AMÉRICA LATINA, SE ENFRENTA A LA PEOR RECESIÓN DE LOS ÚLTIMOS 100 AñOS


LA PANDEMIA DE COVID-19 PROVOCARÁ EN AMÉRICA LATINA LA “PEOR RECESIÓN DE LOS ÚLTIMOS 100 AÑOS”, SEGÚN LAS ESTIMACIONES DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (ONU) DIFUNDIDAS A MEDIADOS DE JULIO.

La proyección estima una caída del crecimiento económico de 9,1%, que tendrá un impacto directo en el alza del desempleo y la pobreza.

La caída en picada del sector turístico, junto a una baja en las exportaciones y la llegada de remesas, están creando serias dificultades que poco a poco se hacen visibles en el presupuesto familiar.

Se espera que el desempleo escale a más del 13% este año, mientras que los trabajadores informales -que viven al día y no tienen ninguna protección social- seguirán levantándose en las mañanas sin saber cómo van a generar recursos para subsistir.

Mientras bajan los ingresos, las deudas se van acumulando en los distintos estratos sociales.

Y aunque la Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, aún no tiene los datos consolidados sobre el alza en los niveles de morosidad de los préstamos comerciales desde que comenzó la pandemia, no es un secreto que se está haciendo cada vez más difícil cumplir con las obligaciones financieras.

“Esta pandemia es un tsunami a las finanzas personales”, le dice a BBC Mundo Bárbara Mainzer, académica de la Universidad Torcuato Di Tella, consultora y economista experta en finanzas y educación financiera.

“Muy pocas familias están preparadas para quedarse sin ingresos”. Por eso, agrega, los gobiernos tuvieron que implementar planes de estímulo fiscal sin precedentes.

El problema es que las medidas de apoyo han permitido amortiguar el shock inicial, pero subterráneamente siguen acumulándose las deudas de las personas y de las empresas.

Fuente: BBC Mundo.