UN BILLETE DE USD 10 ME HIZO MÁS RICO QUE TODOS MIS AMIGOS


Anuncios

Hola, soy Mark Ford.

Estoy muy contento de acercar este entrenamiento por primera vez al público latinoamericano.

Comencemos:

Una de las reglas principales de mi Club para Generar Riqueza es asegurarnos de que cada día seas un poco más rico. Parece demasiado simple y realmente lo es.

Sin embargo, gracias a esta regla simple pude empezar mi camino personal hacia la riqueza.

Cuarenta años atrás, tenía un patrimonio neto de cero, un sueldo anual de USD 35.000 y un préstamo universitario para mí y mi mujer que todavía estábamos pagando. Con tres hijos pequeños, nuestros gastos se comían cada centavo de nuestro ingreso después de pagar los impuestos.

Patrimonio:
Se denomina “Patrimonio neto” al monto que resulta de la diferencia entre tus activos (lo que tienes) y tus deudas (lo que debes). Los activos son cosas tales como las acciones, los bonos, el dinero en efectivo o el oro. Las deudas son cosas tales como una hipoteca, deudas con la tarjeta de crédito o préstamos en general. El patrimonio neto se aplica tanto para las personas físicas como para las jurídicas, así mismo aplica como una medida clave de cuánto vale una entidad./p>

Decidí que haría todo lo que fuera necesario para salir del pozo en el que me había metido. Esa decisión me obligó a leer y a pensar sobre cómo generar riqueza día y noche.

Inundé mi cerebro de ideas que se me iban ocurriendo. Era muy estimulante. Tuve fantasías sobre volverme rico de las formas más exorbitantes.

Aun así, muy dentro de mí sabía que esas estrategias complicadas no eran para mí. A la hora de hacer dinero, era extremadamente reacio al riesgo (y todavía lo soy). En la carrera hacia una jubilación multimillonaria, era una tortuga, no una liebre.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/


Entonces, mi primer objetivo para generar riqueza fue pequeño: Me prometí a mí mismo que me volvería rico tan sólo con USD 10 por día.

Saqué un billete de USD 10 de mi billetera y lo miré detenidamente. “Realmente no necesito este billete”, pensé. “Puedo traerme comida de casa mañana en vez de salir a comer afuera”. Sabía que, en algún momento, elevaría la apuesta, pero me pregunté “¿cuánto dinero juntaría, digamos, en cuarenta años simplemente depositando USD 10 por día en una cuenta que me dé una ganancia del 5% al año?”.

Hice la cuenta y estaba feliz con la respuesta: casi medio millón de dólares.

Mi capital invertido total sería de USD 149.650. Los intereses simples alcanzarían un total de USD 156.950 y los compuestos, un total de USD 182.061, o sea USD 488.661.

Es fundamental aprender esta diferencia:
El “interés simple” es un método rápido que permite calcular el interés sobre un préstamo o una inversión. El interés simple se determina multiplicando la tasa de interés por el capital. Por ejemplo, si invierto USD 100 y gano USD 5 en intereses, estoy ganando un interés simple del 5% anual (USD 100 x 5% = USD 5).

El “interés compuesto” incluye reinvertir cualquier interés ganado sobre tu capital inicial. Por ejemplo, digamos que invierto USD 100 el primer año y gano USD 5 en intereses. El segundo año, reinvierto los intereses recibidos. Ahora, en el segundo año, voy a ganar intereses sobre un saldo de USD 105, en vez de los USD 100. El tercer año, voy a ganar intereses sobre un saldo de USD 110,25. Cada año, reinvierto los intereses y mi inversión inicial crece más rápido.

Entonces, me pregunté, “¿y si separo USD 15 por día?”. Así generaría un total de USD 719.604.

Y después me pregunté a mí mismo, “¿qué pasaría si, en vez de ganar el 5% sobre mi dinero, ganara el 8%?”. ¡Acumularía USD 1.620.592!

