebro sino el sistema nervioso e incluso las hormonas.

Ha surgido lo que se conoce como las neurofinanzas, “un área relativamente nueva que se esfuerza por comprender la toma de decisiones financieras agregando conocimientos de la psicología y la neurociencia a las teorías tradicionales de las finanzas”, señala Kerstin Preuschoff, profesora asociada de Neurofinanzas y Neuroeconomía de la Universidad de Ginebra.

Esa comprensión neuronal cobra especial importancia en “entornos de riesgo e incertidumbre, en los que generalmente primero reaccionamos y después analizamos”, le dice a BBC Mundo Joselyn Quintero, asesora financiera especializada en Psicología Financiera y Neurofinanzas.

Entonces ¿qué pistas nos da ese campo sobre la forma en que tomamos decisiones de dinero?

La carga emocional

Por más que lo intentemos, nuestra naturaleza nos impide alejarnos del hecho de que cada elección que hacemos tiene un elemento emocional.

Silueta

Nuestras decisiones en los diferentes ámbitos de la vida tienen un elemento emocional y en finanzas es importante darse cuenta de ello.

“Es así para todo tipo de decisiones y se aplica particularmente a las financieras. Con las decisiones de inversión específicamente, existe la promesa oculta de riqueza que tiene un fuerte elemento emocional”, indica el profesor Eshraghi.

“Incluso los gerentes financieros más experimentados pueden tomar decisiones que no se basan únicamente en el pensamiento racional”.

Pese a que durante más de 30 años, los expertos en finanzas conductuales han empleado con éxito los conocimientos de psicología, sociología e incluso de física para intentar dilucidar la forma en que decidimos, “los avances en la tecnología han permitido a los neurocientíficos mapear los procesos químicos y eléctricos que ocurren en nuestro cerebro cuando tomamos decisiones”.

Volviendo al ejemplo de los US$100, los especialistas ya habían identificado ese patrón llamado aversión a las pérdidas, pero “las neurofinanzas nos han permitido ver qué sucede realmente en el cerebro”.

¿Cómo podemos tomar mejores decisiones financieras?

Eshraghi cree que “las mejores decisiones financieras se toman a menudo utilizando un ‘pensamiento’ lento, cuidadoso y analítico en lugar de un ‘sentimiento’ rápido e inductivo”.

Un analista financiero

“Cuando los mercados financieros son volátiles, normalmente es mejor ‘mantenerse fuera’ y dejar de mirar las pantallas”, indica el profesor Arman Eshraghi.

Evidentemente las emociones no se pueden eliminar de la ecuación, pero parte de la clave está en ser conscientes de ellas.

Por ejemplo, “cuando los mercados financieros son volátiles, normalmente es mejor ‘mantenerse fuera‘ y dejar de mirar las pantallas”.

La razón es que el “cableado” de nuestros cerebros reacciona a contextos inestables de una forma más emocional que analítica.

Hay un fenómeno que se da entre algunos inversionistas y es el que los psicólogos llaman “anclaje”: la tendencia a apegarnos a números aleatorios.

“Incluso la información aparentemente más inocua puede llegar a nuestro subconsciente. Por ejemplo, los inversores pueden anclarse a los niveles de precios existentes de una acción y cuando llegan noticias nuevas al mercado, algunos tardan en reaccionar y actualizar lo que piensan”.

Otras personas se encariñan con marcas y compañías que les son familiares y, a la hora de invertir o comprar, “eso puede llevar a una falta de diversificación y eventualmente no es una estrategia financiera sólida”.

Somos más que la lógica

Daniel Kahneman es el autor del libro Thinking, Fast and Slow (“Piensa, rápido y lento”) y plantea que nuestra mente tiene dos sistemas de pensamiento que influyen en la forma en que tomamos decisiones.

Daniel Kahneman
Daniel Kahneman ganó el Premio Nobel de Economía en 2002 “por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica, especialmente en lo que se refiere al juicio humano y la toma de decisiones en entornos de incertidumbre”.

