que es El gasto?


Cuando hablamos del gasto, nos referimos a una salida de dinero que no es recuperable, que disminuye el beneficio o aumenta la pérdida, por tal razón es que debemos de tomar la decisión de llevarlo a un destino apropiado, al igual que debemos de clasificarlo en diferentes categorías para darle una mejor optimización.

Para darle un buen uso a nuestro dinero es recomendable elaborar un presupuesto donde este será direccionado y priorizado con eficacia hacia su destino, o sea que identificaríamos exactamente a donde va nuestro dinero y obtendríamos un mejor control

Cabe destacar, que es de gran importancia clasificar nuestros gastos por orden de prioridades, dentro de las cuales tenemos, los gastos de vivienda, suministros, alimentos, bebidas no alcohólicas y transporte. Se podría decir, que estos gastos son de mayor prioridad para las familias.

Clasificando los gastos podremos entonces deducir cuáles son sus niveles de prioridad: Imprescindibles, Prescindibles, Extraordinarios, y los Imprevistos.

Realizate una Evaluación Financiera Personal.

https://webpfc.com/2020/07/13/evaluacion-financiera-personal/

Los gastos imprescindibles son aquellos que debemos afrontar necesariamente, como la vivienda y la alimentación.

Los gastos prescindibles son aquellos que podemos evitar o reducir y van asociados a los deseos y necesidades puntuales. Por ejemplo: La suscripción de un servicio que se usa poco.

Los gastos extraordinarios son aquellos que no suelen repetirse todos los meses como por ejemplo el seguro del vehículo.

Los gastos imprevistos son aquellos que nos toman de sorpresa porque no teníamos una previsión de que pudiera suceder. Como por ejemplo que se dañe el cargador de su laptop.

Debemos de tener claro, que para llevar una vida organizada, es necesario tener presente que necesitamos organizar nuestros gastos por prioridades para que así podamos identificar de manera eficaz cualquier tipo de fuga de dinero y así optar por las mejores decisiones para contrarrestarlo.

Qué países de América Latina están “mejor preparados” para enfrentar el tsunami económico que amenaza a la región en los próximos años


La mayor crisis económica de las últimas décadas en América Latina está en pleno desarrollo, con un desempleo regional que supera el 13% y que en la práctica significa que 41 millones de personas han perdido su trabajo.

Es “un récord histórico, la cifra más alta de desocupación”, desde que hay registros, dijo Vinicios Pinhero, director de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para América Latina y el Caribe a comienzos de julio.

Esto ocurre cuando la región sigue siendo el epicentro de la pandemia de coronavirus y las proyecciones de caída en el crecimiento económico para este año rodean el -9%.

En este duro escenario para la región, ¿qué países de América Latina están “mejor preparados” para enfrentar el tsunami económico que amenaza a la región en los próximos años?

No hay una sola fórmula que defina cuándo un país está en mejor posición que otro para defenderse de la crisis.

Economistas consultados por BBC Mundo plantean que es necesario considerar muchas variables, como por ejemplo, las cifras macroeconómicas de un país, el nivel de deuda, las redes de protección social, el desempleo, la pobreza, la capacidad productiva de las empresas o el nivel de gasto fiscal, entre muchas otras.

Sin duda depende del nivel de ingresos, pero también de cómo estaban antes de que llegara la pandemia, qué tan duro golpeó, cómo ha sido su capacidad de reacción y qué tan expuesto está a los golpes externos.

Y lo que muchos anticipan es que, cuando pase el momento crítico de contagios, habrá más espacio para que -en medio de la crisis económica- aumente la inestabilidad social y política.

Es decir, el tsunami económico, vendría acompañado de otros efectos que marcarán el destino de los países de la región.

¿Quiénes podrían recuperar antes su nivel de crecimiento?

Aunque el crecimiento de la economía es solo una de las variables que muestra la fortaleza de un país para hacer frente a una crisis, es uno de los criterios más utilizados por los economistas para comparar el desempeño de los países.

El centro de estudios The Economist Intelligence Unit (EIU), anticipa que los países que podrían recuperar su nivel de crecimiento previo a la pandemia hacia fines de 2022 son: Colombia, Chile, Perú, Paraguay, Uruguay, República Dominicana, Costa Rica y Panamá.

El resto tendrá que esperar hasta el 2023, 2024 y 2025, incluyendo a las tres economías más grandes de la región: Brasil, México y Argentina.

“Hay algunos factores clave que determinarán la recuperación de los países a largo plazo”, le dice a BBC Mundo Abhijit Surya, economista especializado en América Latina del EIU.

Entre ellos están los fundamentos macroeconómicos de cada país, el endeudamiento de los sectores público y privado, la calidad del entorno interno para hacer negocios y la exposición de los países a los choques externos.