¡Te imaginas el nivel de excitación que tenía! Entonces, empecé a ahorrar un poco de dinero cada día.

Sin embargo, pronto me di cuenta de que no podía seguir mi regla para volverme rico todos los días de manera constante si invertía ese dinero en acciones. El mercado fluctúa mucho. Un día pueden tener un valor de USD 110.000; y el otro, de USD 108.000.

Las personas que sabían más que yo acerca de inversiones me decían que no me preocupara por estas fluctuaciones de corto plazo. Decían que, si mantenía mi enfoque a largo plazo, podría obtener el 9% o el 10% que el mercado genera con el paso del tiempo. Pero, si bien entendía el principio, no había garantía de que tendría la satisfacción de saber que realmente me estaba volviendo más rico día a día.

Invertí la mitad del dinero que había ahorrado en bonos municipales superseguros, depósitos en plazos fijos e inmuebles para alquilar. Esto redujo drásticamente la volatilidad de mis retornos, pero también, en teoría por lo menos, redujo mi retorno final esperado sobre la inversión (ROI, por sus siglas en inglés). Entonces, compensé el bajo ROI invirtiendo la otra mitad de mi dinero en acciones que podían perfectamente generar un retorno de al menos 10% a largo plazo. Eso me aseguró que estuviera siempre más adelantado en mi cronograma, incluso si los ROI que obtenía de los bonos, de los certificados de depósito y de los inmuebles cayeran.

Anuncios

El ROI de una inversión:
El retorno sobre la inversión (ROI) es una medida que se utiliza para evaluar el desempeño de una inversión. En general, los ROI se expresan como porcentajes o ratios. Para calcular el ROI, hay que dividir el retorno de la inversión por el costo inicial de esta. Entonces, si mi inversión inicial es de USD 1.000 y “genera” USD 50, mi ROI es del 5% (USD 50 / USD 1.000).

Este programa simple y lento a mí me resultó. Desde que hice la promesa de volverme más rico cada día a principios de los años ochenta, nunca experimenté un día siendo más pobre que el día anterior.

Puedes empezar, como lo hice yo, con el objetivo de ahorrar el equivalente a USD 10 por día o menos, lo que puedas está bien.

Una vez que se hace costumbre, te vas a dar cuenta de que quieres aumentar la apuesta. La podrías aumentar a USD 15, como lo hice yo el primer año. Pero, poco tiempo después, tu adicción a las ganancias hará que quieras aumentarla aún más. (Hoy en día, mi objetivo es de USD 10.000 por día, y lo alcanzo casi siempre).

Le expliqué esta estrategia a mucha gente durante años, y muchos de ellos no la tomaron en serio. Tal vez, les parecía que no era lo suficientemente inteligente o, tal vez, sintieron que ya les estaba yendo bien con los esquemas de inversión que estaban aplicando.

Aun así, ninguno de ellos adquirió la riqueza que yo adquirí. Tuvieron algunos aciertos individuales sobre los que me cuentan, o incluso rachas ganadoras cuando el mercado los favorecía. Pero al final, el Sr. Mercado siempre los terminaba venciendo.

Mientras tanto, yo seguía la regla simple de volverme más rico día a día y me fue mejor de lo que esperaba.

Piénsalo…

Hacer esta promesa cambiará tu forma de pensar sobre la generación de riqueza y sobre cómo te sientes acerca de ello. Te va a ayudar a apreciar el milagro del interés compuesto.

Va a hacer que aceptes menos el riesgo y que te sea más fácil entender los beneficios y las desventajas de cada tipo de inversión. Además, te convertirá en un adicto a las ganancias, lo cual es un componente esencial del pensamiento de una persona rica.

Por el momento, simplemente quiero que consideres hacer la promesa de volverte más rico cada día.

Y si te pasa como sé que les sucede a muchas personas en América Latina y no tienes la capacidad de ahorrar…

Mark.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s