Mientras el Sistema I se encarga de lo intuitivo, instintivo e inconsciente, el Sistema II aborda lo analítico, lo consciente, lo lógico.

Aunque es un influyente psicólogo, Kahneman recibió el Premio Nobel de Economía en 2002 por su trabajo pionero, junto Amos Tversky, sobre el elemento irracional en la toma de decisiones.

De hecho, ambos fueron los primeros en identificar la aversión a las pérdidas.

Kahneman desafió la corriente del pensamiento económico tradicional que apuntaba a que somos racionales, lógicos y egoístas cuando nos toca escoger y, con ello, sentó las bases de la economía del comportamiento.

Consejos de un Nobel

“Por qué tomamos malas decisiones sobre el dinero (y qué podemos hacer al respecto)” (Why We Make Bad Decisions About Money (And What We Can Do About It) es el título de un video del sitio Big Think, en el que Kahneman arroja algunas luces:

Una mata siendo regada
En muchos casos, hacer dinero es una experiencia que toma tiempo e implica un proceso de aprendizaje no sólo personal sino del entorno.

“Para ciertos tipos de decisiones, necesitas habilidad para el cálculo numérico. La gente que la posee tiene una ventaja significativa sobre la que no”.

“Entender el interés compuesto hace una diferencia inmensa, ya sea que pidas prestado con una tarjeta de crédito o que tengas ahorros”.

Y es que, de acuerdo con el experto, “la gente tiene una idea muy confusa del interés compuesto y eso es muy perjudicial”.

También habla de la importancia de adoptar una perspectiva amplia frente a lo que pasa y evitar reacciones emocionales demasiado fuertes frente a los eventos.

“Piensa que ganas un poco y pierdes un poco y que tu respuesta emocional a las ganancias pequeñas y a las pérdidas pequeñas sea muy limitada. Eso tiende a inducir una mejor toma de decisiones”.

Busca orientación

El artículo Daniel Kahneman: Four Keys to Better Decision Making (“Cuatro claves para una mejor toma de decisiones”), publicado en el sitio del CFA Institute, plantea que “tendemos a sobreestimar nuestras posibilidades de éxito, especialmente en la fase de planificación”.

Una mujer frente a una pantalla

Tomar decisiones financieras no siempre es sencillo, por eso es recomendable pedir asesoría.

Cuando algo no sale bien, buscamos una explicación, “tienes la sensación de que has aprendido algo y de que no volverás a cometer ese error”, dice Kahneman, pero quizás una relación causa-efecto no es la mejor conclusión de lo ocurrido.

“Lo que deberías aprender es que fuiste sorprendido otra vez. Debes aprender que el mundo es más incierto de lo que crees“.

Otro aspecto que el Nobel recomienda evitar es el arrepentimiento, pues es “el mayor enemigo de la toma de decisiones en las finanzas personales”.

Además invita a cultivar la curiosidad y a buscar una guía. El mejor asesor es “una persona a la que le gustes y a quien no le importen tus sentimientos“.

Si la encuentras es muy probable que te dé buenos consejos.

Y cuando estés por tomar una decisión importante: ve despacio.

La importancia del margen de error

Ser flexibles y adaptarse a nuevas circunstancias también es clave cuando se toman decisiones relacionadas con el dinero.

Mark Zuckerberg
Hay muchos ejemplos de cómo el éxito financiero puede ir de la mano con lo que nos apasiona.

Morgan Housel es autor de The Phychology of Money (“La psicología del dinero”) y plantea cuán importante es abrirse a los errores.

“Demasiada devoción a un objetivo, un camino, un resultado, es invocar al arrepentimiento cuando eres tan susceptible al cambio”, escribió en un blog que lleva el mismo título de su libro.

“Las personas subestiman la necesidad del margen de error en casi todo lo que hacen que involucre dinero”.

De acuerdo con el experto, se debe a “la idea de que su visión del futuro es correcta, impulsada por el sentimiento incómodo que viene de admitir lo contrario”.