Con esos y otros elementos en mente, el equipo hizo una estimación de cuánto puede demorar la recuperación económica, en términos de crecimiento del PIB, como lo muestra el siguiente gráfico.

América Latina

Recuperación PIBPaís
2022Colombia
2022Chile
2022Peru
2022Paraguay
2022Uruguay
2022Dom Rep
2022Costa Rica
2022Panama
2023Brazil
2023Bolivia
2023El Salvador
2024Argentina
2024Ecuador
2025Mexico
2028Venezuela

Fuente: The Economist Intelligence Unit

Surya advierte que, como la situación está en constante evolución, pueden presentarse nuevos obstáculos.

El riesgo de contratiempos es alto dado que el brote de coronavirus no está bajo control en la mayor parte de la región”.

Por países, explica, hay ciertos casos paradigmáticos como el de Perú, cuya economía caería bruscamente este año, pero volverá a sus niveles previos a la pandemia en 2022.

“Esto refleja sus sólidos fundamentos macroeconómicos y su amplio espacio fiscal“, explica el analista.

Por el contrario, Brasil sufrirá una contracción menos fuerte este año, dice, pero tendrá que esperar hasta 2023 para recuperar sus niveles precrisis.

Como puntos débiles en la región, Surya menciona la extrema dependencia de las exportaciones de materias primas, la “gran economía informal”, redes de seguridad social relativamente débiles y sobreendeudamiento fiscal.

¿Quiénes tienen las mejores municiones para enfrentar la batalla?

“Es muy difícil la pregunta que me estás haciendo”, dice Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en diálogo con BBC Mundo.

“No se puede hacer un ranking porque algunos países están más avanzados en algunas cosas y más atrasados en otras”.

El economista sugiere algunos criterios que pueden ayudar a evaluar qué países están mejor preparados que otros: capacidad fiscal, protección social y actividad productiva.

“Los países que tienen una espalda fiscal más grande, por supuesto que tienen más capacidad de expandir el gasto para proteger a la población”, explica Titelman.

Mayor espalda fiscal

Esa capacidad fiscal depende de cómo era la situación fiscal antes de entrar a la pandemia, su capacidad de emitir más deuda, y la capacidad que tiene para que el sistema financiero internacional le de acceso a recursos.

“Al menos 10 países de la región han emitido deuda a través de la colocación de bonos en los mercados internacionales”, algo positivo que le ha permitido a los gobiernos contar con recursos para mitigar los efectos de la emergencia.

Mejores sistemas de protección social

Desde esta perspectiva, aquellos países con mejores sistemas de protección social también están mejor preparados para enfrentar el tsunami económico.

Esto es fundamental, dice Titelman, porque al principio un país recupera su crecimiento económico, pero toma mucho más tiempo recuperar los indicadores sociales como la pobreza y el desempleo.

Mejor capacidad de proteger el tejido productivo

En la región la mayor parte del empleo proviene de las pequeñas y medianas empresas. Si los gobiernos no tienen la capacidad de apuntalar a estas firmas para evitar el cierre de negocios y el despido de más trabajadores, el país estará en serios aprietos.

Es por eso que un país mejor preparado utiliza los recursos fiscales para apoyar a las familias y a las empresas con el fin de reactivar la actividad económica y destinar los fondos a aquellas áreas donde las necesidades son más apremiantes durante la emergencia, como el gasto en salud.

Fuente: BBC Mundo

Aprueban RD$60,000 millones en préstamos para empresas y hogares afectados por COVID-19


Las Entidades de Intermediación Financiera podrán acceder a estos recursos a una tasa de 3.0% anual y por un plazo de hasta tres años

La Junta Monetaria autorizó la creación de una Facilidad de Liquidez Rápida (FLR) por RD$60,000 millones con el objetivo de que las entidades de intermediación financiera puedan canalizar créditos a las empresas y hogares afectados por la crisis sanitaria y económica del COVID-19.

En un comunicado de prensa del Banco Central se destaca que con esta decisión se busca promover el desarrollo productivo y preservar la generación de empleos, en el marco de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

De este monto, unos RD$40,000 millones se destinarán a préstamos para todos los sectores productivos a tasas no mayores a 8% anual, poniendo especial énfasis en el sector salud y sus necesidades de compras de equipos, insumos, medicinas y material de laboratorio, en el pago de tratamientos médicos y en las mejoras de infraestructura tanto física como de capital humano de los centros médicos.

Asimismo, la nueva disposición de la Autoridad Monetaria y Financiera presta especial atención a las necesidades de financiamiento de sectores claves de la economía como el turismo, las exportaciones, la construcción, la manufactura y la actividad agropecuaria, afectados directamente por el COVID-19.

Una nota de prensa señala que proveerá RD$10,000 millones para ser canalizados a los hogares dominicanos a través de préstamos personales y al consumo. Igualmente, se dispondrán RD$5,000 millones para ser canalizados a las micro, pequeñas y medianas empresas para el refinanciamiento de deuda, así como para la aprobación de nuevas líneas de crédito.

También se dispondrán RD$5,000 millones que serán canalizados por las entidades financieras especializadas  AdopemBanfondesa,  AdemiBanco Agrícola, entre otras instituciones, así como programas especializados de financiamiento al sector Mipymes (Banca Solidaria).

Fuente: Listín diario

Coronavirus en América Latina: los países en que se prevén las mayores caídas económicas este año (y los que serán menos golpeados)


América Latina venía creciendo a paso lento desde mucho antes que la pandemia descendiera sobre la región hacia fines de marzo.

Y la llegada del coronavirus provocó un retroceso de diez años. Es decir, tendremos el mismo nivel de Producto Interno Bruto (PIB) per cápita que en 2010, según cálculo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

“Será una nueva década perdida”, le dice a BBC Mundo Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico del organismo.

Con Latinoamérica convertida en el epicentro mundial de la pandemia, la contracción económica estimada para este año es de 9,1%, un descenso tan insólito que sería casi impensable en un contexto distinto al actual.

Es por eso que muchos analistas hablan de una “economía de guerra” en relación a la magnitud de lo que estamos viviendo.

En este escenario, los países de la región que prevén las caídas más brutales de actividad económica serán Argentina, Brasil y Perú (con la excepción de Venezuela que caería 26% este año, pero que no está incluida en este análisis por la dificultad para conseguir información detallada y confiable de su economía).

Y los que tendrán las caídas menos profundas serán Paraguay, Guatemala y Uruguay.

Aunque los efectos de la pandemia y las cuarentenas son un golpe brutal a las economías, también es cierto que a la caída contribuyen otros factores que ya estaban presentes antes de que el covid-19 se expandiera por la región dejando miles de contagiados y muertos.

Caída del PIB en América Latina

Proyección de Cepal para 2020

PaísPIB
Perú13,0
Argentina10,5
Brasil9,2
Ecuador9,0
México9,0
El Salvador8,6
Nicaragua8,3
Cuba8,0
Chile7,9
Panamá6,5
Honduras6,1
Colombia5,6
Costa Rica5,5
Rep. Dom.5,3
Bolivia5,2
Uruguay5,0
Guatemala4,1
Paraguay2,3

(todos los valores son bajo cero)Fuente: Cepal

Los países con las caídas más profundas

Perú

Salvo la extensa y profunda recesión que por años ha tenido Venezuela, el descenso de Perú supera por lejos al resto de los países latinoamericanos, con una caída estimada de la actividad económica del 13% para 2020.

El virus se expandió por el país en cuestión de días y, pese a los esfuerzos de contención, la curva de contagios se disparó a tal punto que el gobierno puso en marcha la que se convertiría en una de las cuarentenas más largas del mundo, que comenzó el 16 de marzo y se extendió hasta comienzos de julio.

Ese cierre, que permitió salvar vidas, dejó una profunda huella económica que ahora se refleja en la profunda contracción esperada para fin de año. Pero al cierre de actividades también se han sumado los golpes externos.

Sus principales socios comerciales, Estados Unidos y China, bajaron su demanda de productos del país andino. De hecho, solo en mayo las exportaciones peruanas bajaron 46%, especialmente los productos mineros como cobre y oro

Argentina

El caso de Argentina es bastante singular porque antes de la pandemia ya estaba en serios problemas, en medio de una gigantesca crisis de deuda pública.

El país arrastraba crecimiento negativo desde el año pasado y cuando el virus traspasó sus fronteras, el gobierno impuso confinamientos obligatorios con el fin de prevenir una explosión de contagios y muertes.

Las cosas estaban mal y la pandemia las empeoró.

Al igual que ha ocurrido en otros países, a los problemas internos se sumó la caída en la demanda exterior y la incertidumbre por la evolución de las negociaciones para reestructurar su deuda.

A fines de mayo y por novena vez en su historia, Argentina entró en default (cesación de pagos), agregando un ingrediente extra a los problemas estructurales que aún no le han permitido ponerse de pie.

Brasil

La pandemia no encontró bien parado a Brasil. Aunque está lejos de una crisis como la de Argentina, el año pasado tuvo un bajo nivel de crecimiento de solo 1,1%.

Y el primer trimestre de este año, cuando aún el virus no golpeaba con fuerza al país, ya estaba en una curva descendente.

Desde el sector externo, los grandes mercados como Estados Unidos, China y Europa también bajaron su demanda de productos brasileños.

Y, en el mercado regional, las exportaciones de manufactura brasileña dentro de Latinoamérica, dirigidas a países como Argentina, Chile o México, descendieron con fuerza.

Las dificultades se reflejaron en una paralización de industrias importantes como la automotriz, además del comercio y los servicios, lo cual influyó directamente en la contracción económica del país.