Pero eso les causa un “daño económico” porque les impide tomar las mejores acciones.

Housel también plantea que el margen de error se malinterpreta, “a menudo se ve como una protección conservadora, utilizada por aquellos que no quieren correr mucho riesgo o no confían en sus puntos de vista”.

“Pero cuando se usa apropiadamente es lo contrario. El margen de error te permite aguantar y esa resistencia te hace quedarte el tiempo suficiente para que el chance de beneficiarte de un resultado de baja probabilidad caiga a tu favor”.

Y es que, en muchos casos, obtener ganancias también es cuestión de tiempo.

“He descubierto que, al tomar decisiones de dinero, ayuda recordar constantemente que el propósito de invertir es maximizar los retornos, no minimizar el aburrimiento. Lo aburrido está perfectamente bien. Lo aburrido es bueno. Si deseas enmarcar esto como una estrategia, recuerda: la oportunidad vive donde otros no están y los otros tienden a mantenerse alejados de lo aburrido”.

Lo que hacen los millonarios

William Leith es periodista y autor de The Trick: Why Some People Can Make Money and Other People Can’t (“El truco: Por qué algunas personas pueden hacer dinero y otras no”).

Un cerdito pasa por un anillo de fuego
Cómo percibimos el riesgo y la incertidumbre determina en parte qué decidimos hacer con nuestro dinero.

Su investigación lo llevó a adentrarse en el mundo de algunos millonarios.

“La gente que entrevisté, quienes se hicieron ricos de alguna manera, habían desarrollado una comprensión de lo que era el riesgo y de cómo a menudo es contrario a la intuición”.

“Eso es esencial”, le dice a BBC Mundo. Pero hay algo más: pasaron por varios fracasos, aprendieron de ellos, cambiaron y siguieron.

“Y cada vez se van acercando un poco más a cómo las cosas funcionan” hasta que se convierten en “los pocos que tienen éxito”.

“La razón es que casi todo el mundo se daría por vencido mucho antes porque fallan y fallan y fallan. La mayoría de la gente no puede soportarlo”.

“Se trata de hacer cosas que la mayoría no haría (…) o que todos piensan que no funcionarán o que son riesgosas”.

Es ver el riesgo desde una perspectiva “real” y no desde lo que “tu corazón te diga, sino lo que te diga tu cabeza“.

Leith destaca un elemento que Kahneman nos había anticipado: la curiosidad.

“Si quieres empezar un negocio, tienes que ver qué está sucediendo y qué está cambiando. Tienes que averiguarlo por ti mismo“, porque los libros te mostrarán “el mundo que existía ayer, así que tienes que salir y empezar”.

“Piensa por ti mismo: ¿Cómo puedo mejorar esto? Así es como la gente tiene éxito”, cómo sobresale entre la multitud.

Cómo reaccionar

Una mujer con una anuncio de cerrado

Aunque muchos negocios se han visto dramáticamente afectados por la pandemia de coronavirus, otros han encontrado oportunidades y las han aprovechado.

Emprendedores que han aprovechado oportunidades en medio de circunstancias muy difíciles porque, como indica Leith, se detuvieron a observar lo que está pasando.

“Cuando le preguntas a un financiero: ‘En medio de todo esto ¿qué harías?’ Te va a hablar de recortar gastos. Su tendencia es minimizar riesgos en la medida de lo posible”, señala.

“Lo que nos hemos convertido es en personas que no sólo somos adversas al riesgo sino que somos obsesivas con la certidumbre. Es decir, no nos movemos si no tenemos algo que nos garantice que las cosas van a resultar”.

“Eso hace que cuando se te presenta una situación que no tienes cómo controlar, la tendencia es a replegarse, cerrarse”.

Y, muchas veces, eso impide ver las oportunidades que hay.

La experta explica que el pensamiento industrial busca la certidumbre, se basa en la seguridad y reacciona ante el corto plazo.