Los países con las menores caídas de su actividad económica

Paraguay

En los dos primeros del año, Paraguay tuvo un crecimiento bastante alto debido a la cosecha de la soja, un producto que tiene un peso importante en su economía.

Es por eso que la llegada de la pandemia encontró al país en una relativa buena posición.

A eso se suma que Paraguay ha logrado un mayor control de la pandemia que otros países y eso le permitió comenzar a flexibilizar el confinamiento a partir de mayo.

Ahora están en una etapa de regreso gradual a las actividades, con mayor apertura de la actividad económica y con la pandemia, al menos hasta ahora, bajo control.

Guatemala

Según las proyecciones de la CEPAL, Guatemala caerá menos que el promedio de Centroamérica y mucho menos que el de América Latina.

Eso se explica porque la agricultura tiene un fuerte impacto en la economía del país y, durante esta crisis, ha sido uno de los sectores menos afectados, en comparación con otros como el turismo.

Pese a que la economía global está pasando por una dura contracción, las exportaciones agrícolas importantes en Guatemala, como el azúcar y el cardamomo, han seguido creciendo.

Y ese es el factor clave que le ha ayudado al país a paliar los efectos negativos de la crisis.

Uruguay

Uruguay, al igual que Paraguay, verá una contracción en su economía de un nivel mucho menos profundo que los otros países latinoamericanos.

Este país logró controlar la pandemia y fue capaz de iniciar una reapertura económica en junio que permitió el regreso de los estudiantes a las escuelas y una normalización paulatina de las actividades.

A nivel latinoamericano, la brutal caída de la actividad económica, explica Titelman, refleja que la crisis global ha sido mucho más fuerte de lo que se esperaba hace unos meses y que las medidas de confinamiento tuvieron que extenderse por más tiempo, ya que Latinoamérica se convirtió en el centro de la pandemia.

“La región va a tener la peor contracción de los últimos 100 años”, apunta, con gigantescos aumentos de desempleo, pobreza y desigualdad de ingresos.

Hacia el futuro, el economista espera “una recuperación lenta para América Latina”, que puede tomar varios años.

El crecimiento y los niveles de inversión podrían recuperarse hacia fines de 2022, pero “si miramos la historia, la recuperación de la pobreza será mucho más lenta”.

Con la idea de echar a andar los motores lo antes posible, existen presiones en la región para que los países reabran sus economías, explica Titelman

Pero advierte que “hay que tener mucho cuidado con las reaperturas” para que no vuelvan a dispararse los contagios.

Un término apresurado de los confinamientos puede ser más costoso -económicamente hablando- que mantenerlos hasta que el brote esté controlado.

Hay que abrir por fases, dice, y los gobiernos tienen que generar protocolos para que cuando regrese la actividad económica, las cosas no se salgan de control.

Fuente: BBC Mundo

¿Cómo mejorar la economía personal en un año?


La crisis económica generada por el coronavirus nos recuerda que los momentos difíciles llegan de manera inesperada. Xavier Serbia te da 4 claves que puedes aplicar para mejorar tus finanzas en tan solo un año.

https://cnnespanol.cnn.com/video/como-mejorar-economia-personal-en-un-ano-finanzas-personales-consejos-pkg-cnn-dinero/

Los 3 pilares del “capitalismo sabio” de las empresas japonesas (y cómo contrasta con el “capitalismo de Wall Street”)


Hirotaka Takeuchi, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, ha estudiado por años las políticas de innovación de las empresas japonesas y la manera en que reaccionan en momentos de crisis.

Lo ha hecho principalmente centrado en los desastres naturales, dado que Japón está constantemente expuesto a terremotos, tsunamis, tifones y erupciones volcánicas de gran magnitud con altos niveles de mortalidad y con profundas consecuencias económicas.

El país también ha enfrentado crisis económicas como la llamada “Década Perdida” de los años 90, la Gran Recesión de 2008 o los efectos que produce en la actualidad la pandemia de covid-19.

La pregunta clave es cómo las empresas japonesas sobreviven a esos desafíos y qué lecciones puede sacar Occidente de esa experiencia.

“Las empresas japonesas practican el capitalismo sabio y no el capitalismo de Wall Street”, dice Takeuchi. En pocas palabras, explica, invierten en la comunidad y no se enfocan exclusivamente en generar ganancias.

En diálogo con BBC Mundo, y en un tono más filosófico que financiero, Takeuchi argumenta que el desarrollo de las compañías suele enfocarse en tres aspectos fuertemente arraigados en la cultura.

1. Longevidad

El país asiático se destaca por su longevidad corporativa: 40% de las empresas que han existido por más de 300 años en el mundo están en Japón, afirma Takeuchi.

“Hay empresas que se quedan estancadas en el corto plazo y desarrollan planes estratégicos a cinco años, mientras que muchas compañías japonesas piensan en los próximos 100 o 200 años“.

El investigador utiliza el concepto de “crear el futuro” (make the future, en inglés), en el sentido de mirar hacia un horizonte de largo plazo y construir un camino sostenible.

Un ejemplo de este enfoque es la firma de dulces Toraya Confectionery, fundada en el siglo XVI y que ha permanecido en las manos de la misma familia por 17 generaciones, o la farmacéutica Takeda, fundada en 1781.

Las otras firmas japonesas más conocidas en Occidente como Toyota, Canon, Komatsu, Suzuki, Panasonic o Toshiba son mucho más nuevas y llevan alrededor de 100 años en funcionamiento.

Independientemente del momento de su fundación, Takeuchi argumenta que la visión de futuro es una de las características del desarrollo corporativo japonés que marca una clara diferencias con los planes de desarrollo que suelen hacer las empresas de Occidente.

2. Liderazgo

Otro punto clave del éxito de las las empresas japonesas es el buen liderazgo corporativo.

Eso significa que no se guían por métricas externas a la hora de medir sus logros, explica Takeuchi, sino que prefieren “una perspectiva de crecimiento que nace en el interior de la firma” y se despliega hacia afuera; una estrategia inside out, en inglés.

Seguir ese camino implica que ante situaciones de emergencia o catástrofe, la firma está dispuesta a seguir la intuición del líder de la corporación.

“En Japón, el origen de la estrategia está más bien basada en el sueño del fundador o del director ejecutivo”, explica el académico.

“Su origen no está en el análisis de datos. Para nosotros es importante escuchar al líderA esto le llamamosconocimiento tácito. Es un enfoque centrado en el ser humano, en sus creencias”.

Esta intuición es particularmente útil, señala el experto, cuando se requieren respuestas rápidas ante circunstancias adversas, llevando a la práctica “el valor del bien común”.

Cuando ocurre un desastre, “un elemento clave para el éxito de una empresa es su agilidad”, dice, citando como ejemplo la reacción que tuvieron empresas como Lawson, Yacult, Yamato o Uniqlo tras el terrible terremoto de 2011, guiadas por una fuerte determinación de sus líderes.

“Lo primero que pensaron fue cómo ayudar a los empleados y a los clientes afectados, no en las ganancias”.

Pero en cuestiones de liderazgo, desde el punto de vista occidental, varias compañías japonesas son criticadas por tener una estructura de mando demasiado vertical, donde los empleados son temerosos de disentir.

Al respecto Takeuchi dice que es muy difícil generalizar. “Hay ejemplos como Toyota, donde confrontar a tu jefe es aceptable”, apunta.

3. Empatía

“Muchas empresas japonesas se ponen en los zapatos del otro”, afirma el académico. “La empatía es parte de la tradición de nuestro país porque somos golpeados constantemente por desastres naturales”.

Takeuchi cuenta que las madres en Japón les enseñan a los hijos la empatía desde que son pequeños.

“Por eso cuando llega una crisis, somos capaces de ponernos en el lugar de los empleados que están sufriendo”.

“Lo último que quieres hacer es despedir a esos trabajadores afectados por las consecuencias de la crisis”.

Como ejemplo de “empresas sabias” que practican la empatía, el académico menciona algunas como Toyota, Komatsu y Honda, que tienen una buena reputación.

Takeuchi argumenta que cuando se produce un desastre natural, este tipo de empresas tratan de evitar los despidos y la reducción de costos.

Sin embargo, está consciente de que no todas las compañías japonesas han seguido el mismo camino.

“Las empresas japonesas han actuado de manera irresponsable y cometieron errores en el pasado, pero están intentando no volver a cometerlos”, dice en relación a prácticas de abuso laboral y contaminación ambiental.

Además de aquellos casos mencionados por el profesor de Harvard, la Agencia de Servicios de Inmigración del país ha recibido en los últimos años múltiples denuncias por abusos a trabajadores migrantes.

Otro punto oscuro en el mundo laboral japonés es un fenómeno llamado “karoshi”, que se refiere a la muerte por exceso de trabajo.

No en vano el país asiático tiene fama por sus extensas jornadas laborales.

“No son muy populares en Wall Street”

“Muchas empresas japonesas no son muy populares entre la gente de Wall Street, porque no están focalizadas en ser más rentables y en maximizar el valor para los accionistas”, apunta el académico.

Una empresa es un instrumento de la sociedad“, argumenta Takeuchi. “La sociedad te permite que existas en la medida que entregues algún tipo de valor a la comunidad”.

El problema se presenta cuando llegan crisis y el panorama económico se complica.

“La buena noticia es que durante las crisis económicas los accionistas de las empresas japonesas no exigen los mismos beneficios que tenían antes“, dice el investigador.