“Si quiero tener más ingresos, entonces debería trabajar más horas. Llevamos en paralelo los costos con los beneficios. Para ganar más tengo que trabajar más”.

Pero la era digital está imponiendo otro paradigma en el que hay una mayor comprensión del largo plazo y de la sostenibilidad.

El nuevo paradigma

En ese nuevo paradigma, dice Quintero, entra en juego un elemento: la autoestima.

Dos jóvenes frente a un laptop
La era digital ha traído nuevos esquemas para abordar el tema laboral y cómo se hace dinero.

“Saber que aunque vas a hacer algo que no va a ser necesariamente del agrado de mucha gente, la certeza eres tú, la única garantía que tienes, en vez de buscar la certidumbre (afuera), eres tú”.

A medida que se va teniendo claridad mental en una idea o un proyecto, los resultados se irán dando y empezará un proceso de validación.

“Cuando hablas con una persona que tiene 25, 27 años, su probabilidad de generar dinero está más clara que una persona de mi generación, que haya nacido hace 40, 50 años, es decir, la posibilidad de ganar más dedicando menos tiempo es ya una narrativa generacional y, por ende, naturalmente te vas enfocando y te vas moviendo en torno a eso”.

“Cuando la generación de los baby boomers se expone a este tipo de pensamiento tiene la idea de que esta gente no quiere trabajar o que quiere ganárselo todo sin hacer nada, cuando en realidad el tema no es tanto qué hacen, sino desde dónde lo hacen”.

La experta reflexiona sobre cómo muchos baby boomers sentían que tenían que trabajar en algo que no querían para ganar dinero, lo cual contrasta con el esquema de pensamiento de los millenials y los centennials:

Hago lo que me gusta porque gano dinero haciéndolo. A partir de allí monto un modelo de negocio que sirva a la sociedad, pero que fundamentalmente parte de mí”.

Un enfoque complementario

El sistema financiero tradicional se ha basado en un esquema normativo: en cómo deberían ser las cosas y no en cómo son, señala Quintero.

Una muñeca vestida de graduada y una calculadora
Algunas personas se paralizan frente a decisiones financieras porque piensan que como “no estudiaron en la universidad, eso las hace sentir menos inteligentes”, cuando la inteligencia “en realidad es la capacidad de aprender de lo que sucede, ajustarte y mejorar”, reflexiona Joselyn Quintero.

Las neurofinanzas presentan un enfoque complementario:

“En vez de decirle a una persona qué debe hacer, empiezo a entender qué está haciendo” y, de esa manera, se crea un plan de acción que “se parezca más a ese individuo -que incluya sus aspiraciones, deseos- y no que lo encuadre en una fórmula preestablecida”.

Y en ese contexto, hay varios factores que explican por qué hay personas a las que les cuesta más tomar buenas decisiones financieras.

Algunos se “paralizan” porque están superpreparados y otros porque piensan, por ejemplo, que como “no estudiaron en la universidad, eso los hace sentir menos inteligentes”, cuando la inteligencia “en realidad es la capacidad de aprender de lo que sucede, ajustarte y mejorar”.

La “parálisis por análisis”, explica, la suelen experimentar personas muy analíticas: “Me falta el último informe, la gráfica más reciente, la última actualización. Es como si quedaran secuestradas en su mente analítica”.

Y muchas veces cuando sucede eso, la persona se desconecta de lo que es lo más importante para ella y plantea sus metas “en función de las de otros“.

Incluso obteniendo algún tipo de ganancia, puede llegar a no tener mucho sentido porque está anclada en algo externo, no en lo propio, explica.

Mientras en las finanzas tradicionales se busca la maximización de los retornos: “Debo ganar lo más que pueda”, en neurofinanzas se habla de retornos satisfactorios.

En el medio

Quintero, como muchos expertos, consideran que hay que evitar los extremos: ganamos o perdemos y abordarlo como un proceso en el que vamos mejorando nuestras capacidades.