Y es esa actitud permite que el director ejecutivo tenga una aproximación distinta a los problemas.

“Los accionistas en Japón entienden que hay una crisis y bajan sus expectativas. Eso no pasa en Wall Street”, apunta Takeuchi.

Pero como las fronteras nacionales son cada vez más difusas, las firmas se han internacionalizado y los capitales fluyen de un país a otro. En ese contexto, un creciente número de inversores extranjeros está ingresando a las empresas japonesas.

“Están demandando una mayor rentabilidad para los accionistas, pero aún son una minoría en Japón”, advierte.

“Esa presión está ahí”, pero hay una gran diferencia, advierte Takeuchi.

“Nosotros apreciamos la sabiduría. El conocimiento se vuelve obsoleto, pero la sabiduría pasa de generación en generación“.

Fuente: BBC Mundo

4 claves que dan los expertos para mejorar tus finanzas en 2020


Suele ser un dolor de cabeza. Echarles una mirada a los números de la cuenta bancaria, los ahorros, las deudas… no es algo que la mayoría de la gente disfrute.

Incluso aunque no estés pasando por un mal momento económico, ya solo ordenar las cosas y pensar en la mejor manera de conseguir tus objetivos financieros suele requerir un esfuerzo considerable.

Así que BBC Mundo les preguntó a varios asesores cuál es el mejor camino para mejorar el manejo de tus recursos, y la respuesta parece ser más simple de lo que te podrías imaginar.

Te contamos a qué estrategia se refieren.

1. Automatiza tus finanzas

Los expertos coinciden en que automatizar las finanzas podría ser una buena forma de empezar.

¿Por qué?

Insisten en que tiene un efecto psicológico, ya que cuando los pagos y las transferencias quedan establecidos de manera automática, tu planificación funciona mucho mejor.

De hecho, si te propusiste ahorrar un monto mensual y no lo dejas automatizado en tu cuenta, es muy probable que te olvides o que lo dejes para más adelante, ya que es probable que encuentres necesidades más urgentes.

“Así como todos saben que la clave para tener un buen estado físico es una dieta adecuada y hacer ejercicio, también todos saben que la clave para mejorar las finanzas personales es gastar menos y ahorrar más“, le dice a BBC Mundo David Day, especialista en administración de patrimonio de la empresa de asesorías Gold Metal Waters, con sede en Colorado, Estados Unidos.

Es de sobre conocido, de acuerdo. El tema es cómo ponerlo en práctica.

“La buena noticia es que ahorrar e invertir puede ser más fácil que lograr un buen estado físico porque su implementación se puede automatizar”, apunta.

“Debería ser fácil no gastar el monto de tu salario que no está en tu cuenta corriente” si has automatizado su transferencia hacia otro destino.

Al final del día es como decir: no lo ves, no lo gastas.

2. Gasta menos de lo que ganas

“El mejor consejo financiero que puedo dar es que gastes menos de lo que ganas”, le dice a BBC Mundo Kevin Hegarty, fundador de la empresa Hegarty Advisors, con sede en Nueva York, quien tiene una larga experiencia asesorando empresas y organismos de gobierno, como el Departamento de Defensa de EE.UU.

Para ello, dice, “es fundamental hacer un seguimiento de los gastos”.

Aunque hay muchas aplicaciones para hacer este monitoreo, el experto señala que algunas de ellas pueden tener problemas de seguridad relacionados con otros sitios web.

Por eso recomienda un método al estilo tradicional: escribir diariamente los desembolsos en un cuaderno.

“Algunos estudios han demostrado los beneficios hacer la lista de los gastos”, apunta.

A pesar de que actualmente cada vez se usan menos los bolígrafos, “el solo acto de escribirlo te llevará a gastar menos”. Así, una vez más estamos frente a un efecto psicológico en el manejo del dinero.

El paso siguiente es categorizar aquellos gastos y entender tus hábitos. “Este simple proceso sentará las bases para el éxito financiero”, agrega Hegarty.

3. Usa el “método de la avalancha” o el de la “bola de nieve” para pagar deudas

Entre las estrategias más populares para pagar deudas —especialmente con tarjetas de crédito— están el “método de la avalancha” o el de la “bola de nieve”, le dice a BBC Mundo Greg Mahnken, analista de la industria crediticia de la empresa consultora Credit Card Insider, con sede en Nueva York.

El método de la avalancha consiste en pagar primero la deuda con la tasa de interés más alta (siempre que ya hayas hecho los pagos mínimos del resto).

“Después de pagar el total de esa deuda, te mueves a la segunda deuda con el interés más alto”, explica Mahnken.

Así, evitas cargos que finalmente se comen tu dinero y no te dejan amortizar la deuda.

El método de la bola de nieve funciona a la inversa.

Luego de haber asegurado el pago mínimo de todas tus deudas (igual que en el caso anterior), dedicas tus esfuerzos financieros a pagar primero la deuda más pequeña.

Tras pagar la totalidad de la deuda más pequeña, luego diriges tus ingresos a pagar la segunda deuda más pequeña.

“Este método no te permite ahorrar dinero en el largo plazo, porque no elimina primero tu deuda más costosa, la que tiene los intereses más altos”, apunta.

“Sin embargo, puede ser muy estimulante ver un balance de deuda en cero“.

Por otro lado, te permite reducir el número cuentas o tarjetas de crédito con deuda, lo que facilita su seguimiento en la medida que las vas pagando.

4. Invierte el dinero improductivo

Si no estás en apuros financieros y ya has pagado tus deudas, es recomendable tener un “colchón de ahorro” —que sea equivalente a tus ingresos de tres o seis meses— en una cuenta de ahorros que entregue un retorno de al menos 1,5%-2% de interés.

“Esto es para ayudarte a tener un aterrizaje suave en caso de que se produzca una emergencia financiera“, le dice a BBC Mundo Sarah Behr, planificadora financiera de la firma Simplify Financial, ubicada en California.

Cuando tienes asegurado este fondo para cubrir imprevistos, entonces estás preparado para invertir el “dinero improductivo“, explica.

Ese dinero es aquel que se queda estancado en tu cuenta de ahorro y obtiene un mínimo nivel de interés.

Para invertir en el mercado accionario, Behr propone hacerlo en algún índice bursátil amplio; es decir, que incluya a varias compañías.

Y si la opción es contratar a una empresa que gestiona el patrimonio de las personas, hay que tener cuidado con que el costo de la asesoría no resulte mayor que las potenciales ganancias, advierte.

“Los honorarios de gestión y los gastos ocultos pueden erosionar los rendimientos de tu inversión”.

Fuente: BBC Mundo.

AMÉRICA LATINA, SE ENFRENTA A LA PEOR RECESIÓN DE LOS ÚLTIMOS 100 AñOS


LA PANDEMIA DE COVID-19 PROVOCARÁ EN AMÉRICA LATINA LA “PEOR RECESIÓN DE LOS ÚLTIMOS 100 AÑOS”, SEGÚN LAS ESTIMACIONES DE LA ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS (ONU) DIFUNDIDAS A MEDIADOS DE JULIO.

La proyección estima una caída del crecimiento económico de 9,1%, que tendrá un impacto directo en el alza del desempleo y la pobreza.

La caída en picada del sector turístico, junto a una baja en las exportaciones y la llegada de remesas, están creando serias dificultades que poco a poco se hacen visibles en el presupuesto familiar.

Se espera que el desempleo escale a más del 13% este año, mientras que los trabajadores informales -que viven al día y no tienen ninguna protección social- seguirán levantándose en las mañanas sin saber cómo van a generar recursos para subsistir.

Mientras bajan los ingresos, las deudas se van acumulando en los distintos estratos sociales.

Y aunque la Federación Latinoamericana de Bancos, FELABAN, aún no tiene los datos consolidados sobre el alza en los niveles de morosidad de los préstamos comerciales desde que comenzó la pandemia, no es un secreto que se está haciendo cada vez más difícil cumplir con las obligaciones financieras.

“Esta pandemia es un tsunami a las finanzas personales”, le dice a BBC Mundo Bárbara Mainzer, académica de la Universidad Torcuato Di Tella, consultora y economista experta en finanzas y educación financiera.

“Muy pocas familias están preparadas para quedarse sin ingresos”. Por eso, agrega, los gobiernos tuvieron que implementar planes de estímulo fiscal sin precedentes.

El problema es que las medidas de apoyo han permitido amortiguar el shock inicial, pero subterráneamente siguen acumulándose las deudas de las personas y de las empresas.

Fuente: BBC Mundo.

4 consejos para prestarle dinero a un amigo en tiempos de coronavirus (que te pueden ayudar a evitar una pelea)


“Este es un tema muy delicado”

Mientras la economía cae en picada, las personas tienen que seguir pagando la renta, la hipoteca, el supermercado, los servicios básicos, además de otros compromisos como los gastos de salud y la educación superior.

Si en tiempos prepandémicos siempre fue bastante habitual que un familiar o un amigo te pidiera dinero prestado frente a circunstancias adversas, en estos tiempos de coronavirus, es mucho más probable que te ocurra.

Y es difícil decir que no, si te encuentras en una mejor situación que la del que te está pidiendo ayuda financiera.

“No tenemos los datos, pero yo estimo que han aumentado las solicitudes de préstamo a las personas más cercanas”, dice Mainzer.

“Este es un tema muy delicado”, dice, porque la mora de créditos personales con las instituciones financieras es bastante alta.

En Uruguay, por ejemplo, supera el 20%. “Imagino que cuando le pides a un amigo, esa tasa de mora puede ser mucho mayor”, apunta.