Dos personas pensando
Hay muchos factores que influyen en la forma cómo tomamos las decisiones que tienen que ver con el dinero. No sólo lo personal, sino lo cultural juega un rol.

“Por ejemplo, si me planteo que mis rendimientos este año deberían ser 7% mensual. En un mes puedo llegar a alcanzar 10%, pero en otro 5%. Si eso lo considero una oportunidad de aprendizaje, en vez de un fracaso, la próxima vez que invierta, ahorre o compre, voy con un aprendizaje y no con un fracaso encima”.

Una pregunta, de acuerdo con la experta, es válida: ¿Cómo me siento?

“La experiencia, desde un punto de vista de la neurociencia, es una codificación en el sistema nervioso central que nos permite aprender de nuestras propias reacciones”.

“Si me doy cuenta de que tengo una tendencia a ser más impulsiva ante ciertos escenarios, empiezo a observar ese comportamiento y a identificar cuáles son las variables que lo disparan y así creo una estrategia”.

Unos más que otros

Para la especialista, uno de los aspectos clave para comprender por qué a algunas personas les es más fácil hacer dinero que a otras, es la forma cómo se asume y se maneja la incertidumbre.

Elon Musk
La fortuna de Elon Musk creció 242% en el último año, según Forbes.

“El riesgo es un elemento clave dentro del mundo financiero, pertenece a un área analítica. El riesgo nos permite hacer unos cálculos para maximizar los resultados. La incertidumbre está más conectada con la parte emocional”.

Y en la forma en la que reaccionamos ante ella entran en juego elementos personales, familiares y culturales.

“Hay gente a la que la palabra oportunidad le genera un sentimiento de culpa y aunque existan oportunidades éticas y legales, no se van a mover porque hay elemento cultural que las frena”.

Dos personas en un mismo entorno pueden responder de manera distinta a un mismo hecho:

“Una tiene una narrativa de empoderamiento en la que el riesgo y la incertidumbre son asociados con aventura y se disponen física y biológicamente para adentrarse en ella”.

“Y tienes otra que los vincula con el peligro, como una amenaza, de la que hay que protegerse. Tanto su cuerpo como su bioquímica se preparan para evitarlo y para huir”.

Como toda en la vida, se trata de un equilibrio y aunque no existe una fórmula exacta de cómo hacer dinero -pues cada historia de éxito tiene sus particularidades- un balance entre muchos factores internos y externos es fundamental.

Fuente: BBC News Mundo

CUÁNTO DINERO NECESITAS PARA SENTIRTE RICO


Anuncios

LA IMPORTANCIA DE MANTENER EL BALDE DE GASTOS LO MÁS PEQUEÑO POSIBLE

Ayer Mark nos contaba de su esquema de los baldes dorados para organizar su dinero.

Seguramente recordarás el pozo, el balde de gastos, el de ahorro y el de inversiones.

Hablemos un poco de cómo controlar nuestro balde de gastos nos puede acercar a la riqueza.

Como viste recién en este video de Mark, no importa cuán rico seas, el número en sí no es importante.

Mark se sintió rico cuando en su juventud ganó por primera vez US$ 7 mil sin hacer nada.

Ahora probablemente gane eso por hora.

Pero cuando todavía no era rico, ese monto fue suficiente para que se sintiera rico.

Entonces, quiso pagar su casa.

Cuando tuvo la casa, aparecieron los gastos de la casa.

Después vinieron otros gastos de una vida más lujosa.

¿Qué quiero decir con esto?

Que tener más dinero es importante, por supuesto.

Y en el último encuentro veremos estrategias para aumentar nuestros ingresos.

Pero que el monto que nos haga libres financieramente dependerá de cómo manejemos ese dinero.

Siempre habrá nuevos gastos disponibles a medida que crezca tu patrimonio.

Lo importante es sentirse en la dirección correcta.

Y la dirección correcta para los que todavía no son ricos es mantener el balde de gastos lo más constante posible en la medida que vayamos aumentando nuestros ingresos.