En otras partes del mundo existen algunos indicadores para estimar la morosidad en estos créditos entre amigos.

En Estados Unidos, por ejemplo, el 35% de quienes le han prestado a un conocido aseguran que perdieron dinero, según una encuesta hecha por la empresa de asesoría financiera Bankrate en 2019.

Entonces, ¿cómo prestarle dinero a ese familiar o amigo sin arriesgarte a una pelea, dado que la probabilidad de no pago es bastante alta en este contexto de incertidumbre económica?

Estos son cuatro consejos que pueden ayudarte a disminuir las posibilidades de un conflicto y, en definitiva, mantener la relación en buenos términos, según la economista uruguaya Bárbara Mainzer.

1. Para qué es el dinero

El primer paso es preguntar para qué necesita el dinero. Si es una urgencia médica o alguna situación de carácter extremo, hay una mayor justificación para entregarle los fondos.

Sin embargo, no es poco común que algunas personas pidan dinero para gastos que no son de primera necesidad, como podría ser cambiar el auto, por ejemplo.

Luego está el caso de personas que simplemente no quieren bajar su nivel de gasto para no afectar su estatus. En este contexto, es más fácil decir simplemente que no.

Y lo último es poner atención al tema de las adicciones. Hay compradores compulsivos, adictos al juego o a determinadas sustancias, que se ven constantemente en situaciones de crisis y que recurren una y otra vez a los amigos para salir del apuro.

2. Prestar una cantidad que estés dispuesto a perder

Si es un monto pequeño, las probabilidades de que afecte la relación en caso de no pago son bajas. Y en último caso, lo puedes asumir como una especie de regalo a una persona en un mal momento de su vida.

Pero si es un monto considerable (en relación a tu nivel de ingresos), entonces se trata de algo más complejo. Aquí el punto es hacerte la pregunta, ¿qué pasaría si no me lo puede devolver?.

¿Puedo asumir esa pérdida?, ¿pondrá en riesgo mis propias finanzas?, ¿le puedo ofrecer una parte de lo que me está pidiendo?

Como parámetro, se recomienda prestar una cantidad que estás dispuesto a perder, sin que eso afecte tus finanzas. Porque ayudar a alguien para luego verte en medio de un lío, es la receta perfecta para el fin de esa relación.

3. Poner el acuerdo por escrito

Este es el consejo más práctico. Los acuerdos de palabra -de todo tipo- suelen ser una fuente de conflictos por la propia complejidad de las relaciones humanas y la manera en que nos comunicamos.

¿Cuántas veces has estado en una situación en que la otra persona entendió algo y tú entendiste otra cosa y ambos están seguros de estar en lo cierto?.

Peor aún cuando estamos hablando de dinero. Entonces, la clave está en poner el acuerdo por escrito en un papel simple y que cada uno se quede con una copia.

De esa manera, evitas las interpretaciones confusas o los malentendidos. Lo que está escrito en el papel, son los términos del acuerdo.

Ahora bien, estamos hablando de un papel simple, no de un documento legal, aunque también puedes averiguar cómo se podría formalizar ese compromiso de acuerdo a las leyes locales.

Con todo, hay países donde un papel simple puede servir como medio de prueba en un juicio, pero cuando se trata de préstamos a amigos o familiares, muy pocas veces las cosas terminan en tribunales.

“Hacer un juicio para que te devuelvan poca plata es totalmente antieconómico“, apunta Mainzer.

Eso porque la judicialización del conflicto suele resultar extremadamente costosa y puedes terminar perdiendo una parte importante de lo que está tratando de recuperar.

4. Hacer un plan de pago

Mainzer dice que es importante acordar la modalidad de pago y establecer plazos.

También se puede prestar una parte del dinero solicitado y, si la persona demuestra que tiene la capacidad de cumplir con su compromiso financiero, entonces prestarle el resto del monto.

Entonces en el acuerdo por escrito debería ir la cantidad, los plazos y algún tipo de interés aplicado sobre el monto, en caso de que hayan llegado a esa conclusión.

Si el período de pago es breve, como podrían ser unos meses, entonces es probable que no se requiera el cobro de ningún interés, si se trata de ayudar a un amigo.

Pero si el monto es grande y la devolución puede tomar más de un año, entonces ese tema podría también formar parte del acuerdo.

Pese a todas las precauciones que puedas tomar cuando te piden dinero prestado, no deja de ser un terreno pantanoso que tiene un doble riesgo: perder tus fondos y perder un amigo.

Sin embargo, algunas de estas recomendaciones pueden ayudarte a mitigar el impacto.

Fuente: BBC Mundo.

ENCUESTA SEMANAL: TE HAS REALIZADO UNA EVALUACIÓN FINANCIERA PERSONAL?


Resultados encuesta anterior.