Siempre se puede gastar más y más dinero en la medida que aumenten nuestros ingresos.

Pero esa no es una buena dirección si lo que queremos es hacer crecer nuestra riqueza.

Una enseñanza clave es la siguiente:

El obstáculo más importante hacia la riqueza no es la falta de dinero sino el mal manejo que hacemos de él.

Puedes tener todo el dinero del mundo, pero si no sabes manejarlo, lo vas a perder.

No tengas dudas.

Piensa por ejemplo en las grandes estrellas del deporte o en las personas que se ganan la lotería.

Son multimillonarias y de la noche a la mañana pueden no tener nada.

Sin ir más lejos, según el medio Sports Illustrated, el 60% de los jugadores de la NBA termina en la quiebra apenas cinco años después de haberse retirado.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Y según el Fondo Nacional para la Educación Financiera, el 70% de las personas que gana la lotería pierde todo en siete años.

¿Te imaginas eso?

Gente multimillonaria que queda en bancarrota.

Es entendible, porque el problema principal no es cuánto dinero tenemos sino qué porcentaje de ese dinero lo destinamos al balde de los gastos.

Yo puedo tener un ingreso altísimo, digamos US$ 10 mil por mes, pero da igual si gasto el 90% de ese dinero en mantener una vida lujosa.

Si por algún motivo pierdo ese ingreso constante, terminaré en la ruina y con un montón de gastos altísimos que no voy a poder afrontar.

Hay algo que yo llamo el “laberinto de gastos” y me gustaría que lo evites a toda costa una vez que puedas incrementar tus ingresos mensuales.

Me refiero a que las personas cuando elevan su poder adquisitivo comienzan a ver como necesarias cosas que antes eran de lujo.

Gastan más dinero en consumos innecesarios.

Pasa a todas las escalas…

Puede ser ropa más cara, teléfonos más caros, autos de lujo, joyas, objetos de diseño, restaurantes extravagantes, etc., etc.

A medida que los ingresos aumentan, las personas suelen entrar en un laberinto de gastos del que después no pueden salir.

Estos millonarios de la lotería o las grandes estrellas son el ejemplo perfecto.

Pueden tener todo el dinero del mundo, pero sin la educación financiera necesaria para manejarlo correctamente están destinados al fracaso.

Porque no hay nada, absolutamente nada, que sea más fácil que gastar.

Eso lo sabemos todos.

No importa lo mucho que te haya costado obtenerlo.

Ni cuántas horas hayas tenido que trabajar.

A medida que obtienes más ingresos, instintivamente quieres darte más gustos que antes.

Eso no está mal, pero hay que ser cuidadosos si lo que queremos es alcanzar la libertad financiera.

Por eso, antes de seguir, quiero hacerte una advertencia:

Luego de nuestro último encuentro en el séptimo día de entrenamiento, es muy probable que comiences a incrementar tu nivel adquisitivo.

Anuncios

Porque Mark en persona te brindará técnicas para conseguir nuevas fuentes de ingresos.

Ya en el primer mes podrías ver la diferencia.

Pero eso no servirá de nada si entras en el laberinto de gastos.

Necesitas evitarlo si quieres llegar a la meta de la libertad financiera.

Nosotros nos comprometemos a mostrarte las herramientas para que incrementes tus ingresos.

Tú tienes que comprometerte a mantener tu balde de gastos lo más pequeño posible. 

El desafío es aprender a multiplicar tu dinero para así tener el nivel de vida que deseas lo antes posible.

Te aseguro que hoy puedes tener muy poco dinero, pero si lo manejas correctamente se multiplicará y, gradualmente, llegarás al éxito económico.

Un paso fundamental para lograrlo es mantener relativamente estables tus gastos.

Eso es todo por hoy.

que es El gasto?


Cuando hablamos del gasto, nos referimos a una salida de dinero que no es recuperable, que disminuye el beneficio o aumenta la pérdida, por tal razón es que debemos de tomar la decisión de llevarlo a un destino apropiado, al igual que debemos de clasificarlo en diferentes categorías para darle una mejor optimización.

Para darle un buen uso a nuestro dinero es recomendable elaborar un presupuesto donde este será direccionado y priorizado con eficacia hacia su destino, o sea que identificaríamos exactamente a donde va nuestro dinero y obtendríamos un mejor control

Cabe destacar, que es de gran importancia clasificar nuestros gastos por orden de prioridades, dentro de las cuales tenemos, los gastos de vivienda, suministros, alimentos, bebidas no alcohólicas y transporte. Se podría decir, que estos gastos son de mayor prioridad para las familias.

Clasificando los gastos podremos entonces deducir cuáles son sus niveles de prioridad: Imprescindibles, Prescindibles, Extraordinarios, y los Imprevistos.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Los gastos imprescindibles son aquellos que debemos afrontar necesariamente, como la vivienda y la alimentación.

Los gastos prescindibles son aquellos que podemos evitar o reducir y van asociados a los deseos y necesidades puntuales. Por ejemplo: La suscripción de un servicio que se usa poco.

Los gastos extraordinarios son aquellos que no suelen repetirse todos los meses como por ejemplo el seguro del vehículo.

Los gastos imprevistos son aquellos que nos toman de sorpresa porque no teníamos una previsión de que pudiera suceder. Como por ejemplo que se dañe el cargador de su laptop.

Debemos de tener claro, que para llevar una vida organizada, es necesario tener presente que necesitamos organizar nuestros gastos por prioridades para que así podamos identificar de manera eficaz cualquier tipo de fuga de dinero y así optar por las mejores decisiones para contrarrestarlo.

¿Te gustaría contar con dinero para viajar por EE.UU.?


Un grupo de empresarios de la industria del turismo y restaurantes de Estados Unidos solicitó al gobierno que apruebe “Explore America”, un crédito fiscal para para viajar por el país.

https://cnnespanol.cnn.com/video/viajar-estados-unidos-turismo-restaurantes-dinero-cnne/

TU PLAN PARA EL DIA DESPUES, EPISODIO 2.


Cuidado con las Inversiones toxicas.

https://serieonlinekiyosaki.america.inversorglobal.com/episodio02.php#imagen

Gobernador del BC: “Quienes están ahorrando en dólares por la crisis, pueden perder su dinero”9


Señalan depreciación del peso dominicano ha sido de 9% durante la pandemia del COVID-19

El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, advirtió a aquellos agentes económicos que, por la alta incertidumbre coyuntural, han querido hacer una apuesta arriesgada contra el peso dominicano, dolarizando sus ahorros y duplicando sus compras de divisas, que pueden perder su dinero una vez se haya retornado a la normalidad y encontrarse con un resultado contrario al que esperaban.

Valdez Albizu destacó que la depreciación del peso dominicano en lo que va del año es de 9%, muy inferior a la experimentada por las principales monedas de la región latinoamericana como Brasil, Argentina, México y Colombia, así como de las mayores economías emergentes en el mismo periodo.

Cambio del dólar a peso dominicano 

Precisó que la variación del tipo de cambio en esta pandemia se ha mantenido relativamente controlada, encontrándose muy por debajo de lo observado en los grandes episodios de inestabilidad que ha vivido el país, como los ocurridos a principios de la década de los noventa y durante la crisis bancaria de 2003-2004.

“Recordemos que en este último episodio se registró una variación interanual del tipo de cambio de 174.6% en el momento más crítico de la crisis”, dijo el gobernador.

Agregó que no es la primera vez que el país enfrenta presiones cambiarias por choques de carácter transitorio y que se espera que una vez cesen los factores de incertidumbre tanto externos como internos y “se reactiven en un futuro cercano las actividades generadoras de divisas”, las condiciones cambiarias se regularicen, preservándose el largo periodo de estabilidad que hemos logrado desde 2005 hasta la fecha.

Fuente: Listín Diario